Bitácora del Lunes 27 de marzo y viernes 31 de marzo

Lugar: Facultad de Psicología, salón A 204

En estas dos sesiones se realizó el análisis del caso “G”, el primer día se hizo un primer intento del análisis en dos grupos de tres, y después en conjunto con la Dra. Eva Esparza se llegó hasta el punto de vista genético. El segundo día (viernes 31 de abril) se realizó de forma grupal. El análisis del caso quedo de la siguiente manera:

Ficha de identificación

Nombre: G, Sexo: Hombre. Edad: 10 años. Escolaridad 4° grado de primaria /escuela privada. Peso: 53 Kg. Estatura: 1.38 Mts.

Motivo de consulta: Es muy berrinchudo, está rodeado de gente enferma, el último año ha engordado más, ha bajado de calificaciones, se angustia continuamente, es explosivo cuando se le contradice, violento, grita, llora, golpea mesas, y se jala el cabello.

Análisis Metapsicológico

· Genético

“G” se encuentra en la etapa de la latencia; según Ana Freud (colocar cita)las tareas evolutivas que corresponden y deben cumplirse en esta etapa son la socialización y el aprendizaje escolar.

En G, se observa que ninguna de estas tareas se está cumpliendo y por lo tanto se encuentran bloqueadas; por una parte la socialización no se está desarrollando adecuadamente, ya que su única interacción es con uno de sus primos y en esta edad las relaciones sociales debían ser más regulares y significativas; respecto a la escolaridad los padres reportan que está bajando de calificaciones, no lleva las tareas, y que a partir de que entró a cuarto grado él considera que todo es más difícil.

En relación a cómo ha elaborado los conflictos relativos a cada uno de los estadios, comenzando por la etapa oral, se observa que esta etapa no se elaboró adecuadamente ya que la relación de objeto total con la madre no logró realizarse, ya que ésta se encontraba la mayor parte del día fuera, por lo que la abuela se constituyó en el objeto sustitutivo, y es ella quien fungeió como figura materna. G tuvo que cambiar de un objeto amoroso a otro con un alto costo y a partir de ahí es que va a surgir una fijación en esta etapa en donde simbólicamente G se quedó “con la boca abierta” esperando recibir amor, así como la presentación del mundo por quien debería habérselo proporcionado, en este caso la madre, esto se confirma cuando él dice “siempre tengo la necesidad de comer hasta que me siento lleno”, que significaría llenar ese vacío o esa boca abierta.

En la etapa anal, cuya función es la integración de las funciones del cuerpo, tampoco se elaboró adecuadamente, porque desde pequeño ha sido estreñido, y pareciera que lo que retiene después encuentran la forma de salir en su caso de forma psicosomática con la gastritis, otitis, cuando se enferma los primeros días de escuela, y los vómitos. Los berrinches muy representativos de esta etapa son formas de descarga que ya no deberían presentarse a su edad, y que apuntan a que existe una fijación en esta etapa.

Para la etapa siguiente es de importancia hacer notar que G ya viene arrastrando las inadecuadas elaboraciones de las etapas anteriores, por lo que en la etapa fálica va a presentar dificultades; la elaboración del Edipo es confusa y de cierta forma extraña, donde el amor privilegiado es para la abuela y la rivalidad para ambos padres, lo que se relaciona con la situación de cuando los padres llegan a llevárselo lejos de la abuela, sin embargo esta última no es completamente un objeto edípico, dado que su relación con G es pre-edípica y enfocada sobre todo en la fase oral, por el cumplimiento de hacerle de comer lo que quiere y satisfacer sus necesidades al instante. Sin embargo es confuso porque por otra parte parece haber un conflicto edípico nocturno, en donde la madre lo tranquiliza (como objeto de amor) y el padre se va a la cama de G. Además el niño tiene una identificación y sobrevalorización (observado en el juego diagnóstico) con su padre al construir un camión grande que carga con todos los que se encuentran enfermos (la abuela, la madre y él), de esta forma está evitando el sentimiento de castración, busca darle un valor al padre que la madre parece restar diciendo que su esposo es también como un hijo. Además, su gusto por Jonh Cena es un reforzador narcisista de la figura parental, que refleja el miedo a ser “devorado” por su madre.

