Premeditar: pensar reflexivamente algo antes de ejecutarlo

Este blog se llama premeditaciones. Lo creé en el año 2011 pensando en ir escribiendo mis ideas y reflexiones, de forma similar a cómo escribe Marco Aurelio sus Meditaciones. Es un libro que me marcó por la cantidad de pensamientos que, a pesar de ser escritos hace casi 2000 años, son aplicables a día de hoy. Cambia el contexto, cambia la sociedad, evoluciona la tecnología y la forma de relacionarnos. Pero el contenido sigue siendo válido.

El título puede sonar algo rebuscado, pero quiero mantenerlo. Las meditaciones son reflexiones que hacemos sobre el pasado. Mi objetivo aquí es reflexionar sobre la realidad que me rodea y que eso condicione mi actitud y mi forma de responder en un futuro; me serviría para ejecutar acciones premeditadas.

Por su uso, la premeditación nos parece un término reservado sólo a acciones criminales, es su segunda acepción en la RAE en materia de derecho: “proponerse de caso pensado perpetrar un delito, tomando al efecto previas disposiciones”. No pretendo limpiar el término, la reflexión en cada persona puede llevar a acciones muy diferentes en función de su contexto y educación. Lo que sí creo es que un mundo en el que dedicáramos más tiempo a pensar sobre nuestra actitud y su efecto en nuestro alrededor, eliminaríamos muchos de los problemas derivados de acciones impulsivas y precipitadas.

Además, echo de menos escribir. Hace poco @raquel_noriega me enviaba un libro que encontró de cuentos y poemas que habíamos redactado en el cole. A pesar de que las historias despiertan una sonrisa (véase el capítulo de Pinocha la Gocha, o poemas que riman higo con conmigo) me sorprendió la forma de escribir, usando metáforas para las descripciones, elaborando la historia seguramente imitando las referencias de libros que habíamos leído y nos habían marcado.

Creo que la escritura tiene valor, no solo por reflejar la realidad y contenerla en el tiempo; estaría entonces a la altura de cualquier grabación en vídeo. Cuando uno escribe ordena sus ideas, reflexiona, y añade matices que nunca serían capaces de plasmarse de ninguna otra forma.

El viernes pasado mi hermano y yo iniciamos un viaje hacia Estados Unidos, le acompaño a Cincinnati donde va a estar un mes de prácticas en un hospital para niños. Al inicio pensaba ir relatando mi día a día en este blog, reflexionar sobre la realidad que me voy encontrando. Estoy lejos de cumplirlo, pero el recuerdo de los cuentos que escribían me hicieron pensar en retomar ese ejercicio, la ocasión es perfecta por la cantidad de elementos nuevos con los que me voy a cruzar.

Ésta no pretende ser sólo una herramienta personal, habría otras plataformas mejores: un diario, un cuaderno. Utilizo una página colaborativa porque también espero vuestros comentarios y reflexiones para completar la experiencia. Así que espero que os guste la iniciativa y os animéis a participar. Bienvenidos!

La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella” (Marco Aurelio)

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.