Podemos Aragón: Desde aquel 24 de mayo de 2015 hasta hoy (Nacho Escartín Lasierra)

El 24 de mayo de 2015 la sociedad aragonesa definió el lugar de Podemos en Las Cortes de Aragón. No salieron los números para liderar un cambio institucional. El PSOE nos superó por poco más de 5.000 votos y alcanzó 18 diputados, frente a los 14 de Podemos, 2 de Cha y 1 de IU.

Cha entró con el PSOE en el Gobierno de Aragón. IU y Podemos decidimos pactar la investidura de Lambán, como la opción “menos mala” para sacar a Rudi y al PP-PAR del ejecutivo aragonés. Pero no entramos en el Gobierno de Aragón. Decisión que considero no contó con el debate necesario y que aún hoy está presente como pregunta frecuente: ¿Por qué Podemos no está en el Gobierno de Aragón?

Hay que recordar que el Observatorio Ciudadano que analizó el cumplimiento del Decálogo de Investidura acordado por PSOE y Podemos suspendió los objetivos firmados y, dejó en entredicho la palabra del PSOE con respecto a los acuerdos que rubrica.

Unos meses más tarde, también aprobamos con nuestros votos la Ley de Presupuestos de 2016 en Aragón. Un año y medio después, constatamos que los cambios profundos que planteábamos no llegan y no parece que vayan a llegar, tal y como está trabajando el PSOE en el ejecutivo aragonés. En el reciente debate sobre el estado de Aragón, hemos reprobado la acción del Gobierno en ámbitos tan importantes como la economía, la hacienda o el desarrollo rural y la sostenibilidad, donde consideramos que las políticas en esta legislatura están siendo continuistas con las del PP-PAR, con muy pocos ejemplos de evolución notoria.

La relación con el PSOE, Cha e IU no está siendo constructiva. Hay continuos “tira y aflojas” y una evidente separación entre quienes gobiernan y quienes estamos en la oposición.

La actitud destructiva del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza (el municipio en el que viven 2 de cada 3 aragoneses) nos influye y hace que las tensiones aumenten. El alineamiento del PSOE con Ciudadanos y el PP en cuestiones tan importantes como las ordenanzas fiscales o los caminos hacia la remunicipalización de servicios públicos, hace aún más difícil establecer una relación normalizada, con acuerdos a medio y largo plazo, y avances conjuntos.

En el Ayuntamiento de Zaragoza, Podemos Aragón no intervenimos ni directa ni indirectamente. Podemos Aragón no cuenta con representantes directos, producto de la tardía e inconsistente participación de Podemos en algunos de los momentos más cruciales de la candidatura municipalista, como fue la elección de la lista en las primarias.

Paradojicamente, la gestión municipal supone un examen continuo de las posibilidades de “los ayuntamientos del cambio”. En Zaragoza, “el Ayuntamiento de Podemos”, tal y como se dice en las calles. Con un PSOE “trol”, que impide poner en marcha acciones políticas municipales que transformen la ciudad, es muy difícil trasmitir a los zaragozanos (y aragoneses) la importancia de estos cambios y la necesidad de una presión popular. Si la aritmética municipal no permite hacer nada más sin los votos del PSOE, planteo una pregunta: ¿Quizás el sitio de Zaragoza en Común sea la oposición, desde donde se puede hacer un trabajo de crítica y aportaciones constructivas a otro gobierno?

En todo caso, la relación entre Zaragoza en Común y Podemos Aragón debe mejorar, ya que es en la gestión donde se examina la capacidad de trabajo y la honestidad que nos caracteriza, junto a la posibilidad de potenciar cambios profundos. Es preciso fomentar una intervención más cotidiana y constante en los grupos de trabajo de Zaragoza en Común, para que fortalezcamos nuestra labor política para una metrópoli mejor.