· Dinámico

Su objeto amoroso principal es la abuela, las fuerzas que están en conflicto se explican sencillamente por un binomio pulsional de amor- odio hacia sus objetos (sus padres). G se debate entre este amor-odio y ha quedado como prisionero entre estos dos afectos, el odio es un subrogado de la pulsión de muerte, y ambas pulsiones (de vida y muerte) se están descargando de formas inadecuadas generándole conflictos.

G, tiene una gran necesidad de amor que no es llenada y que se observa en su discurso cuando dice que “come hasta sentirse lleno”, la comida simboliza el afecto con el cual él se llena y esta es su manera de descargar su pulsión de amor ya que siente que esta no ha sido satisfecha.

Descarga el odio percibiéndose a sí mismo como un objeto odiado al no llenar las expectativas de los demás y sintiendo que le exigen demasiado. Él le tiene un odio a sus objetos, pero intenta convencerse de que esto no es cierto poniendo corazones en sus dibujos (familia imaginaria y familia real). Se enoja con su padre porque siempre le repite las cosas y otra forma de expresar su pulsión de odio es siendo indiferente con la madre en el cuestionario de las pruebas.

Hay un reconocimiento de conflicto (en el humo transparente de la casa), pero negado, reconoce la casa como propia y alude a ella como el ámbito en el que él se encuentra, por ejemplo cuando es nueva pero está enferma, es fuerte pero tiene goteras y las ventanas se abren y cierran por cualquier cosa, la pulsión de odio esta puesta en todos los integrantes de su familia y se relaciona con que cada miembro de su familia padece algo que los obstruye incluso su mascota, el siente que su odio es el que los está enfermando y por esto también hay un sentimiento de culpa.

Este conflicto internalizado, con sus síntomas de tipo psicosomáticos como la gastritis, el apéndice, el estreñimiento son formas de externalizarlo, ya que no hay forma de que se queden adentro, así mismo los berrinches y los pleitos con los padres, se presentan porque sus recursos ya no están funcionando y es la única manera que él encuentra para descargar ese odio y liberarse.

· Económico

Ana Freud refiere que lo importante no es la cantidad de la pulsión ni la intensidad de la pulsión o la angustia, lo importante va a radicar en la fortaleza yoica (fortaleza interna) que desarrolla cada individuo para lidiar con esas fuerzas pulsionales y la angustia. En G existe un gasto energético excesivo en el intento de solucionar sus conflictos, por lo que las demás tareas ya no se pueden realizar por falta de energía. Además hay un fracaso de las defensas que utiliza para contrarrestar este gasto excesivo. Estos mecanismos de defensa que no le funcionan por ejemplo en la sublimación con sus actividades como el lima-lama, la natación, el violín, en las cuales a pesar de sus intentos no los logra, le dan ataques de pánico, deja de ir a la natación o por su peso no puede asistir a las clases de lima lama. Otro de los mecanismos que más utiliza es volverse contra sí mismo, que se observa en sus berrinches el enojo. Para su edad ya debería de utilizar defensas como la racionalización la cual no utiliza, sin embargo él se esfuerza por transformar su odio en amor. G se encuentra escindido, manteniendo a la abuela en un corazón (dibujo de la familia) protegida de los objetos malos sus padres de cualquier daño que puedan hacerle.

· Estructural

Dado que sus mecanismos no están funcionando, la angustia no está regulada y existe un exceso de gasto energético, el yo de G se encuentra debilitado, disociado, y es insuficiente ante las exigencias del exterior (sus padres, la escuela, la abuela), el superyó (cuando no puede tenerle un odio a sus padres, ni desear su muerte) y de su ello (su deseo de que sus padres se mueran y lo dejen con su abuela) que lucha por salir y expresarse.

· Significado de los síntomas

*El trastorno de sueño le sirve para comprobar que su madre no está muerta debido a sus impulsos de muerte (odio) que le tiene. Además de satisfacer su necesidad de protección

*La comida es una forma de llenar su carencia de amor.

*El estreñimiento significa dos cosas: una retener al objeto de amor (la abuela), así como retener el odio y no demostrarlo.

*Su capacidad para tolerar la frustración (berrinches) es inadecuada y se relaciona con su poca adecuación al medio.