¿Cuál es el mercado real y las posibilidades del ecommerce para la industria editorial en Argentina?

Días atrás estaba leyendo un artículo del blog de Bernat Ruiz (a quien recomiendo mucho seguir, no solo por su mirada acida del sector, sino por su envidiable manera de escribir) titulado El libro de Schrödinger. En esta publicación, plantea (alerta spoiler!) la necesidad en los tiempos que corren para la industria editorial, de hacerse de información precisa sobre el mercado, hacerla más transparente, compartirla, en beneficio de todos. Algo sobre lo que se dice mucho, pero se hace muy poco. Incluso plantea qué sucedería si todos los editores compartieran su propia información de Amazon, para integrarla y hacer una información conjunta y obtener aquello que el gigante no quiere proveer. 
Hoy existe escasa información sobre la industria editorial (en lo que a negocio se refiere) y en general es celosamente guardada por los grandes grupos editoriales o las cadenas de comercialización (que tampoco suelen tener la totalidad del ecosistema). Para citar un caso, en la última edición de Charlas, Nicolas Valenzuela, el invitado de turno, realizó una pregunta clave a un auditorio de unos 35 editores: ¿cuántos libros se venden per capita en Argentina?. Silencio. Ninguna respuesta. ¿Podemos reflexionar sobre el estado y evolución de la industria sin tener este número? Ni hablemos si queremos tener esa información un poco más clusterizada: ¿dónde se venden esos libros? ¿cómo se venden? ¿a través de que medios? ¿a qué precios? ¿quiénes son las personas que los compran? ¿cómo buscan la información para decidir una compra? ¿cuál es la evolución de estos indicadores año contra año? Todo (o casi todo) en la industria ocurre por intuición, de igual forma que hace 100 años, sin aprovechar nada de lo que las nuevas tecnologías nos permiten hacer hoy.

Urge poder tener un estado preciso de situación para saber dónde estamos y cuánto más podemos crecer como industria. Tan simple como eso.

En la misma dirección, el debate sobre el ecommerce del libro comenzó a ser más caliente que nunca en Argentina durante el 2018. Seguramente la razón principal (ojalá que me equivoque) sea la caída que han tenido las ventas en los canales tradicionales en los últimos 2 a 3 años (en parte, en base a políticas económicas locales, pero en otra gran parte, a fenómenos más globales relacionados con la manera de consumir contenidos). Editores que tiempo atrás me negaban contundentemente siquiera sentarse a pensar en un plan de ecommerce, hoy comienzan a plantearse seriamente la posibilidad ante la necesidad (y no la estrategia). Pero claro, no es tan sencillo realmente. El ecommerce no es solo un canal más. Es toda una forma de comercialización de productos completamente diferente. Y obviamente resulta tentador pensar que podemos vender productos en forma directa, quedándonos con todo el margen de la cadena.

En la práctica, la desintermediación que generan las nuevas tecnologías, no implican que las tareas desaparezcan, sino que son todas absorbidas por menos participantes en la cadena.

Mi intención con este artículo (y varios más que escribiré sobre la aplicación del ecommerce en el mundo editorial), tiene que ver con tratar de aportar al menos un poco de luz e información para que cada editor sepa en forma individual (y la industria en su conjunto también) si es o no el momento para el ecommerce del libro en la Argentina. Cada editor deberá darse su propia respuesta, y esta podrá ser muy diversa. Les adelanto algo: estoy convencido que es un gran momento para apostar por este camino en el sector editorial. Pero también estoy convencido de que la razón fundamental de abrir el juego al ecommerce no debería ser la respuesta tras una caída en las ventas en otros canales. Debemos pensar en el ecommerce con una visión estratégica, no como una herramienta de salvataje.

El ecommerce en Argentina hoy

Empecemos entendiendo qué le sucede al ecommerce en la Argentina (en términos generales), de acuerdo al último informe publicado por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, haciendo referencia a las cifras de 2017. Destaco los datos centrales, con algunos comentarios propios que creo valiosos para esta industria:

