Cadena de bloques y desarrollo social

Cadena de bloques (Blockchain)

La tecnología Blockchain se utiliza cada vez más en la respuesta humanitaria en todo el mundo, y las agencias humanitarias, incluidas la Organización de Naciones Unidas (ONU), comienzan a utilizarla.

Blockchain también es conocida principalmente por la tecnología existente detrás de las criptomonedas, como Bitcoin y Ethereum. La criptomoneda, una moneda digital encriptada, permite que las transacciones vayan directamente al destinatario sin la presencia de terceros, lo que facilita la transferencia de dinero sin costo adicional.

Esto puede ser clave en contextos humanitarios, tanto que ahora se ha desarrollado AIDcoin, lo que aumenta la capacidad de las personas para intervenir de forma transparente. ONU Mujeres se ha coordinado con Innovation Norway para desarrollar programas que usan blockchain y UNICEF se está preparando actualmente para lanzar su versión de prueba para los proyectos de puesta en marcha de blockchain y desarrollar sus propios prototipos . La Cumbre humanitaria Blockchain, realizada en Nueva York en noviembre de 2017, discutió la estrategia e intercambió conocimiento sobre blockchain entre practicantes y académicos.

Asistimos, por tanto, a una explosión de iniciativas relacionadas con la cadena de bloques; pero ¿cómo funciona exactamente?

¿Qué es blockchain?

Definir blockchain no es una tarea fácil. Se trata de un libro compartido común que cualquiera puede usar sin estar regulado por ninguna de las partes . En otras palabras, blockchain es una red descentralizada punto a punto donde el registro de transacciones se puede compartir con otras personas y lugares. Los usuarios pueden actualizar y verificar continuamente dicha tecnología, pero otras personas que tienen acceso no podrán cambiar los registros. En una cadena de bloques autorizada, el libro mayor se ubica dentro de una red autorizada con pares conectados para un propósito común, nuevamente sin un administrador central. Esta tecnología es útil para la gestión de la cadena de suministro, la gestión de identidades, el almacenamiento de datos, la inclusión financiera y otros usos.

Básicamente, blockchain combina varias tecnologías existentes como la criptografía, bases de datos distribuidas, algoritmos de consenso y procesamiento descentralizado. Blockchain también tiene control para permitir gestionar a los participantes dentro de su libro mayor. El componente de consenso en blockchain puede determinar si es público o privado. Tal como se definió, la red pública de blockchain es un libro abierto donde cualquiera puede unirse, mientras que un blockchain privado requiere una invitación y validación por parte de otra red. En términos más simples, necesitan permiso para ingresar .

Blockchain se puede utilizar para información digital, como transferencia de datos, voto electrónico y contratos inteligentes, reduciendo la participación de terceros, lo que a su vez redunda en menores honorarios y cargos cuando se mueve dinero, razón por la cual blockchain actualmente se usa principalmente para transacciones financieras. Puede acelerar las transferencias de dinero, minimizando el riesgo de fraude y de ser pirateado.

Blockchain en respuesta humanitaria

En la respuesta humanitaria, blockchain tiene el potencial de ser utilizado para la gestión de la información, la coordinación de la entrega de ayuda, la gestión del crowdfunding, el seguimiento de la cadena de suministro, la programación de transferencia de efectivo y el aumento de la financiación humanitaria. La tecnología puede proporcionar soluciones a los desafíos existentes en la asistencia humanitaria, como la transparencia y la responsabilidad. Blockchain también puede permitir a las organizaciones recopilar grandes cantidades de datos sobre poblaciones vulnerables mediante el uso del componente de base de datos distribuida. Para mantener la privacidad de los datos de estas poblaciones, las organizaciones pueden usar blockchain privado para permitir que solo ciertas redes tengan acceso a la información.

