Análisis caso Corina

De acuerdo con los datos obtenidos por la doctora Eva María, de la Facultad de Psicología de la UNAM, en la entrevista dinámica de la paciente, se analiza lo siguiente:

Punto de vista genético:

Corina se encuentra en etapa fálica, donde los objetivos a cumplir van de la dependencia hasta la autosuficiencia emocional y las relaciones objétales, no se proporciona mucha información sobre su historia de desarrollo, pero según lo que se informa, cuando estaba atravesando por la etapa anal, fue el nacimiento de su hermano, lo cual corta la relación con la madre, lo cual puede explicar la poca interacción con los demás, pues no hubo una imagen interna y positiva del objeto, independiente de la satisfacción de los objetos.

Punto de vista dinámico:

Las fuerzas pulsionales que se observan en Corina es el amor al padre, pues se encuentra en plena elaboración edípica, y el odio a la madre, pero también hay culpa por este odio a la madre y querer desaparecer a la madre, para quedarse con el objeto amado que es el padre, y esta culpa puede ser interpretada en la represión de pulsiones; tiene mucha dificultad para establecer relaciones sociales, siempre está muy ansiosa, se muerde las uñas y no mide el tiempo.

Punto de vista económico:

Dentro de los mecanismo de defensa utilizados, se observa represión de pulsiones, hay una regresión y se observa cuando ella es “muy lenta”, de esta forma el padre le ayuda a hacer sus cosas y así acerca al padre (su objeto amado) , pero podríamos decir que no están funcionando, pues hay un desborde de la angustia y se observa porque la niña se muerde las uñas, tiene dificultades para socializar y para jugar, es muy retraída y no tiene consciencia del tiempo.

Punto de vista tópico y estructural:

Por ultimo podemos decir que hay un desborde de ansiedad claro, hay que fortalecer el Yo de Corina, el súper Yo está reprimiendo de manera exagerada las pulsiones, y es visible desde el momento en que no sabe a qué jugar, y está en una etapa de desarrollo donde el juego es primordial para la satisfacción de pulsiones.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.