Déficit de Atención

TRASTORNO DE DEFICIT DE ATENCION, HIPERACTIVIAD E IMPULSIVIDAD- TDAHI

Cuando uno trabaja en contextos escolares da cuenta de las diversas dificultades que presentan l@s niños(as) en el salón de clase incluso en el lugar donde descansan, almuerzan o tienen la recreación. Por otra parte, los maestros también van dando cuenta del comportamiento que tienen los niños(as) en el salón de clase, a nivel del rendimiento escolar y en la interacción con sus compañeros. Los padres también son grandes observadores de sus hijos y saben que algo está sucediendo aunque quizás no lo sepan con certeza, tanto en casa, cuando los llevan a visitar a la familia o van a los centros comerciales, iglesia, clubes, etc.

¿QUÉ ES DEFICIT DE ATENCION CON HIPERACTIVIDAD E IMPULSIVIDAD?

El déficit de atención es un trastorno biocomportametal que presentan niños y niñas con inteligencia normal desde pequeños (antes de los 12 años de acuerdo al DSM V) pero que se hace más palpable y se puede diagnosticar con mayor certeza en la primaria, este trastorno tiene tres características principales: inatención, hiperactividad y/o impulsividad. Este tdah se debe presentar en dos contextos diferentes por ejemplo en la casa y en el colegio.

¿POR QUE SE HABLA DE UN SINDROME?

Porque además de presentar dificultades para enfocar la atención por un tiempo determinado y acorde a su edad, de mostrarse inquietos constantemente sin que la situación lo amerite y en todo lugar, y no tener control sobre sus impulsos, presentan también baja motivación y autoestima, poca persistencia en la ejecución de una tarea, escasa capacidad para organizarse, comportamientos disruptivos o agresivos, dificultad para seguir y respetar las normas, baja velocidad de procesamiento de pensamiento, baja tolerancia a la frustración, impaciencia, etc.

¿CÓMO SÉ QUE MI NIÑ@ ES INATENT@?

Los padres lo pueden saber cuando el niñ@ no puede focalizar su atención de forma continua de acuerdo a su edad, además se le dificulta distinguir los estímulos relevantes de los irrelevantes, así como también memorizar y decodificar la información por dificultades asociadas a su atención y a la memoria de trabajo. En muchas ocasiones los niñ@s se muestran englobados la mayor parte del tiempo, se les dificulta terminar las tareas y se distraen fácilmente.

De acuerdo al DSM V se debe diagnosticar cuando presente Seis (o más) de los siguientes síntomas (cinco síntomas en adolescentes y adultos), se hayan mantenido durante al menos 6 meses en un grado que no concuerde con el nivel de desarrollo y que afecte directamente las actividades sociales y académicas/laborales:

Nota: Los síntomas no son sólo una manifestación del comportamiento de oposición, desafío, hostilidad o fracaso para comprender las tareas o INSTRUCCIONES.

*1-Inatencion

a. Con frecuencia falla en PRESTAR la debida atención a los detalles o por descuido se cometen errores en las tareas escolares, en el trabajo o durante otras actividades (por ejemplo, se pasan por alto o se pierden detalles, el trabajo no se lleva a cabo con precisión).

b. Con frecuencia tiene dificultades para mantener la atención en tareas o actividades recreativas (por ejemplo, tiene dificultad para mantener la atención en clases, conversaciones o lectura prolongada).

c. Con frecuencia parece no escuchar cuando se le habla directamente (por ejemplo, parece tener la mente en otras cosas, incluso en ausencia de cualquier distracción aparente).

d. Con frecuencia no sigue las INSTRUCCIONES y no termina las tareas escolares, los quehaceres o los deberes laborales (por ejemplo, inicia tareas pero se distrae rápidamente y se evade con facilidad).

e. Con frecuencia tiene dificultad para organizar tareas y actividades (por ejemplo, dificultad para gestionar tareas secuenciales; dificultad para poner los materiales y pertenencias en orden; descuido y desorganización en el trabajo; mala gestión del tiempo; no cumple los plazos).

