MULTITASKING VS PROCRASTINACIÓN: CÓMO MANTENER LA EFICIENCIA EN EL TRABAJO

9 AM. Llegas a tu trabajo. Prendes tu compu. Mientras se enciende, revisas tu celular a ver si tienes alguna notificación. Cuando la máquina arranca, abres tu bandeja de mails. ¡Uf! Tienes que contestar varios. Comienzas por el primero, pero mientras lo estás redactando te distraes abriendo el Facebook y haciendo un poco de scroll para ver las noticias. ¡Oh, un gif de un gatito gracioso! Lo vas a compartir. ¿En qué estabas? Ah, sí, el mail. Sigues redactando. Te olvidas de un dato crucial para responder ese mail, así que vas al escritorio de tu colega y lo consultas con él. Antes de eso le preguntas cómo ha estado su fin de semana y él te comenta sobre un nuevo bar genial que descubrió con sus amigos. Vuelves a tu escritorio. Continúas redactando el mail, pero antes pasas por Twitter a ver si hay alguna novedad interesante. No, pero qué divertido que es mirar los trending topics del día y retwittear frases que te hacen partir de la risa. Ok, bueno, terminemos de redactar el mail. ¿Pero qué caso tiene seguir escribiendo si todavía no conoces las noticias del día? Abres tu diario online preferido y te vas informando de los últimos sucesos. Qué barbaridad esto, qué genial aquello… ¡Y el mail no se va a escribir solo! Bueno, bueno, cierras la pestaña del diario, del Facebook, del Twitter, y te concentras en terminar de escribirlo. Ya son las 11:30 de la mañana. ¿Cómo ha pasado esto?

¡Procrastinación, Procrastinación, Procrastinación! Es tan frecuente que nos desconcentremos de lo que tenemos que hacer… los estímulos que tenemos son múltiples y es muy difícil evitarlos. Facebook, Twitter, WhatsApp, charlas informales entre colegas, millones de páginas web con data más interesante que cualquier otra cosa que tengas que hacer en tu trabajo… ¿cómo resistirnos ante todo eso?

Llega un momento en el que debemos aprender a hacerlo y poner manos a la obra en todo lo que tenemos que hacer en el día. ¡Nuestro trabajo no se va a hacer solo! Pero al mismo tiempo, esto no tiene que significar que nos desconectemos por completo de las redes sociales e Internet. Para nada. Somos millennials. Somos multitasking por naturaleza. Y pedirnos que dejemos de usar las redes es algo prácticamente imposible. De hecho, cada vez son menos las compañías que no tienen Internet liberado para todos sus colaboradores o que no dejan usar smartphones durante las horas laborales (y las que aún lo hacen son percibidas como algo “tiranas”). La clave está en combinar tramos de trabajo hiper productivos, con mucha concentración, y tramos de distensión para lograr la mayor eficiencia posible. Te dejamos aquí algunos tips, ¡esperamos que te sean de utilidad!

  • Aprende a distinguir lo urgente de lo importante. Setea tus prioridades a diario, deja lo urgente para las primeras horas de la mañana y luego podrás pasar a tus demás tareas (y a tus habituales procrastinaciones). Ponte esto como regla: si es urgente, nada ni nadie debe interponerse entre tú y esa tarea.
  • En reuniones importantes o tareas en las que requieras mucha, pero muchísima concentración, desactiva el WiFi y las redes de tu teléfono y colócalo boca abajo lo más lejos posible de tu puesto de trabajo. La idea es evitar lo máximo posible las distracciones. Si tu tarea puede ser resuelta con un bloc de notas y una lapicera en una sala aislada, hazlo. Si requieres sí o sí de tu computadora, cierra todas las pestañas que puedan llegar a distraerte.
  • Ponte pequeñas recompensas: haz que tus ratos de Procrastinación sean tus “premios”. Por ejemplo, “si termino esta presentación entro a Facebook un rato, pero hasta que no la termine no puedo quitar mi mente de aquí”. Esto te ayudará a mantenerte motivado y concentrado en lo que estás haciendo, y a percibir tus ratos en las redes sociales como un “extra” laboral y no como parte de tu trabajo.
  • ¿Tienes compañeros de trabajo parlanchines que te arrastran en sus charlas y te consumen horas de tu tiempo? Busca alejarte de ellos cuando tengas que concentrarte en una tarea específica. Vete a una salita, usa auriculares o pide prestado algún escritorio vacío que haya por allí, por un rato. También puedes pedirles educadamente que te dejen terminar lo que estás haciendo: “Chicos, estoy muy ocupado ahora con este proyecto, ni bien termine de resolver esta cuestión me cuentan sobre su salida de anoche, ¿sí?”.
  • Desactiva todas las suscripciones a mails promocionales que lleguen a tu casilla de mail. ¿Cuántas veces nos hemos encontrado mirando sitios de e-commerce con ofertas de zapatos al 2x1 que sabemos que no vamos a comprar, pero igual lo hacemos porque el mail que nos llegó es demasiado tentador? No vale la pena perder tiempo con esas cosas. ¡Desactívalos!
  • Pero claro, igual tienes que estar en contacto con el mundo, ¿verdad? Al fin y al cabo eres un millennial y no concibes la vida sin acceso a las comunicaciones tecnológicas… Pues bien, usa el Web WhatsApp. Te permitirá estar totalmente conectado con los demás, ya que hoy en día es el medio de comunicación más frecuente de nuestra generación. Y además, al tenerlo en la computadora, te ahorrarás valiosos minutos de tu tiempo escribiendo los mensajes con el teclado antes que con el touchscreen de tu celular.

Talent IT up