The Shrouded Isle es un juego en donde simulas un culto y sacrificas gente en honor a un dios como Cthulhu

Un mal ancestral amenaza el estilo de vida rústico de una pequeña isla en Nueva Inglaterra.

Cada primavera este ser de naturaleza maligna demanda un sacrificio, un alma pecadora entre las 5 familias que habitan este siniestro lugar .

¿Cuál es la solución más lógica? Armar un culto por supuesto, si todos vamos a morir ¿Por qué no divertirnos en el proceso?

The Shrouded Isle es un juego de estrategia que funciona tomando decisiones como el líder de una pequeña comunidad, gobernada por un culto siniestro a “los viejos dioses”, con sacrificios humanos para variar un poco.

El juego se parece mucho a Darkest Dungeon, pero sin el combate y con muchas más decisiones. Sus desarrolladores, Kitfox Games, apuntaron a un juego indie menos ambicioso, pero con un desarrollo más elaborado, en un principio se nos presentan las 5 familias, las cuales tienen a nuestros candidatos para sacrificar.

Cada candidato es poseedor de una virtud y un vicio, mientras más grave el vicio más querrá la comunidad completa verlo muerto, sacrificar el miembro de una determinada familia provocará su ira y es nuestro trabajo equilibrar el “descontento” de la comunidad en su conjunto, haciendo malabares entre sus necesidades (comer y no morir) y las de los dioses Lovecraftianos (sacrificios, un montón de putos sacrificios)

Y hablando de Lovecraft, el juego tiene influencia directa de Bloodborne, el vástago del horror cósmico más popular en lo que va de esta década, en especial con su estética victoriana y varias referencias directas en nombres, lugares o frases.

Shrouded Isle parte lento, pero agarra un montón de vuelo, en especial cuando ya sacrificaste a todos los viciosos y sólo te queda empezar a matar adolescentes por ser “muy imaginativos” o “coquetos”, es entonces donde tienes que comenzar a sacrificar tu propia integridad para mantener a flote la comunidad.

El juego salió la semana pasada en android y steam, jueguenlo porque es pulento.


Originally published at Plan9.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Plan9’s story.