Bitácora 4, Equipo 1. (11/09/17)

Continuando con el análisis del Esquema del psicoanálisis (Volumen XXIII, de las Obras completas de Freud), se revisaron en clase las preguntas relacionadas al capítulo VI (La técnica psicoanalítica) y VII (Una muestra del trabajo psicoanalítico); las preguntas planteadas en clase fueron las siguientes:

  • ¿De qué entidad psíquica se deriva la psicosis y por qué?

De ninguna instancia psíquica se deriva nada, sino del funcionamiento u organización de las mismas. Cuando se habla de psicosis se puede hablar, más bien, de una fractura en la estructura psíquica, específicamente el Yo. Esto debido a una desorganización de dichas instancias psíquicas, desorganización en la cuál el Yo ya no puede con las exigencias que le presenta el mundo interno y el mundo externo.

Al hablar de este tema se abordó también las diferencias entre los conceptos fisura, grieta, fractura y colapso dentro del psicoanálisis. Estos conceptos podrán parecerse coloquialmente hablando, sin embargo, se diferencian de forma importante al utilizarlos desde un enfoque psicoanalítico. Una fisura es un daño leve en la instancia psíquica, una grieta, a pesar de un mayor tamaño, también es posible repararla, en cambio, una fractura es un discontinuidad en la instancia, y su reparación se pone a debate por el tamaño del daño que se tiene, un colapso representa el mayor daño que una estructura psíquica puede tener, es una caída total de dicha estructura.

  • ¿Qué es la resistencia y la represión?

Se puede entender a la represión como un mecanismo de defensa del Yo contra elementos intensos del Ello; las resistencias son protecciones del Yo. El trabajo del psicoanalísta es levantar o quitar las represiones, lo cual nos llevaría a eliminar las resistencias

¿Cuál es la diferencia entre el estado del yo en el psicótico y en el neurótico?

Como ya se había mencionado anteriormente, cuando se habla de neurosis o psicosis se habla de una desorganización de las instancias psíquicas, pero tanto en la neurosis como en la psicosis existe una diferencia en la organización de las instancias psíquicas y de las herramientas que estas poseen, afectando la manera en que dichas instancias cumplen sus funciones. Por ejemplo, al hablar de psicosis podemos hablar de una estructura psíquica regida mayoritariamente por procesos primarios, mientras que en la neurosis por procesos secundarios.

  • ¿Cuáles son las ventajas de la relación transferencial?

Hay dos ventajas principales en la relación transferencial del psicoanalísta con el paciente. La primera es el papel de Súper Yo que ejerce el terapeuta, es decir, toma o releva el lugar que podría tomar cualquier instancia moral como los padres, un juez, un hermano mayor, etc. La segunda ventaja es que gracias a el “rol” del psicoanalísta, el paciente escenificará aspectos de su biografía. Estas dos ventajas deben ser muy bien aprovechadas por el terapeuta, no para ejercer un control, sino para precisamente cuidar mucho la forma en la que busca influir sobre el paciente o sus decisiones, creencias o pensamientos.

  • ¿Por qué la neurosis se adquiere a una edad temprana?

La vulnerabilidad del Yo para adquirir con mayor facilidad una neurosis en edad temprana radica en tener un Yo en construcción, es decir, el individuo apenas va desarrollando un Yo, se mantiene en un estado de dependencia aún, de modo que cualquier alteración adquirida en esta etapa tiene un mayor porcentaje de ser adquirida por lo endeble y moldeable del Yo aún.

  • ¿Qué diferencias y similitudes hay en el complejo de Edipo según sea el sexo que lo experimenta?

La mayor diferencia radica en la Angustia de castración. El desarrollo psicosexual del niño en la infancia se mantiene relativamente igual hasta que se presenta el complejo de castración. Mientras el varón se desarrolla y aparece un deseo por la madre, este deseo se ve retraído por la Angustia de castración, angustia que deriva de saber que el padre puede ser quien castre al niño, por lo que, la figura de deseo (la madre) es dejada de lado (Hay una renuncia temporal, porque la definitiva se da en la adolescencia).

En las niñas, el complejo de Edipo tiene un funcionamiento distinto. La niña entra al Edipo por la angustia de castración, enojo porque la madre no la dotó de pene.

Dentro de un desarrollo normal, lo esperado es que haya una renuncia hacia el objeto de deseo (Padre o madre), para una adecuada relación entre padre/madre hijo/hija.

  • ¿A qué le denomina Freud series complementarias?

Las series complementarias o la ecuación etiológica hace referencia a los componentes o factores de la neurosis y psicosis. El primero son las predisposiciones congénitas, es decir, todo aquello que cargamos de forma ontogenética y filogenética. Por otra parte, los factores accidentales (o ambientales) que hacen referencia al mundo que nos rodea, especialmente a sus estímulos nocivos.

  • ¿Cuál es la relación de la cultura con la psicopatología?

La cultura, al ser parte del mundo externo o de esa realidad exterior, se encarga de poner restricciones o limitaciones a las pulsiones, de la misma forma, exige renuncias a estas pulsiones.