The show must go on

Hola, en mi anterior publicación os mostré una de las maneras que existe de reivindicar y de dar a conocer el feminismo a través del humor. En este caso, he continuado por esta vía, añadiendo otra forma de hablar de feminismo a través de un monologo. Para ello, he cogido el ejemplo del monologo de Alejandra Martínez llamado ``Vete y déjame bailar´´ en el que mediante letras de canciones, muchas de ellas machistas, creaba un mensaje feminista; y he intentado hacer una continuación de lo que seria este discurso, que quedaría así:

Hola, mira que bien me va sola. Me llamo Laura, la que no está, la que se fue, la que se escapa de tu vida. Así es, me fui, pero con un buen motivo, y es que mientras me decías eso de ``yo te esperaré, nos sentaremos juntos frente al mar y de tu mano podré caminar´´, estabas por ahí con 4 babys que siempre chingan cuando quieres y que ninguna pone peros.

También he oído que dices que todo lo que sabes te lo enseñó una bruja y que la mala soy yo, pero yo tengo que decirte que pa’ malo tú y echa pa’ allá, to’ lo malo echa pa’ allá, porque pa’ fuera lo malo.

Ahora me recomiendas que me busque un hombre que me quiera y me tenga llenita la nevera, cuando yo lo que necesito ahora es ser libre, como el sol cuando amanece, libre como el mar. Yo ya no quiero na’, porque con él y con hombres como él, siempre me ha ido malamente, mala, malamente.

Y es que te empeñas en que no eres tú, no eres tú, no eres tú, que soy yo; así que don´t worry, be happy y échame la culpa, porque por mí te puedes ir al cuerno.

Sólo te pido en que futuras relaciones, déjala que baile con faldas de vuelo, con los pies descalzos o como le dé la gana, dibujando un mundo nuevo. No pido tanto, idiota.

Y a ti mujer, decirte que con valor serás más rauda que un río bravo, serás más fuerte que un gran tifón y que abrirás caminos donde sólo había zarzas. Tú y tú y tú y solamente tú vas a descubrir que el mundo es sólo para ti, que nadie puede hacerte daño, nadie puede hacerte daño, y me sentiré orgullosa de ver que lo has lograo’.

Yo soy Laura; la mala bruja; soy la princesa de tus sueños encantados, pero la princesa delicada que ha venido a este bar a estar sentada; soy María, la que da en 1,2,3 un pasito pa’ lante y en 1,2,3 un pasito pa’atrás, la que es veneno si te quieres enamorar; soy tu amante bandida y soy la mujer que ya no quiere ser invisible.

Así que, cállate y déjanos seguir bailando, porque ``The show must go on´´.