BIG FIVE

La personalidad del Líder político

El elector sabe que está eligiendo a una persona para solucionar sus problemas. Y que más allá de esos problemas y de la política hay un ser humano implicado en la toma de decisiones trascendentes. No elige un número ni una idea abstracta. Elige una persona. Elige una psicología, una forma de ser, una modalidad individual de pensar, sentir y actuar. Elige, dato no menor, un determinado tipo de personalidad. Por eso es tan relevante analizar cómo visualiza la personalidad del líder político. El ser humano es muy complejo desde el punto de vista psicológico. Cada persona es única e irrepetible, y cuenta con un conjunto muy amplio de rasgos en su personalidad.

La psicología ha intentado simplificar toda esa gran diversidad de variables y construir modelos con menos cantidad de factores pero que sean representativos del conjunto. Uno de ellos es el modelo conocido como el Big Five.

Justin Trudeau, primer ministro canadiense.

El Big Five

Se trata de un modelo que señala que toda la complejidad psicológica humana puede ser reducida a cinco factores básicos, los cuales capturan las líneas esenciales de la personalidad. Con estos cinco factores, entonces, se puede describir y comprender lo esencial de la personalidad de cualquier ser humano. Según el Big Five, la personalidad está integrada por 5 factores esenciales. Los mismos son los siguientes:

  1. Energía
  2. Afabilidad
  3. Tesón
  4. Estabilidad emocional
  5. Apertura mental

Cada persona se individualiza y se diferencia de las demás por la acción combinada de tres elementos:

  • Las características cualitativas de cada uno de los 5 factores, tal como cada uno se presenta en su personalidad.
  • El peso y la relevancia de cada factor en relación a los demás.
  • La peculiar interrelación entre cada uno de los factores al interior de la personalidad.

Profundizando el Big Five

  1. Energía: Es un factor vinculado a la extraversión, a la fuerza del individuo que se vuelca hacia afuera: entusiasmo, determinación, confianza en el desarrollo de la vida, dinámica, carácter emprendedor, fuerza. Su contracara sería la introversión, el individuo volcado hacia su propio interior.
  2. Afabilidad: Este factor hace referencia a lo amistoso y agradable que puede ser un individuo: cordialidad, simpatía, autenticidad, lealtad, generosidad, altruismo, sinceridad, apoyo a los demás. La hostilidad sería el reverso de la medalla.
  3. Tesón: Es un factor relacionado con las aptitudes cognitivas y de conciencia: constancia, perseverancia, eficiencia, credibilidad, minuciosidad, responsabilidad. Su reverso sería el actuar solo en base a deseos y voluntad.
  4. Estabilidad emocional: Es un factor referido a la salud mental y el equilibrio: optimismo, serenidad, solidez, sensatez, confianza en sí mismo, capacidad para afrontar los efectos negativos de la ansiedad, la irritabilidad, la depresión y la frustración. Los rasgos neuróticos o psicóticos serían su lado oscuro.
  5. Apertura mental: Por último, este factor alude a las modalidades de contacto con la realidad: creatividad, agudeza, ingenio, astucia, claridad, actualización, originalidad, apertura a las nuevas ideas. La contracara de este factor sería el cerrarse a lo nuevo y al cambio.