La tecnología blockchain es relativamente nueva y muchos profesionales humanitarios no están familiarizados o son bastante escépticos con este sistema, aunque esto está comenzando a cambiar. Blockchain se está utilizando actualmente en la respuesta humanitaria mediante programas de transferencia de efectivo, lo que significa que el dinero se entrega directamente a los destinatarios sin la participación de un banco u otros servicios financieros. Blockchain continúa ganando impulso en las Naciones Unidas adoptandola en su trabajo, con al menos siete entidades de la ONU emprendiendo iniciativas para la distribución de ayuda. Su decisión de utilizar blockchain está impulsada por la necesidad de métodos complementarios de financiación, incluida la distribución directa a los destinatarios con la esperanza de reducir la corrupción.

Un ejemplo de blockchain humanitario en acción es un proyecto piloto ejecutado por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) llamado “Building Blocks” , un programa de transferencia de efectivo para 10.000 refugiados sirios en el campamento de Azraq, Jordania. Distribuyen efectivo electrónico mediante blockchain que puede canjearse en los mercados participantes. Estos mercados utilizan la cadena de bloques desarrollada conjuntamente con el equipo de WFP Innovation Accelerator . El proyecto ha sido aclamado por muchos miembros de la población afectada. El PMA también gestionó de forma segura los datos de los refugiados. Más de 10.000 refugiados sirios recibieron un millón de dólares mediante miles de transacciones seguras. Este proyecto ha ilustrado el beneficio de utilizar sistemas avanzados de transferencia de dinero en efectivo en ciertos contextos a la vez que se protegen los datos de las poblaciones afectadas y se observa una reducción del 98% en las tarifas de transacción.

Otro proyecto revolucionario que utiliza blockchain es Disberse , una plataforma de distribución de fondos de ayuda para rastrear el dinero y limitar las pérdidas. Disberse ya ha tenido éxito en un proyecto de desarrollo con la organización benéfica con sede en el Reino Unido, Positive Women, que pudo reducir sus tarifas de transferencia y rastrear el flujo de fondos hacia un proyecto en Suazilandia. Recientemente, Disberse se asoció con Start Network para desarrollar blockchain en el área de financiamiento humanitario. Se espera que la asociación permita que los fondos se vuelvan más eficientes, efectivos y transparentes, lo que impulsa la responsabilidad tanto de los contribuyentes como de los afectados por las crisis.

Blockchain puede ayudar a abordar la brecha de financiamiento humanitario que actualmente se enfrenta a nivel mundial, brindando la oportunidad de mejorar la eficiencia y la efectividad de los procesos de transferencia de dinero, la asignación de fondos y el monitoreo de datos en tiempo real, la gestión de la salud pública, el medio ambiente y el desarrollo económico.

Desafíos para blockchain en la respuesta humanitaria

Aunque blockchain puede ofrecer una solución más fácil, más económica y más segura para las transferencias de efectivo y las transacciones de datos durante y después de los desastres, existen algunos desafíos importantes para su adopción generalizada.

A pesar de utilizar una combinación de tecnologías existentes, blockchain todavía no se entiende ampliamente debido a su complejidad. Si bien el proyecto piloto del PMA fue exitoso para los refugiados sirios en Jordania, se necesita más investigación antes de expandir dicha tecnología en una respuesta humanitaria más amplia. Las transferencias en efectivo mediante blockchain solo son efectivas cuando hay acceso a los mercados. Además, será difícil establecer la tecnología que requiere conectividad a Internet y electricidad y otra infraestructura dentro de un área de crisis. La legalidad del uso de criptomonedas en determinados contextos nacionales también puede dificultar el proceso de su implantación.

A pesar de un mayor seguimiento, transparencia y seguridad de blockchain, no garantiza la seguridad de sus datos al 100%. Todavía existe la posibilidad de que los estafadores puedan usar el anonimato para cometer fraude, y aún pueden producirse intrusiones y manipulaciones; sin embargo, las dificultades para cometer actos delictivos son mayores. En la respuesta humanitaria, se deben tomar medidas para garantizar que los recursos lleguen a donde más se los necesita. La cadena de bloques representa un paso más en la gestión de la ayuda al desarrollo y será el sistema utilizado a escala planetaria en los próximos años.