Haz lo que te dé la gana: haz lo que te gusta

Hoy ya llevo varios tuits a mis espaldas pero de uno me siento especialmente orgulloso. Y es este que va de la experiencia de una madre, Pilar Martínez, que tras tener su primer hijo empezó a agobiarse tanto que se convirtió en emprendedora de éxito:

Tras tuitearlo esta mañana pensé que era una buena historia para hablar de innovación y emprendeduría. Porque cuando te quedas sin trabajo puedes optar por asumirlo para salir de esa situación cuanto antes, o conformarte con la desgracia y esperar a que otros te saquen del agujero. Los primeros tienen madera de emprendedores; los segundos los quiero bien lejos de mí.

Me quedo, por tanto, con personas absolutamente normales del tipo Pilar Martínez, que transformó su maternidad en una máquina honrada de hacer dinero: añadió a su perfil de farmacéutica el de asesora de lactancia y autora Los 5 Pasos para Tener Éxito en tu Lactancia Materna y de Destetar sin Lágrimas. No conozco a Pilar así que no creo que me influya lo que diga ahora aprovechando su admirable caso de reinvención personal.

En las sesiones dirigidas a pre-emprendedores dubitativos, intento remover su inmovilismo animándoles a que se enfoquen en lo que les guste, en algún hobby o afición. Y puestos a elegir, les animo a que apuesten por aquel sueño o ilusión que los vuelva locos. Me sirve de prueba del algodón para detectar talento emprendedor. Una persona que no tiene pasiones ni capacidad de emocionarse con casi nada, no me sirve. En un segundo nivel descarto a quienes tienen un “cierto” entusiasmo pero no tanto como para desvelarse por las noches. Si no cambia, tampoco me sirve.

Así que mi recomendación a quienes necesiten discernir su vocación emprendedora se reduce al título de esta entrada: “haz lo que te dé la gana: haz lo que te gusta”. Emprender en algo que no entusiasme es de masoquistas. Si nos vamos a empeñar (también en el sentido económico del verbo) en algo nuevo, arriesgado y sacrificado, más vale que se trate de algo que nos atraiga tanto que disfrutemos impulsándolo.

Originally published at www.inno.me.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Julio Pérez-Tomé Román’s story.