Mención aparte para algunos medios de comunicación controlados por las familias aristocráticas y los poderes capitalistas, que actúan de azote constante a Zaragoza en Común y a Podemos Aragón, construyendo un relato manipulado para dejarnos mal. La falta de medios de comunicación propios y de alcance, nos deja débiles a nivel comunicativo y no logramos transmitir a los aragoneses, el trabajo honesto y constante que realizamos.

Criticar al Heraldo y a AragónTV es fácil. Pero no nos podemos quedar en eso. Es preciso autocriticar qué y cómo comunicamos. En este sentido, creo que debemos mejorar en las propuestas de soluciones a los problemas y reivindicaciones de los aragoneses (cuestiones que abordaremos en otros Foros) y aprovechar los espacios que nos dan los medios (y también las redes sociales) para difundir estas propuestas, estas alternativas, estas otras políticas públicas y comunitarias que nos hacen distintos y marcan una senda diferente a la trazada por otros partidos.

Ante este panorama, la posición de Podemos Aragón debería ser coherente con los principios que nos unieron y la realidad del presente. De una parte, desalojar a “la casta política” de las instituciones, frenar la corrupción y profundizar en la democracia directa. Y, de otra, defender un modelo económico y social sostenible y que no deje a nadie atrás. Ni uno ni otro objetivo lo estamos alcanzando tal y como pretendíamos.

Así, la posición coherente y que propongo para Podemos Aragón es la de ser mucho más exigentes en los proyectos que aprobamos. Estoy pensando especialmente en 2 herramientas imprescindibles para un necesario reparto de la riqueza y un cambio de modelo: la política tributaria y los presupuestos del Gobierno de Aragón para los años venideros. En el caso de que el rumbo del PSOE no se corrija, ni se marque una senda de cambios profundos que mejoren la vida de los aragoneses y tracen un cambio de modelo económico, expongo otra pregunta: ¿Nuestra labor ha de ser la de oposición crítica y constructiva, de control e impulso al Gobierno de Aragón y sin la obligación ética ni política de nuestros votos favorables?

Expreso las mismas preguntas con otras palabras: ¿Si el borrador de presupuestos de PSOE y Cha para 2017 no marca unas líneas políticas transformadoras, el voto de Podemos Aragón ha de ser No? ¿Si no se elabora una propuesta de fiscalidad progresiva y progresista con la que asegurar la financiación suficiente para pagar las competencias propias del Gobierno de Aragón, nuestro voto sería también No? ¿Si las políticas de PSOE y Cha son continuistas con respecto a anteriores gobiernos y no llegan a las expectativas de Podemos, lo lógico es que busquen aliados en otras fuerzas con propuestas económicas y sociales alejadas de las nuestras (Ciudadanos, PAR, PP)?

El panorama a nivel estatal es terrorífico, ya que nos enfrentamos a un nuevo gobierno del PP con Rajoy al frente, gracias a las posibles abstenciones de diputados del PSOE. Un partido que en Aragón gobierna con la Cha, pero que en Madrid no quiere explorar vías alternativas hacia un Gobierno distinto al del PP. La aritmética parlamentaria daba, no hay excusas que valgan. Un nuevo gobierno del PP en Madrid puede ser muy perjudicial para los aragoneses, dado que conocemos el maltrato que ejercen los ministros populares a los territorios donde no gobierna el PP.

Por último, un comentario acerca de la Presidencia de Las Cortes de Aragón, ostentada hoy por el grupo parlamentario de Podemos Aragón. Otra decisión tomada sin debate alguno ni refrendo de las gentes de Podemos Aragón. Planteo abiertamente la última pregunta: ¿Hasta qué punto beneficia a Podemos Aragón representar esta institución? Tal vez ahora es tarde para echarnos atrás, pero habría que articular un mecanismo de participación directa y de control de la labor que hagamos en ese puesto.

Evidentemente, yo tengo mi opinión y mis respuestas a las anteriores preguntas. Pero las respuestas han de ser colectiva, de todas las gentes de Podemos Aragón.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.