f. Con frecuencia evita, le disgusta o se muestra poco entusiasta en INICIAR tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (por ejemplo tareas escolares o quehaceres domésticos; en adolescentes mayores y adultos, preparación de informes, completar formularios, revisar artículos largos).

g. Con frecuencia pierde cosas necesarias para tareas o actividades (por ejemplo, materiales escolares, lápices, libros, instrumentos, billetero, llaves, papeles de trabajo, gafas, móvil).

h. Con frecuencia se distrae con facilidad por estímulos externos (para adolescentes mayores y adultos, puede incluir pensamientos no relacionados).

i. Con frecuencia olvida las actividades cotidianas (por ejemplo, hacer las tareas, hacer las diligencias; en adolescentes mayores y adultos, devolver las llamadas, pagar las facturas, acudir a las cita.

MI HIJO ES MUY INQUIETO PERO ¿CÓMO SÉ SI TIENE HIPERACTIVIDAD?

Puedes saberlo si los síntomas que presenta no concuerdan con el nivel de desarrollo del niñ@ o del joven, no tiene una enfermedad neurológica o mental pero se mueve en general mucho más que los otros niños de su edad- además porque a pesar de estar sentad@ tiene alguno de los miembros superiores o inferiores en movimiento o se está moviendo en cualquier lugar donde se encuentre a pesar de que no sea lo correcto, sin ningún objetivo; también puede haber hiperactividad verbal y es aquel niño que siempre está hablando así se le haya pedido que esté en silencio.

Por otra parte, con respecto a la impulsividad, se muestran excitables, actúan antes de pensar, presentan desorganización en sus actividades y muestran comportamientos inadecuados.

De acuerdo al DSM V, debe presentar Seis (o más) de los siguientes síntomas (cinco para adolescentes y adultos) y que se hayan mantenido durante al menos 6 meses en un grado que no concuerde con el nivel de desarrollo y que afecte directamente las actividades sociales y académicas/laborales:

Nota: Los síntomas no son sólo una manifestación del comportamiento de oposición, desafío, hostilidad o fracaso para comprender las tareas o instrucciones.

*2. Hiperactividad

a. Con frecuencia juguetea o golpea con las manos o los pies o se retuerce en el asiento.

b. Con frecuencia se levanta en situaciones en que se espera que permanezca sentado (por ejemplo, se levanta en clase, en la oficina o en otro lugar de trabajo, en situaciones que requieren mantenerse en su lugar.

c. Con frecuencia corretea o trepa en situaciones en las que no resulta apropiado. (Nota: En adolescentes o adultos, puede limitarse a estar inquieto.).

d. Con frecuencia es incapaz de jugar o de ocuparse tranquilamente en actividades recreativas.

e. Con frecuencia está “ocupado”, actuando como si “lo impulsara un motor” (por ejemplo, es incapaz de estar o se siente incómodo estando quieto durante un tiempo prolongado, como en restaurantes, reuniones; los otros pueden pensar que está intranquilo o que le resulta difícil seguirlos).

f. Con frecuencia habla excesivamente.

Impulsividad

g. Con frecuencia responde inesperadamente o antes de que se haya concluido una pregunta (por ejemplo, termina las frases de otros; no respeta el turno de conversación).

h. Con frecuencia le es difícil esperar su turno (por ejemplo, mientras espera una cola).

i. Con frecuencia interrumpe o se inmiscuye con otros (por ejemplo, se mete en las conversaciones, juegos o actividades; puede empezar a utilizar las cosas de otras personas sin esperar o recibir permiso; en adolescentes y adultos, puede inmiscuirse o adelantarse a lo que hacen los otros).

B- Algunos síntomas de inatención o hiperactivo-impulsivos estaban presentes antes de los 12 años.

C- Varios síntomas de inatención o hiperactivo-impulsivos están presentes en dos o más contextos (por ejemplo, en casa, en el colegio o el trabajo; con los amigos o familiares; en otras actividades).