  • Primero las cifras: el ecommerce en 2017 represento 156.300 millones de pesos en facturación (al valor de cambio actual, poco más de USD 7.600 millones), con un crecimiento interanual del 52% (tasa superior a la inflación).
  • En ordenes de compra, el crecimiento es de un 28% año contra año, alcanzando las 60 millones de órdenes de compra. El ticket promedio (el valor promedio pagado en una compra por Internet) fue elevándose en valores absolutos (un 19%), pero bajando en valores relativos frente a la inflación, estableciéndose en 2017 en $2.600 pesos argentinos. Sigue siendo un ticket promedio elevado para el precio que suelen tener los libros unitariamente (más adelante detallo acerca de esto).
  • Uno de los datos más auspiciosos para la industria editorial es la diversificación del mercado. Si hace solo 2 o 3 años, ecommerce era sinónimo únicamente de compra de pasajes o productos electrónicos, hoy comienza a haber una mayor variedad en los consumos de los usuarios. Por ejemplo, uno de los rubros que más crecimiento interanual tuvo (76%) fue el de Alimentos, bebidas y artículos de limpieza. Esto explica que paulatinamente vayamos viendo una caída en el ticket promedio, permitiendo aumentar las posibilidades para los libros, que suelen tener un precio muy por debajo de la media. Y que los usuarios comienzan a ver como posible la compra de una gran variedad de bienes y servicios por Internet.
  • El tráfico (cantidad de visitas) que se generaron en los sitios de venta creció en un 60% año contra año. Esto es en primer lugar un indicador de la maduración que esta teniendo este medio de compra en la Argentina, pero también tiene un aspecto que puede verse como negativo (al menos desde el negocio): los usuarios buscan, navegan y se informan mucho más antes de decidir una compra. Buscan en Google, entran a un sitio, ven el producto, leen las reseñas, van a buscar otros sitios donde se ofrezca el mismo producto, ven videos en Youtube, consultan, y luego de varios pasos, realizan la compra. Esto nos exige darle mucha más información en cada etapa para que pueda tomar la decisión de compra con nosotros. La tasa de conversión se establece en promedio en 1,36%. ¿Qué significa esto? Que solo 1,36 de cada 100 “personas” realizan una compra luego de visitar un sitio. Esto es una tasa promedio en todo el año, que solo debemos tomar como un indicador general, y que puede variar de industria a industria, e incluso en la del libro, de género a género. Pero sirve para entender cómo funciona el ecommerce, y especialmente, calmar ansias. En definitiva, sabemos que necesitaremos lograr que unas 100 personas vengan a nuestro libro en la web para que al menos 1 realice una compra. Y eso es una métrica que podemos considerar promedio, o hasta exitosa. Para muchas personas que tienen poco conocimiento del mundo digital, estas cifras parecen exageradamente bajas (¿tenemos que lograr que 100 personas vengan a nuestro producto para que solo 1 compre? ¿qué estamos haciendo tan mal? ¿tan poco les gusta nuestro producto?). Lo cierto es que son las cifras que se suelen manejar en el mundo digital, y nos habla del esfuerzo de comunicación y marketing que se requiere llevar adelante si queremos vender libros (físicos o digitales) vía canales electrónicos.
  • El siguiente es un punto clave y vital para entender el ecommerce: lo que moviliza a la compra online no es principalmente la búsqueda de un descuento o promoción. El principal factor es la comodidad y el ahorro de tiempo. En un mundo donde lo que nos falta es tiempo para todo, el ecommerce se presenta como una solución práctica de acceder a un contenido con el menor esfuerzo posible. Y es lo que principalmente los usuarios buscan en una compra online. No buscan ahorrar dinero. No buscan tener un experiencia divertida. Buscan resolver la necesidad con la mayor información posible y en el menor plazo de tiempo. Debemos pensar desde ahí creativamente qué beneficios le podemos ofrecer a los lectores, que no recaiga en un simple descuento.
  • La principal desventaja que sienten los usuarios al momento de realizar una compra online es la imposibilidad de ver el producto físico. Este para mi es un punto central cuando pensamos la estrategia de comercialización de un libro por canales electrónicos. Debemos suturar la distancia que existe con la experiencia en el mundo físico, donde el lector puede tomar el libro, hojearlo y hasta realizarle preguntas al librero para definir su compra. En el mundo online, es difícil pretender generar una venta simplemente mostrando el JPG de la tapa que se envío a imprenta y 1 párrafo de texto que suele ser el mismo que esta al dorso del libro (y que en ocasiones comienza con “este libro que tiene en sus manos…” 🤦‍). Debemos ver la manera de que el usuario “vea” el libro en su totalidad (a través de fotos o videos que muestren el volumen, tamaño y formato), conozca más sobre su contenido (brindando el acceso a muestras del libro para leer), pueda realizar una consulta con una persona en el instante (virtual o real, mediante sistemas de chat online) y complementando la experiencia con valores que no están en el mundo físico (comentarios de ese libro de parte de otros lectores).
  • En cuanto a medios de pago, el 92% de las transacciones se realizan con tarjeta de crédito, y solo el 7% en efectivo (y a la baja). Aunque en el 2017 el uso de la tarjeta de débito para pagar en Internet fue casi insignificante, en el 2018 seguramente veremos un crecimiento fuerte ya que los principales sistemas de pago comenzaron a incorporar esta modalidad recién este año.
  • En el siguiente cuadro podemos ver lo que seguramente para muchos será una sorpresa, y es la forma de entrega más adoptada: el 50% de los usuarios decide retirar el producto en un punto de venta cercano, y el 44% adopta la modalidad de envío a domicilio. Decisión relacionada probablemente a los problemas de logística que señalamos anteriormente. Esto significa que al momento de pensar la estrategia de ecommerce propia, debemos contemplar la posibilidad de entregar el producto en mano. Tal vez en el domicilio de la propia editorial, o bien con un socio comercial (como puede ser, una librería). Y acá un punto importante para pensar: el ecommerce no debiera verse como un reemplazo del canal tradicional. Editores y libreros pueden trabajar juntos para mejorar el circuito comercial del libro usando las herramientas y posibilidades que el ecommerce brinda. También sobre eso profundizaré en otro artículo.
  • La mayor parte de los envíos que se realizaron en 2017 se entregaron en un plazo de 7 días (un 24% lo hizo en 48%). Y esta es la expectativa promedio que tiene un usuario en Argentina. Si no tenemos capacidad de cumplir con esta promesa, tal vez no sea nuestro momento para el ecommerce. Es un dato clave a tener en cuenta.
  • El otro dato que habla de la maduración del ecommerce es que comienza a ser cada vez más regular: quienes compraban un producto de vez en cuando, hoy lo hacen frecuentemente. Un 11% de los usuarios que compran productos por Internet en Argentina ya lo hacen de manera cotidiana (al menos una vez a la semana), y un 35% lo hacen una vez al mes.
  • La compra desde dispositivos móviles crece más fuertemente que en computadoras de escritorio. Algo que parecería obvio, sobre lo que seguramente todos los editores ya han leído al respecto (o al menos eso espero), pero que pocos terminan entendiendo y llevando a una instancia práctica al momento de desarrollar una web o pensar la estrategia de comunicación y difusión.

