Caricaturista del semanario Girón asegura que no pretendía discriminar

Q de Cuir
Q de Cuir
Aug 2, 2019 · 4 min read
Portada en la que aparece publicada una caricatura del artista plástico Manuel Hernández, que ha provocado una polémica en redes por sus connotaciones homofóbicas / Foto tomada de internet.

Por Susana Hernández Martín y Angela Laksmi

Hace varios días el activista Yadiel Cepero inició una polémica en el grupo de Facebook Construyendo una agenda de la diversidad sexual en Cuba alrededor de una caricatura publicada por el semanario matancero Girón, de la que se han hecho eco medios independientes y a la que se sumó el Centro Nacional de Educación Sexual.

La ilustración del artista plástico Manuel Hernández utiliza el término salir del clóset en relación al accionar de Luis Almagro, secretario general de la OEA, de manera ambigua pero con una intención claramente descalificadora, según el propio criterio de Cepero, expresado en una carta entregada en el órgano de prensa provincial el pasado 31 de julio.

Les activistas en redes han cuestionado la intención del artista, que por un lado podía referirse a la orientación sexual de Almagro desde una postura homofóbica mientras que por otra podía estar hablando de una movida política de esta figura, caso en el que, no obstante, la analogía con la salida del clóset como una acción negativa sería desafortunada.

Ante el malestar y la incertidumbre generada por la caricatura, el equipo de Q visitó a Manuel en el Estudio Galería “Lolo”, con la intención de conocer su criterio sobre las connotaciones que ha tomado la imagen entre quienes exigimos una representación responsable de las personas LGBTIQ+ en los medios de comunicación.

Según el artista, Luis Almagro pertenecía frente de izquierda de Uruguay cuando Mujica era presidente y de pronto se convirtió en un traidor de su causa, por lo que se le ocurrió lo de salir del clóset como símbolo de su tránsito a la derecha. Nunca tuvo un sentido homofóbico. No estaba haciendo referencia a la sexualidad, sino a su salida del clóset político, explica.

Durante el intercambio, dialogamos sobre este importante proceso que vivimos las personas LGBTIQ+, sus complejidades y el impacto positivo que tiene en nuestras vidas, por lo que de ninguna manera es equiparable a un proceso negativo o de retroceso, a lo que el artista fue receptivo en todo momento.

Sobre la caricatura, admite que la obra fue un poco agresiva, aunque asegura que no se dio cuenta hasta que estuvo publicada y que su intención nunca fue herir ni discriminar.

El artista plástico Manuel Hernández admite que la obra fue un poco agresiva, aunque asegura que no se dio cuenta hasta que estuvo publicada y que su intención nunca fue herir ni discriminar / Foto por Susana Hernández Martín.

De hecho, reconoce que quienes impactan en espacios públicos tienen que ser muy responsables, pues esos espacios tienen que servir para educar, no para atacar. “Yo siempre he tratado de educar, [la caricatura] fue un error de mi parte”.

Con respecto al avance de los derechos de las personas LGBTIQ+ en Cuba, quien fuera diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular durante 15 años, asegura que para él es un acto de justicia y se alegra de que la constitución diga claramente que todas las personas tienen derecho a ser tratadas por igual, a no ser discriminadas.

En cuanto a la responsabilidad del semanario Girón en la publicación de una obra con sesgos abiertamente homofóbicos, su directora Miriam Velázquez Rodríguez le aseguró al activista Yadiel Cepero hoy en un encuentro en su oficina, que la intención del periódico nunca fue la de herir, ofender o discriminar a nadie.

“En el periódico no tenemos ningún prejuicio motivado por la orientación sexual”, explicó y agregó que en lo personal le interesan los tópicos de género, así como que en el propio Girón han publicado trabajos relacionados con temáticas como la visibilidad trans. No obstante, reconoció que lo sucedido les alerta que deben tener más cuidado con los contenidos que publican.

Tanto la publicación de la caricatura, como la reacción en las redes, el efecto en les activistas y la disposición al diálogo del caricaturista y la dirección del medio, dejan varios saldos interesantes.

Existe una responsabilidad en el acto creativo y comunicativo que les artistas no pueden olvidar. Los medios deben velar incansablemente por la calidad –profesional y humana- de los contenidos que publican. Las denuncias ante situaciones de discriminación no pueden quedarse en las redes, sino que, como en esta oportunidad, tienen que transitar por los canales que permitan subsanar cualquier vulneración de nuestros derechos como seres humanos y a la vez sensibilizar a les responsables para que estas situaciones no se repitan.

Q de Cuir

Revista digital cubana para el empoderamiento de las personas LGBTIQ +

Q de Cuir

Written by

Q de Cuir

Q de Cuir

Q de Cuir

Revista digital cubana para el empoderamiento de las personas LGBTIQ +

More From Medium

More on Q De Cuir from Q de Cuir

More on Q De Cuir from Q de Cuir

Revista Q de Cuir en PDF №2

Q de Cuir
Feb 18 · 2 min read

1

More on Q De Cuir from Q de Cuir

More on Cuba from Q de Cuir

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade