El Futurismo Italiano de Filippo Tommaso Marinetti

La historia de la bohemia y las vanguardias de principios de siglo XX llegan a ser hermosas. Conocemos el cubismo, el impresionismo, el surrealismo y el dadaísmo pero, ¿dónde está el Futurismo Italiano?

Este movimiento surgió en 1909 y concluye en 1916. Su fundador fue Filippo Tommaso Marinetti y nace como una forma de recuperar la hegemonía artística que alguna vez tuvo Italia, pero que de a poco Francia le arrebató.

Para comprender el fenómeno del Futurismo, hay que tener algo muy claro. Su filosofía. Al igual que todas las vanguardias, esperaban superar la anterior y generar algo nuevo, pero el Futurismo dio un paso más allá.

Sus artistas proponían barrer con todo lo viejo, tener claro el futuro y cimentarlo con algo tan sencillo como peligroso: la velocidad.

Manifiesto Futurista

Un manifiesto con frases muy potentes. Compartimos con ustedes las más interesantes:

  1. Queremos cantar el amor a la energía.
  2. Nuestra pintura y arte resalta el movimiento agresivo, el insomnio febril, la carrera, el salto mortal, la bofetada y el puñetazo.
  3. Afirmamos que el esplendor del mundo se ha enriquecido con una belleza nueva: la belleza de la velocidad.
  4. No hay belleza sino en la lucha. Ninguna obra de arte sin carácter agresivo puede ser considerada una obra maestra. La pintura ha de ser concebida como un asalto violento contra las fuerzas desconocidas, para reducirlas a postrarse delante del hombre.
  5. Queremos glorificar la guerra — única higiene del mundo-, el militarismo, el patriotismo, el gesto destructor de los anarquistas, las ideas por las cuales se muere y el desprecio por la mujer.
  6. Queremos destruir y quemar los museos, las bibliotecas, las academias variadas y combatir el moralismo, el feminismo y todas las demás cobardías oportunistas y utilitarias.

¿Qué chucha? El Futurismo Italiano cimentó el fascismo de Benito Mussolini, propone una cosmovisión machista y patriarcal, fomenta la guerra y ser mejor que el resto.

Esta vanguardia artística no solo consideraba la pintura, sino también la poesía, la arquitectura y las esculturas. Los artistas comenzaron a hablar de motores de auto, de cuerpos perfectos, de dinamismo y de trenes veloces.

Si la violencia se ignora, entonces el arte no tiene validez. Esto fue lo que plantearon aquel grupo de italianos, conformado por Umberto Boccioni, Giacomo Balla, Gino Severeni, Carlo Carrá y muchos otros.

Su verdadera influencia

Estéticamente, sería hipócrita no considerar la belleza de su arte. ¿Pero te puede gustar conociendo su manifiesto?

Hay otro tema que también es muy interesante. La influencia del Futurismo Italiano en nuestro estilo de vida globalizado.

Vivimos en la sociedad de la Fórmula 1, de deportistas entrenados desde niños, un mundo aún extremadamente machista, las guerras se utilizan para ganar dinero, las peleas de la calle se graban con el celular y nos golpeamos para entrar a las micros.

Salgan a las calles y comparen cuánto se parece la arquitectura de la ciudad con la del Futurismo. La industrialización, la elasticidad. La represión al más debil.

La xenofobia, la homofobia. La destrucción. Este fue el legado de un grupo de artistas que desarrolló sus ideas en apenas 7 años. Personas que idearon el futuro y que se convirtió en nuestro presente.

Una película que tiene mucho de este movimiento, y lo pone en crisis, es Gattaca de Andrew Niccol.

Gattaca trata sobre Vincent, uno de los últimos niños nacidos de manera natural. Ya que no responde a las necesidades de esta sociedad “futurista”, se encuentra al final de la pirámide.

El contexto, la dirección de arte y la historia en sí, se hace cargo del futurismo italiano, aunque no se casa de él. Al contrario, de manera romántica lo pone en crisis. Una obra maestra.

¿Pero por qué no se habla tanto del Futurismo Italiano? Sencillo, porque los grupos de poder ocultan el poder. Hoy te lo presentamos.


Originally published at Plan9.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Plan9’s story.