D- Existen pruebas claras de que los síntomas interfieren con el funcionamiento social, académico o laboral, o reducen la calidad de los mismos.

E- Los síntomas no se producen exclusivamente durante el curso de la esquizofrenia o de otro trastorno psicótico y no se explican mejor por otro trastorno mental (por ejemplo, trastorno del estado de ánimo, trastorno de ansiedad, trastorno disociativo, trastorno de la personalidad, intoxicación o abstinencia de sustancias).

EN FUNCIÓN DE LOS RESULTADOS SE PODRÁN CLASIFICAR LAS SIGUIENTES PRESENTACIONES:

Presentación combinada: Si se cumplen el Criterio A1 (inatención) y el Criterio A2 (hiperactividad-impulsividad) durante los últimos 6 meses.

Presentación predominante con falta de atención: Si se cumple el Criterio A1 pero no se cumple el criterio A2 (hiperactividad-impulsividad) durante los últimos 6 meses.

Presentación predominante hiperactiva/impulsiva: Si se cumple el Criterio A2 (hiperactividad-impulsividad) y no se cumple el Criterio A1 (inatención) durante los últimos 6 meses.

*En el 2013 la American Psychiatric Association publicó la quinta revisión del DSM V, el cual es el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales con el cual nos guiamos los psicólogos y psiquiatras para hacer el diagnóstico de niños, adolescentes y adultos.

¿QUÉ OTRAS DIFICULTADES PUEDE TENER MI HIJ@ CUANDO PRESENTA TDAH?

Los niños con trastorno de déficit de atención con hiperactividad e impulsividad pueden presentar bajo rendimiento académico ya que la inatención interfiere con el adecuado registro o memorización de la información, por tanto cuando el niñ@ quiere recordar la información no la tiene o la tiene por pedazos de acuerdo al tiempo que haya estado atento a la explicación o a lo que estaba leyendo, lo cual influye en la calidad de la comprensión del material pudiendo ocasionar esto problemas en el aprendizaje.

Muchos niños a nivel escolar presentan baja velocidad de procesamiento de la información , esto significa que necesitan más tiempo para procesar y reaccionar ante un estímulo bien sea visual, auditivo, … lo cual podría hacer pensar que el niño no comprendió, no sabe o quizás que tiene un retardo pero NO, es solo que necesita mayor tiempo para procesar la información.

Los niñ@ con tdah pueden presentar dificultades en las habilidades sociales: los niños inatentos se les dificulta relacionarse con otros niños, no saben cómo hacerlo, presentan ansiedad- miedo, se muestran inseguros.

Por el contrario los niñ@s hiperactivos pueden tener muchos amigos, sin embargo eso no quiere decir que se lleven bien con estos, pues generalmente son impulsivos y no les permite darle al otro el tiempo para hablar, actuar, porque el niño impulsivo todo lo “quiere para ya”, y la hiperactividad no solo es en movimiento sino también verbal: habla y habla y no deja hablar al otro. El impulsivo no se regula, no se controla, pelea y por eso puede perder amigos y los compañeros pueden hacerse a un lado y compartir mejor con otros que los dejen participar de igual a igual.

¿QUE TIENEN DE BUENO LOS NIÑOS CON ESTE TRASTORNO?

Son ágiles, responden muy bien a los refuerzos positivos por lo cual pueden cambiar su comportamiento, son muy originales, tienen capacidad para tomar riesgos que otros no lo harían, tiene diversidad de intereses y cuando les gusta y están motivados por alguna actividad pueden tener grandes logros, son espontáneos, y tienen gran capacidad para relacionarse con personas con las cuales lo desean. En los juegos electrónicos les va muy bien porque hay gran cantidad de estímulos por segundos lo cual los hace atractivos para estos niños con tdah.

¿QUÉ HACER CUANDO SOSPECHO QUE A MI HIJO ALGO LE PASA?

