010. No se nace mujer: llega una a serlo.

Fuente
“Llegar a ser género es un proceso, impulsivo, aunque cuidadoso, de interpretar una realidad cultural cargada de sanciones, tabúes y prescripciones. La elección de asumir un determinado tipo de cuerpo, vivir o vestir el propio cuerpo de determinada manera, implica un mundo de estilos corpóreos ya establecidos. Elegir un género es interpretar las normas de género recibidas de un modo tal que las organiza de nuevo. Siendo menos que un acto de creación radical, el género es un proyecto tácito para renovar una historia cultural en los términos corpóreos de uno” Variaciones sobre Sexo y género. Beauvoir, Wittig y Focault. Judith Butler

Los 20s posiblemente sea la época donde uno tiene más autonomía para experimentar con su imagen, en la adolescencia muchos intentos pueden verse reprimidos por los padres o por razones económicas, por lo que fuere.

Las mujeres usan cabello largo y los hombres usan cabello corto. Parece un poco ridículo discutir esas afirmaciones cuando evidentemente hace muchísimo tiempo que han sido superadas, ¿o no?

Empecé a querer cortarme el pelo como nene a los 17, muy a pesar de mi mamá, de la peluquera, de cualquier persona convencida de que las mujeres son más mujeres si tienen el cabello muy largo. Mi hermana me decía que apenas podía reconocerme como mujer con mi corte de pelo, la primera vez que lo hice. Y así, me rape la cabeza, fue interesante y fue como un acto de rebeldía.

Según Coco Chanel, una mujer que se corta el pelo está por cambiar su vida. Se ve que intenté cambiar mi vida muchas veces a través de diferentes cortes de pelo. Por favor leerlo en tono irónico.

Hay abundante literatura sobre cabello y una entrada en Wikipedia sobre corte de cabello, sobre la manera de usar el cabello en diferentes culturas, sobre los rituales asociados con el cabello y el corte de cabello, etc. En Pijama Surf encontré un artículo de @ellemiroir que se llama “El cabello es tu espejo (reflexiones metafísicas sobre este “órgano”). Interesante manera de reflexionar sobre el cabello como símbolo de energía con referencias a la historia de Sansón, al que le cortan el pelo y pierde la fuerza.

Desde mi experiencia, como portadora de pelo corto por muchos años, puedo manifestar que me han dicho muchas cosas sobre mi cabello y los clásicos cuestionamientos sobre la dificultad de proyectar mi imagen femenina desde una imagen no reconocida como femenina. Muchas veces me he limitado a responder: el pelo crece ( Y para mis adentros: déjame vivir es solo cabello).

Nunca hubo reflexión ni lectura de artículos de sociología antes de cada corte de pelo, esto es algo que solo lo hago ahora para el diario y porque cada día descubro diferentes lugares desde donde mirar las cosas que anduve haciendo los últimos años.

Generalmente, antes de cada corte de pelo, lo que hay es mucha frustración porque mi cabello largo es realmente difícil de llevar y no soy una persona que dedica muchas horas a su imagen personal, tengo cabellos gruesos y pesados, demasiado cabello para una sola cabeza. Eduardo, que es la persona que me corta el pelo desde hace unos años, habla conmigo un ratito, escucha mis quejas y procede. Le agradezco todos los cambios de looks cabelleros que ha hecho para mí en los últimos años de mis 20s.

Realmente, déjenme decirles que es solo cabello y que crece, y aunque no crezca, no importa. No te hace menos mujer ni más mujer, la belleza es algo que cambia según los ojos que miran y mientras algunos te dicen que te lo dejes alargar otros te dicen que les encanta que lo tengas tan corto. No sé si me hace tener más o menos energía, pero como se dice cada vez que se intenta refutar un consejo para mejorar la salud, de algo nos vamos a morir y si me tengo que morir de cortarme el pelo, paciencia.

Ahora lo quiero largo, pero quién sabe… con cualquier impulso puede cambiar.

Este post fue publicado el 06 de abril de 2016 en mi cuenta de Facebook.