No es un adiós, es hasta pronto: George Romero ha muerto a los 77 años

George Romero. Rey de los zombies. El hombre que definió bajo su mirada todo un género, nos ha dejado a los 77 años de edad; luego de una privada y valiente batalla contra el cáncer de pulmón.

Su familia confirma la muerte al diario estadounidense L.A. Times. Romero, nació en Nueva York en 1940.

Durante una primera etapa de su vida se dedicó a trabajar en spot’s publicitarios y cortometrajes hasta que llegada la década del 60 decidió dar el paso y fundar la compañía Image Ten Productions.

De ahí en adelante, se volvió una leyenda. En 1968 estrenaba una pequeña cinta llamada Night of the Living Dead, basada según el mismo (en una entrevista a la BBC) en la historia de Soy Leyenda de Richard Matheson.

Con ella, cambiaríamos nuestra percepción del horror moderno. En Night of The Living Dead, Romero tomaría la idea de una humanidad diezmada por la pandemia y la transformaría en una alegoría que ni siquiera el pretendía levantar:

“Para mí los zombies siempre han sido zombies… cuando hice Night of the Living Dead fue analizada fuera de proporciones, como si representara la mayoría silenciosa que no opinaba en tiempos de Nixon, pero nunca la pensé de esa manera. Mis historias son sobre humanos y la forma en que reaccionan, fallan en su reacción o reacción estúpidamente”.

Ese punto de humanización, se volvería un eje contante en su carrera que ya en The Crazies de 1973 (que también tiene un digno remake) podría vislumbrarse con mayor claridad.

Luego vendría Season of the Witch; y el retorno al género zombie con Dawn of the Dead. En el futuro vendrían otras obras igual de populares como Creepshow o Knightriders.

Romero jamás abandonó el género que amaba, y trabajó con el de forma incansable hasta incluso en 2009, cuando rodó Survival of the Dead.

Si bien, nunca gozó de una maestría constante, Romero es reconocido como una de las influencias modernas del horror. Incluso, llegó a ser el candidato para llevar Resident Evil hasta el cine, pero como sabemos, solo pudimos conformarnos con su cortometraje basado en la segunda iteración de la saga.

Su obra recibió innumerables reversiones. Las más populares quizá incluyendo a la versión moderna de The Crazies, son también y el remake del 90 de Night of the Dead, (supervisado por el mismo) junto a la versión de Zack Snyder de 2004.

Romero nunca abandonó su arista como creador independiente, en los últimos años siguió trabajando en obras financiadas en gran parte por el mismo, para obtener todo el control creativo que necesitara.

La muerte de Romero no es algo inesperado. Sin embargo, con toda la historia tras de el y con toda la magia -horrible magia- que le entregó al mundo, nos queda la agridulce sensación de que jamás se irá del todo.

Siempre que alguien esté viendo Night of The Dead, cada vez que un niño descubra la fascinación por los no muertos, y alguien reflexione sobre nuestra condición humana gracias a su obra, el estará al igual que sus creaciones, entre nosotros. Tras nosotros. Como un no muerto.

Hasta luego Romero.


Originally published at Plan9.