¿Y qué sucede en particular con el libro?

Todavía la industria del libro en cuanto al mundo del ecommerce representa un porcentaje minúsculo. Al punto tal que la CACE no lo desarrolla en ninguno de sus informes. A diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, en Estados Unidos, donde más del 50% de las ventas de libros se producen en la actualidad bajo esta modalidad (y claro esta, Amazon es el amo y señor en ese negocio). De hecho, pensemos que el ecommerce en Estados Unidos nació desde la industria del libro, ya que sus particularidades (una elevada cantidad de productos nuevos cada año para públicos cada vez más hipersegmentados) lo hace una industria perfectamente apta para esta modalidad.

Pero, ¿qué es lo que sucede hoy en definitiva? Existen muchas modalidades que las editoriales pueden adoptar al momento de comercializar sus títulos: publicar sus contenidos en un gran marketplace (como MercadoLibre), crear su tienda propia, o asociarse con un tercero, entre las prácticas más habituales. En un futuro artículo, comentaré ventajas y desventajas de seguir cada estrategia. A continuación, quiero proponerles analizar qué es lo que ocurre en MercadoLibre con la venta de libros, que recordemos, es hoy una de las empresas más importantes (sino la más importante de Argentina) y el principal espacio de venta online del país. Muchas editoriales, y especialmente muchas librerías, hoy comercializan sus contenidos en esta plataforma.

Primero veamos lo que MercadoLibre nos ofrece como información desde su propio sitio respecto a este sector. Como aclaración muchos de estos datos fueron verificados el 18/04/2018, y pueden modificarse obviamente con la dinámica del negocio.