Lo primero es llevarlo al pediatra quien lo remitirá al psicólogo o al neurólogo o a un psiquiatra para su correspondiente valoración, estos podrán realizar interconsultas con otros especialistas dependiendo de las comorbilidades que tenga o entrarán a realizar una valoración neuropsicológica (psicólogo) para ver como está el desarrollo de las funciones cognitivas las cuales pueden estar alteradas con el trastorno de déficit de atención, pudiendo influir en actividades del aprendizaje y por tanto en el rendimiento académico.

(Comorbilidad: presencia de otras enfermedades al mismo tiempo que el diagnóstico inicial)

¿CUÁL ES EL MEJOR TRATAMIENTO?

El mejor tratamiento es el multimodal: terapia psicológica al niño, entrenamiento a padres, estrategias para los docentes- colegio y finalmente si se requiere el tratamiento farmacológico, todos los niños no lo requieren, algunos van mejorando con la intervención integral: padres-colegio-psicóloga. Algunos niños necesitan por su complejidad otras especializaciones como terapia ocupacional, fonoaudiología, terapia física o psiquiatría.

¿MI HIJO SE VA A SANAR?

La mayor parte de l@s niñ@s que tienen tdah lo siguen teniendo en la edad adulta en menor o mayor medida, todo depende de las intervenciones terapéuticas que se le den en el momento oportuno el cual es tan pronto sea diagnosticado, ojalá entre los 8 y 9 años que es cuando se comienza a percibir con mayor intensidad a nivel escolar, porque bajan en rendimiento académico de forma dramática.

Es muy importante la terapia porque aprende a corregir algunas cosas y otras busca o encuentra estrategias para su manejo, siendo esto de gran importancia para su adultez. Los que tienen dificultades atencionales podrán tener menos problemas que los que son hiperactivos, pues estos generalmente se ven involucrados en problemas de adicciones y conductas de riesgo, muchos de los jóvenes que tienen Tdah no culminan la secundaria, algunos no terminan la carrera profesional y a otros se les dificulta mucho sostenerse en los empleos. Lo mejor es rodearse de buenos profesionales que sepan de la materia y los puedan orientar en las intervenciones terapéuticas de manera integral, niñ@- padres- colegio.

¿QUÉ PUEDO HACER EN CASA?

Ø Comunicarse con amor tanto con palabras como con gestos, ya que debido a las dificultades los padres están muy ansiosos o disgustados (Sentimientos de ira, desconsuelo, culpabilidad, etc.) y esto influye para que no haya una comunicación afectuosa.

Ø Establecer límites firmes de comportamiento, esto le dará contención al niñ@ o adolescente y le ayudará a encausar su comportamiento.

Ø Tanto padres como familiares deben manjar las mismas reglas de comportamiento.

Ø Trabajar en permanente comunicación con el colegio para darle soporte a nivel académico.

Ø Establecer horarios de actividades y organización para ayudarle a cumplir con sus tareas escolares y algunas correspondientes a la casa. Debe haber supervisión sobre al principio cuando se está estableciendo los hábitos.

Ø Motivarlo constantemente ya los niñ@s con tdah no son persistentes en sus trabajos dejándolos a medio hacer.

Ø Si el niñ@ está medicado, se le debe dar la medicación en la mañana regularmente para que pueda rendir con mayor facilidad en las primeras horas del día, cuando esta dura alrededor de cinco horas. Esto le ayudará a sentir que puede “lograrlo”, que puede aprender y al obtener mejores resultados académicos le ayudará en su autoestima.

Ø La autoestima es punto clave en este proceso, transmítale confianza en sí mismo, repítale que el sí puede hacer las cosas, felicítelo cuando hace las cosas bien y cuando haya mejorado así sea un poco dígaselo y empodérelo para que el próximo le quede mejor.

@3ways2teach

Padres para buscar asesoría personalizada de acuerdo a la experiencia que esté viviendo con su hijo y poderle dar más estrategias de tratamiento, pedir cita online.

Para citas online: Carmen.elisa@protonmail.com