Ahora todo

Te veo ahí, queriendo todo. Queriendo más.

Lo que frena es el miedo de mostrar lo que no queres ver.

De ver lo que realmente podes ser, o lo que ya sos.

De ser lo que sos cuando te metes adentro tuyo.

De enfrentar lo que se venga porque ya te sacaste las capas.

Te sacas todas tus capas.

De dar un giro y otro giro y darte vuelta buscando infinitos nuevos caminos.

Y caminar a todos lados pero sin ese apuro de quien camina solo para llegar.

Entonces caminar para recorrer, para ver, para descubrir y dejar tu huella.

Y descubrirte, al fin dejarte descubrir.

Encontrarte con todas tus partes. Ser vulnerable.

Así sin más, vos frente al mundo. Vos frente a él.

Frente a vos.

No ser de ningún lado y de todos a la vez.

Caer en la cuenta de que de nada sirve estarse quieta.

Que hay muchas cosas para vos.

Sentir ese aire nuevo pegarte en la cara.

Y un día estar rota por dentro,

pero qué lindo resurgir desde ahí,

desde ver lo que importa y lo que ya no.

Desde darte el valor que nunca te das y transformarte cada vez,

partirse en pedazos y reconstruir lo que tiene que quedar,

lo que vale la pena conservar,

lo otro dejarlo allá, bien lejos, donde tiene que estar.

Ya pasó tanto tiempo y este lugar está lleno de personas viviendo vidas ajenas.

¿Que, no sabes lo que podes hacer? ¿No sabes lo que podes ser?

Sí que sabes.

O no. No tenes idea de todo lo que sos.

Solo te falta dar el salto, cruzar el puente.

Sos también el puente.

Y que nunca se termine esta curiosidad.

Detrás del miedo siempre está la libertad.


Si te interesa la poesía en español, podés seguir la comunidad en Medium, publicamos un nuevo poema todos los días de la semana!