Si ingresamos a la categoría Libros (que es una subcategoría de Libros, Revistas y Comics) vemos que hoy existen 3.286.251 publicaciones. De estas, 1.616.977 son de productos nuevos y 1.649.070 son publicaciones usadas. Algo similar a lo que sucede con Amazon en Estados Unidos, la venta de libros usados por este tipo de tiendas representa un espacio importante, y un serio competidor en muchas ocasiones. Estos más de 3 millones de publicaciones, son comercializados por más de 60.000 vendedores diferentes, aunque como veremos más adelante hay una importante concentración en algunas librerías o vendedores virtuales que disponen hasta 1.000.000 de publicaciones. La otra aclaración importante en este punto es que una publicación no es equivalente a un libro. Cada publicación es como una presentación que se hace de ese libro. Un libro puede tener muchas publicaciones de diferentes vendedores o hasta de un mismo vendedor.

Si vemos desde donde se están publicando a la venta estos contenidos, nuevamente vemos el predominio de la Ciudad de Buenos Aires (Capital Federal), con más de 2.5 millones de publicaciones.

Las nuevas tecnologías siguen teniendo una deuda importante en este aspecto, ya que deberían influir en los circuitos tradicionales de circulación de los contenidos.

Si hacemos un análisis de los precios, cerca de 1 millón de publicaciones tiene un precio inferior a $150 pesos argentinos (recuerden el ticket promedio que repasamos en el informe de la CACE), 1.1 millones de publicaciones esta entre $150 a $450 pesos, y casi 1.2 millones de publicaciones tiene un precio superior a los $450 pesos.

Finalmente, cuando vemos el análisis por categoría, los libros de ficción ocupan el primer lugar, con más de 800.000 publicaciones. Los libros de idiomas en segundo lugar con cerca de 570.000 publicaciones. Ciencias sociales y ciencias humanas juntas acumulan cerca de 534.000 publicaciones. Y ya más lejos están los libros de texto y escolares con cerca de 181.000 publicaciones.

Market share del libro en MercadoLibre

Hasta acá, lo que a oferta se refiere. Ahora vamos a hacer un análisis un poco más profundo desde el punto de vista de las ventas. Tengan en cuenta lo que señalaba en un principio, de lo importante que puede ser para todos tener y compartir estas cifras de todo el negocio. Mientras ven los siguientes datos, imaginen lo importante que podría ser contar con este mismo desglose de información al instante en lo relacionado a todas las ventas por todos los canales.

Veamos en primer lugar qué mercado representa el libro dentro de MercadoLibre. En Marzo de 2018, esta cerca de un 0,81% del total de ventas que se generan en la plataforma en facturación, siendo el ticket promedio de $472,71, con un tendencia al alza de un 99% (lo que señala que es una categoría chica pero también la de mayor crecimiento).

Si vemos el market share, pero en unidades vendidas y no por facturación, el libro alcanza el 1,55%, con casi un 80% de crecimiento. Nuevamente, uno de los sectores de mayor crecimiento junto con Alimentos y bebidas.

Ahora, en cuanto a la oferta y la cantidad de publicaciones disponibles en MercadoLibre, ¿cuál es la relación del libro frente a otras categorías de productos? Claramente ahí vemos la particularidad de esta industria, porque representa hoy casi el 25% de los activos totales que están a la oferta en MercadoLibre, siendo la categoría más abultada en cuanto a número de publicaciones, con una enorme distancia por sobre el resto.

Dentro de la categoría Libros, ¿cómo se distribuye el volumen de unidades vendidas? Tomando la fotografía de Marzo, los comics son los que aparecen en primer lugar, y luego los libros técnicos y los libros escolares.

Esto en Marzo de 2018, pero fluctúa y mucho en función de cuestiones estacionales. Veamos lo que paso en Febrero por ejemplo, donde Ficción y Autoayuda ocuparon los primeros lugares. La suba y la baja en esto es permanente, aunque claramente hay sectores que parecen tener un volumen de ventas activo y constante (el universo del cómic o los libros técnicos) y algunos sectores donde prácticamente no hay ventas ni movimiento (libros infantiles por ejemplo).

Analicemos ahora los precios. ¿Cuál es el precio promedio de venta de una publicación en MercadoLibre y cuál es el precio promedio de venta de un libro en comparación? Este dato es simplemente una fotografía, de Marzo 2018, pero sirve para reflejar en que situación se encuentra el sector. El precio promedio de venta de un libro en MercadoLibre esta cerca de $472, siendo uno de los tipos de productos más económicos que se comercializan en MercadoLibre. También les comparto el dato de Marzo 2017 para ver cuál fue el efecto de la inflación en cada uno de los rubros.

