¿Es Puerto Rico una Nación?

En Facebook Puerto Rico aparece como una “nación”, aunque la descripción de Puerto Rico en su fan page claramente dice que Puerto Rico es un territorio. En el caso de Facebook, es simplemente porque no existe una categoría para territorios.

Pero también encontrará el concepto de que Puerto Rico es una nación en muchos otros lugares:

· NationsOnline.org tiene un “perfil de nación” para Puerto Rico.

· ToPuertoRico.org también tiene un “perfil de nación” para Puerto Rico incluyendo “Nacionalidad: Puertorriqueña” y alega que “Puerto Rico es un estado libre asociado con autogobierno asociado a los Estados Unidos” y que “Aunque Puerto Rico es considerado un territorio de los Estados Unidos, la isla tiene su propio equipo olímpico y compite en el certamen de Miss Universe como una nación independiente”. De hecho, Puerto Rico es un territorio de los Estados Unidos y compite bajo los mismos términos que otros territorios en estas competencias. ToPuertoRico.org reconoce que Puerto Rico es un territorio.

· La NationsEncyclopedia incluye una “visión global de nación” para Puerto Rico, la cual aclara que Puerto Rico “no comparte fronteras con otras naciones”.

· Knowledge@Wharton se refiere a Puerto Rico como una nación en un artículo reciente.

· NationFacts indica que “Puerto Rico es una isla nación”, y utiliza repetidamente el término “nación” al igual que reclama que “está considerado un territorio de los Estados Unidos”.

· El WorldBank enumera a Puerto Rico entre las naciones en su página web.

· La fuente noticiosa del Reino Unido Independent.co.uk puso este titular: “Crisis Financiera de Puerto Rico: Nación al borde del impago de deudas”.

· BusinessInsider ha dicho que el gobernador de Puerto Rico comisionó “un estudio sobre la situación de la nación”, refiriéndose a Puerto Rico.

Y podríamos seguir. Existen miles de referencias hacia Puerto Rico como una nación. Algunas podrían ser por descuido, otras podrían ser por una decisión de incluir a Puerto Rico en una lista de “naciones” por conveniencia o para fomentar el turismo, y otras son meramente por ignorancia o por ilusión.

En un sentido, es una peculiaridad trivial que el verdadero estatus de Puerto Rico sea percibido de manera ambigua. Es irónico y hasta gracioso, como cuando la envoltura de la Barbie Srta. Puerto Rico implicaba que Puerto Rico era una nación. Podemos reírnos del estereotipo étnico distorsionado y ambivalente, pero para las futuras generaciones de puertorriqueños que saludan a la bandera americana en las escuelas, que tienen familiares que combaten y mueren en el servicio militar de los Estados Unidos, existen serios asuntos en cuanto a la confusión de identidad.

Lo que aparenta ser una representación falsa e inofensiva del estatus nacional se reafirma, tanto en la isla como en toda la nación y el mundo, en el mito urbano encarnado en “West Side Story”, en la frase de la canción de la obra musical, “Nadie en América sabe, Puerto Rico está en América”. El impacto máximo sobre la identidad y la calidad de vida para la gente de la isla puede ser cualquier cosa, menos cómica. Al igual que las personas del pequeño puesto militar que también fue organizado al amparo de la ley territorial federal en Guam, Puerto Rico puede participar en certámenes de belleza o en deportes internacionales, creando una ilusión cultural de ser una nación aparte. Pero cuando las concursantes en esos certámenes o los jugadores de baloncesto regresan a casa, están nuevamente limitados en cuanto a sus derechos humanos y oportunidades económicas — por no decir plena dignidad del ser humano — que se pueden garantizar para el futuro únicamente mediante los derechos plenos de igualdad y políticos al amparo de la ley que se obtienen con la estadidad bajo la Constitución de los Estados Unidos de América, o bajo una verdadera nación independiente.

Hablando en serio, muchos de los ejemplos de la confusión en como Puerto Rico es presentado en los medios y hasta en la vida pública local son planeados y perpetuados por el partido político “autonomista” local, que reclama falsamente que Puerto Rico puede tener los beneficios de ambas, la ciudadanía americana y de una nación soberana sin tener que asumir las cargas de ningunas de las dos. Bajo el lema de “estado libre asociado” el partido que se opone a la estadidad y a una verdadera nación soberana llegó al punto de mentirle al gobierno de Japón y alegar que el “estado libre asociado” le concede al territorio poder soberano para negociar un tratado contributivo y comercial. Japón pasó una vergüenza cuando el Departamento de Estado Federal y el Congreso descubrieron el fraude y tuvieron que intervenir e informarle a Japón que lo habían timado mediante engaño.

Por lo tanto, el verdadero problema es que la confusión surge del mito de que Puerto Rico tiene estatus de nación pero la gente no tiene los derechos de una nación. Ese mito evitó que el pueblo ejerciera por décadas los derechos democráticos que sí poseen como territorio de obtener la estadidad o la independencia. El mito de “estado libre asociado” como una combinación de estadidad e independencia fue desacreditado como falso por el Presidente, el Congreso, y más importante aún, por los líderes de los partidos estadista e independentista de Puerto Rico. Ya que una nación independiente significaría la pérdida de la ciudadanía americana, nuestros conciudadanos electores en Puerto Rico rechazaron el status territorial actual y escogieron la estadidad en un referéndum celebrado en 2012. Ahora se puede decidir el verdadero estatus futuro del territorio mediante alternativas reales que tienen que tomar el Congreso y nuestros conciudadanos americanos en el territorio.

¿Acaso nos debe sorprender que haya tantos americanos confundidos con respecto a Puerto Rico? Al creer que Puerto Rico es una nación independiente, no entienden que a los millones de ciudadanos americanos que viven en Puerto Rico actualmente se les niega la igualdad de derechos porque Puerto Rico no es un estado.

El primer paso para apoyar la estadidad para Puerto Rico entre los americanos que viven en el continente es simplemente correr la voz de que Puerto Rico no es una nación independiente. Es un territorio de los Estados Unidos. ¡Comparte ese hecho!