002. Errores

FUENTE

El Holstee manifesto no es tan fácil, pero es inspirador (?). Los artículos de listas son todo un jetu’u, acá va una lista reflexionada de los errores treintañeros más comunes.

Querido diario….

NO! Mentira. Estoy exageradamente cansada para alguien que acaba de volver de muchos días de ocio a̶l̶ ̶p̶e̶d̶o̶ y es tan joven!

Sospecho que la sobre exposición a la harina de maíz a la cual han sometido p̶r̶o̶y̶e̶c̶t̶a̶ ̶s̶u̶ ̶c̶u̶l̶p̶a̶ a mi cuerpo durante los útlimos días tiene todo que ver.

Ayer Patricia me compartió un texto sobre los 11 errores de los treintañeros. Mirando rápido ya detecto algunos errores como propios: el 3 que es anteponer el trabajo, el 7 que es no cuidarse más, el 8 que es no arriesgar y el 9 que es no ahorrar ni invertir.

Nunca antes me había planteado que la rodilla puede doler, jamás en mi corta vida me había dolido la rodilla. Últimamente me doy cuenta que la dieta dejó de ser una cuestión estética para pasar a ser una cuestión de funcionalidad y eso es claramente el punto 7: no cuidarse más.

Nunca en mi vida debí tanto. No solo no ahorré, debo mucho porque entre los 11 puntos, concretamente los puntos 10 no haber viajado lo suficiente y 6 no ponerse en primer lugar, son puntos que trato de evitar y por alguna razón me estan costando caro. Tengo que replantearme económicamente los 30's.

No arriesgo. FACT. Ayer leyendo las repuestas de los entrevistados por el proyecto ‪#‎Being30YO me daba cuenta de eso. Uno de los puntos era referir el mayor logro. Cuando pienso en el mío, mi mayor logro fue renunciar a mi anterior trabajo. Pasé un año viviendo miserablemente por no tomar ese riesgo, por eso se convirtió en mi mayor logro. Fue una de las pocas veces que me armé de valor y arriesgué, estar tres meses desempleada y sin saber qué te depara el futuro para entender que ser feliz en la vida implica tomar riesgos n̶o̶ ̶l̶o̶ ̶r̶e̶c̶o̶m̶i̶e̶n̶d̶o̶ fue una de las mejores experiencias vividas durante esta década.

Anteponer el trabajo. Siempre digo que no traeré trabajo a la casa y es mentira, siempre reviso cosas del trabajo en casa y muchas veces elijo trabajar en casa. Me gusta mi trabajo, aunque a veces me doy cuenta que se me va la onda con eso. Noto que el trabajo afecta ciertas partes de mi vida, resto energía a otras áreas para usarlas en el trabajo. Necesito encontrar equilibrio.

Sobre eso último, muchas de las reflexiones que uno consume encapsuladas en páginas como las que saca el artículo que comparto o en la sección de citas de Pinterest, un tiempo era re fan del Holstee Manifesto: If you don’t like your job, quit. (Si no te gusta tu trabajo, renuncia), NO TIENEN NADA QUE VER CON LA REALIDAD SOCIO-CULTURAL-ECONÓMICA DE UNO!

Hay gente que se siente afortunada porque tiene un techo y agua potable y hay otra gente que escribe que hay que viajar más, que hay que perderse para encontrarse, que si no te gusta algo, dejalo… evidentemente la vida no es tan fácil así para todos.

Muchos seres humanos no tienen nada y hacen de todo para sobrevivir y son felices con poder sobrevivir, otros seres humanos tienen las necesidades básicas cubiertas y se divagan con qué más desean tener para ser felices porque aún teniendo agua potable y techo no lo son.

Para cerrar porque se hizo largo, me propongo en la próxima década tratar de ser feliz con menos.

Este post fue publicado el 29 de marzo de 2016 en mi cuenta de Facebook.‪