Precio promedio de una publicación en MercadoLibre en Marzo de 2018.
Precio promedio de una publicación en MercadoLibre en Marzo de 2017.

Claro, el “mundo del libro” es muy diverso, y cada subgénero maneja variables distintas. ¿Cuál es el precio en cada género/categoría? Los libros religiosos son los que tienen un precio promedio de compra más elevado ($753) junto con los libros de medicina ($747) y derecho ($699). Mientras que las revistas ($120), los libros técnicos ($60) e infantiles ($40) son los más económicos. Recalco que estoy señalando el precio de libro comprado y no el precio al que están siendo publicados en promedio, y que esta es una fotografía de Marzo de 2018, que varía mes a mes. Pero que señala una distancia muy importante entre los libros de medicina, derecho o arquitectura, y los libros de ficción, autoayuda o infantiles.

¿Cuáles son las características del mercado del libro en MercadoLibre? ¿Cuánto se vende en MercadoLibre y cómo?

Y vayamos ahora con un análisis más fino de los números estudiando qué es lo que sucede con las tiendas que más ventas han generado en esta industria dentro de MercadoLibre.

Algunos puntos importantes que encuentro son:

  • Para tranquilidad de muchos, quienes más libros están vendiendo en MercadoLibre son las propias librerías (las grandes cadenas por ejemplo) y no los editores o nuevos actores.
  • El mercado en los últimos 6 meses se ha ido “ordenando” y comienzan a desaparecer o invisibilizarse tiendas particulares o 100% digitales, y a ganar mayor presencia las tiendas oficiales tradicionales. Es decir, se oficializa la oferta de contenidos. Este proceso es algo que especialmente comenzó a transcurrir a partir del segundo semestre del 2017.
  • La curva es creciente en ventas mes a mes, casi en forma imparable, tanto en venta en unidades como en facturación.
  • Resulta difícil encontrar un libro que haya vendido más de 300 o 400 unidades (de manera individual, por vendedor, ya que cada título puede estar a la venta por muchos vendedores al mismo tiempo). Hay casos, pero son excepcionales. Las ventas mensuales que encontramos más altas de parte de una tienda no supera las 3.000 unidades al mes. Esto ya nos indica que el mercado aún es muy pequeño, y también nos habla de las expectativas que podemos tener al momento de comercializar un título por este canal.
  • La tienda que más logro facturar en los últimos 6 meses (octubre 2017-marzo 2018), apenas supero los $4.000.000 de pesos argentinos. Ese sería el tope más alto de la cadena.
  • La tienda que más unidades vendió en los últimos 6 meses, supero los 7.500 operaciones concretadas durante ese periodo.
  • La dispersión en las ventas es enorme y señala un mercado muy equilibrado y fluctuante: se venden pocas unidades de muchas publicaciones.
  • Existe un enorme porcentaje (mayoritario) de libros que no han generado siquiera una sola venta.

¿Quiénes son los que más venden libros en MercadoLibre?

El siguiente es un listado acompañado de un pequeño análisis de quienes presentan más facturación en venta de libros en MercadoLibre. Son casos en general de vendedores que lograron facturar entre $1.500.000 y hasta $4.000.000 en la venta de libros en los últimos 6 meses. Los promedios en venta que se señalan a continuación son siempre tomando el margen de octubre 2017 a marzo 2018. Las 8 tiendas que analizo abajo, en su conjunto, representaron unos 42.000 ejemplares vendidos en los últimos 6 meses y una facturación de cerca de $20.000.000.

1. Una de las librerías que más facturación total ha generado en MercadoLibre con la venta de libros es Librería Lujo. Es una tienda que hace 8 años que tiene presencia en ese canal. Lo llamativo es que tiene solo 2.700 publicaciones a la venta (en contraste con otras que tienen cientos de miles y generan ingresos inferiores) y no es tienda oficial. Pero comercializa publicaciones que suelen tener un precio más elevado de la media del libro (muchos títulos relacionados con medicina por ejemplo). Su libro más vendido es una publicación de Editorial Médica Panamericana, que tiene un precio de $2.979 y sobre el cuál vendió 253 unidades. Por tener contenidos educativos, su negocio es muy estacional, pero su promedio de venta en los últimos 6 meses se encuentra entre 400 a 500 operaciones.

