Avanzar…

En la vida hay decepciones que nos hacen abrir los ojos y cerrar el corazón. Es un dolor que nos obligará a ser más prudentes, pero que jamás debería llevarnos a perder nuestra capacidad por hacer el bien.

Cuando queremos algo con mucha intensidad y lo perdemos, aparece la decepción y el vacío. No sólo perdemos ese algo, también dejamos ir una parte de nosotros mismos.

Hay algo que no se ha ajustado a nuestras expectativas, que no ha salido tal y como esperábamos, y eso duele… tanto que podemos generar la sensación de que hagamos lo que hagamos, volverá a repetirse el mismo resultado.

Pero tranquilízate, intenta vivir en el “aquí y ahora”, céntrate en el presente. Déjate llevar, aprende de las decepciones y no permitas que te conviertan en algo que NO eres. A veces el futuro cambia rápido y completamente, y nos deja con la desición de ¿Qué hacer ahora? Podemos elegir asustarnos, quedarnos parados mientras temblamos, asumir lo peor que puede pasar o podemos dar un paso al frente, encontrarnos con lo desconocido… y asumir que será brillante.

Extracto de @utopicoweb y una chispa de inspiración.

Lucitania Castillo ❤| Project Manager Jompéame.com

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.