9 Momentos Game of Thrones que nos dejaron con alto impakto

Hoy es el estreno de la séptima temporada de Game Of Thrones, y en Plan9 queremos amenizar la espera haciendo un pequeño homenaje a la serie regalona de -casi- todos.

Así que aquí te dejamos nueve momentos terribles, inesperados y que nos dejaron con colon irritable o, en su defecto, con sendas úlceras. Leggo!

La muerte de Ned Stark

Uno de los preferidos. El patriarca de los Stark fue el protagonista de la primera temporada de la serie. Cuando las truculencias de los Lannister y los comensales del reino hicieron de la suyas, nos dimos cuenta que George R.R. Martinno iba a tener ningún tipo de respeto por los buenos de adentro.

Muchos aún lloramos al bonachón Ned y muchos -en serio muchos- dejaron de ver la serie después de su muy injusta muerte.

La Boda Roja

Saltamos de la silla, nos levantamos de la cama y tiramos al suelo los copetes. En lo que iba de serie, no había existido escena más terrible ni acto con mayores consecuencias. Walder Frey y la que lo parió.

Definitivamente se adjudicó una de las matanzas más detestables de la franquicia.

“Dracarys”

En seis temporadas vimos como nuestra dulce y tierna Danny se transformó en la Khaleesi de tomo y lomo que es ahora.

Una reina por donde se le mire.

Tomando buenas decisiones, teniendo sangre fría con los injustos y adjudicándose a un ejército agilado de inmaculados que le rinde pleitesía y escuda en cualquier circunstancia, Daenerys Targaryen resumió todo lo seca que es en solo una escena: ésta.

La Víbora Roja v/s La Montaña

Si existió un personaje querido durante la cuarta temporada de Game of Thrones, fue Oberyn Martell.

Su personalidad sarcástica, vivaz y su abierta mentalidad con respecto a la sexualidad, lo convirtieron en uno de los favoritos de la serie.

Con todas las intenciones de vengar la muerte de su hermana, se dirigió a King’s Landing para encontrar culpables. Pero bueno, finalmente se fue a un juicio por combate y las cosas no salieron nada bien. La Víbora Roja fue el protagonista de una de las muertes más iconicas de GOT. Aguante.

Jon Snow v/s el Caminante Blanco

Tremenda escena. Ahí nos dimos cuenta de todo lo choro que es Jon Snow y de lo seco que puede llegar a ser en batalla, sobre todo si la batalla no es contra personas, sino contra algo más terrible: los caminantes blancos.

¿Quiénes son los caminantes blancos? Básicamente unos hueones helados, muertos y casi inmortales. Y, bueno, Jon mató épicamente a uno de los líderes.

La Guerra de los bastardos

Todo este episodio fue una puta obra maestra. Así de simple. Una batalla épica que dejó muchos caídos y la muerte de uno de los malos más malos, enfermos y odiados de los siete años que llevamos de serie: Ramsay Snow (PORQUE STARK NUNCA CTM).

La muerte de Jon Snow

Antes de que todas las teorías que revivían a Jon Snow se hicieran populares, la muerte del bastardo favorito de los niños fue un hecho. Fue un episodio que nos dejó en la kk porque no encontraron nada mejor que terminar la quinta temporada así, matando al favorito de la vida, al que había sobrevivido a cinco temporadas desafiando las adversidades.

Si me preguntan, un despropósito absoluto, menos mal y efectivamente revivió mucho más lolein, matando a los traidores y siendo el puto amo absoluto del muro.

La muerte de Joffrey

No todo es tristeza e injusticia en Westeros. Cuando murió Joffrey Baratheon, faltó poco para ir a celebrar a Plaza Italia. Es que qué personaje más detestable.

Bendita aquella que envenenó al feo ese. El resultado igual fue terrible, porque claramente culparon al inocente y vilipendiado Tyrion Lannister.

La venganza de Cersei

Cersei es un personaje que me genera conflicto. Como dice su hermano Tyrion, efectivamente no es tan inteligente como ella cree, pero no podemos restarle mérito si de estrategia de trata. Y no hablemos de tocarle a sus niños porque ahí la reina Cersei se nos descoloca y hace cosas como ésta.

Porque obvio volar un septo con fuego valyrio es lo más cercano a respuesta razonable a cualquier afrenta o amenaza en su contra. Con esta escena empezó el último episodio de la sexta temporada de Game of Thrones y todavía nos tiene acá, con senda tragedia.

PD: Shame.

BONUS: La muerte de Shireen Baratheon

Una muerte absolutamente innecesaria y triste y, la verdad, muy inesperada.

Si antes Stannis me caía mal, las perdió todas conmigo cuando decidió quemar viva a su hija por una ideología religiosa. Menos mal esas cosas no pasan en la vida real, OH, WAIT…

Bueno, sabemos que hay cuatro mil trescientos cuarenta y cuatro mil quinientos millones, coma cinco escenas de Game of Thrones que son dignas de destacar, pero ya habrá otro especial para eso. Por ahora, brace yourselves porque, por fin,

WINTER IS HERE.


Originally published at Plan9.