2. Tematika es una de las librerías que comienza lentamente a tener fuerte presencia en MercadoLibre y una de las facturaciones más importantes. Hace sólo dos años que esta presente en la plataforma, con cerca de 12.000 títulos en la actualidad. Tiene un promedio de venta mensual de 900 títulos. Los libros que más unidades vendidas generaron en esta tienda son Escenas Del Delito Americano (cerca de 300 unidades), el Pack Cincuenta Sombras de Grey, el Codigo Civil Y Comercial De La Nacion 2017, el Pack Saga Harry Potter Completa, estos últimos con menos de 200 unidades vendidas cada uno.

3. Otro de los ejemplos que tiene una facturación de las más altas en el rubro es Bazar Digital, un vendedor que tiene cerca de 300.000 publicaciones a la venta, y tiene un promedio de unos 700 libros por mes vendidos en los últimos 6 meses. El libro que más ventas genero fue Milk And Honey, con apenas 65 libros vendidos, lo que habla de una dispersión en las ventas de las más importantes.

4. El siguiente en la escala con mayor facturación en los últimos 6 meses es Cúspide Libros. Apenas hace 1 año en MercadoLibre, tiene cerca de 34.000 publicaciones a la venta y un promedio de entre 1.300 y 1.400 operaciones cada mes. La Dieta Del Metabolismo Acelerado es el bestseller, pero tiene apenas 59 ejemplares vendidos. También signo de una gran disperción: pocas ventas en muchos títulos.

5. BuscaLibre es una tienda virtual que esta presente hace dos años, no es tienda oficial, tiene casi 1.000.000 libros publicados en la tienda y un promedio de 500 operaciones al mes.

6. Librería Hernandez tiene cerca de 36.000 publicaciones disponibles, esta en MercadoLibre hace cerca de 5 años, y genera un promedio de ventas de 1.300 a 1400 operaciones al mes. Al igual que Cúspide, su libro más vendido es La Dieta Del Metabolismo Acelerado con arriba de 200 unidades vendidas, y Multiplicadore con poco más de 100.

7. Librería Kirker no tiene tienda oficial y esta presente en MercadoLibre desde hace 9 años con una oferta actual de cerca de 24.000 títulos. Es una librería que basa sus ingresos principales en libros o packs de precio más elevado: Ciencias De La Tierra de Editorial Pearson, las Obras Completas Sigmund Freud de Amorrortu y el Diario De Frida Kahlo. Tiene un promedio de cerca de 900 a 1.000 operaciones al mes.

8. Distal Libros finalmente tiene casi de 18.000 publicaciones a la venta, esta presente en MercadoLibre desde hace 5 años, y genera un promedio de 900 a 1.000 operaciones al mes. Los dos libros más vendidos fueron Anime Minds con 64 unidades y Nutrición Holística con 49.

Como vemos, aún para los actores más importantes, las cifras aún no son significativas, aunque si podemos ver un crecimiento notable en el último semestre frente a periodos anteriores. Claro, habrá que evaluar el valor de la venta de todas las tiendas en su conjunto.

Finalmente, cuando hacemos el análisis por título (como para evaluar cuáles son los libros más vendidos), es importante destacar que cada libro en MercadoLibre es vendido muchas veces por múltiples vendedores. A veces encontramos decenas de publicaciones que hacen referencia al mismo título, y para saber cuantos libros se vendió de ese libro es necesario sumar las ventas individuales de cada tienda. Para tomar un ejemplo, encontramos el libro al que hicimos referencia antes, La dieta del metabolismo acelerado, que es comercializado por al menos 70 vendedores. Esto hace bastante difícil el cálculo.

Lo que intenté mostrar en este primer artículo sobre el ecommerce y el mundo del libro es presentar una primera radiografía del estado de situación en Argentina. En siguientes artículos, profundizaré sobre algunos de estos análisis, así como también repasaré diferentes estrategias a seguir en el sector.

*Sobre el origen de los datos presentados en este informe, muchos surgen de informes públicos, otros de datos que las propias herramientas presentan y finalmente utilice Nubimetrics, una increíble y sumamente recomendable herramienta que se integra a MercadoLibre para conocer datos de mercado precisos. Recordemos que MercadoLibre funciona a través de una tecnología abierta y permite que otros desarrolladores se conecten a su sistema y su información para explotarlo de diferentes formas. Nubimetrics lo hace, presentando información de mercado muy precisa y al instante.