¿Qué es redbee?

En redbee no creemos en los conceptos tradicionales. Con la experiencia ganada en la industria, nos dimos cuenta que queríamos hacer las cosas de forma distinta y no seguir las reglas que regían el medio. Teníamos (y aún tenemos) una imperiosa necesidad de modificar la manera en la que se desarrollan las soluciones de software.

Creemos que en este mundo muchas veces sólo importan los números y no hay una visión holística de lo que se necesita. Con este concepto en mente, creamos una compañía con una nueva noción de trabajo, con la idea de cerrar un gap muy grande entre lo que las empresas ofrecen y lo que termina llegando al cliente.

Y a partir de esa necesidad apareció la oportunidad de cambiar las cosas, parar la pelota y crear una empresa con los fundamentos firmes y claros. En este punto entra en juego el valor agregado que ofrecemos a nuestros clientes. No sólo pensamos en el producto sino en cumplir un objetivo de negocio en el que desafiamos la idea original y buscamos un valor extra, siempre con la vista puesta en lo que nuestros clientes realmente necesitan.

Mantenerse en esta línea no es sencillo. Analizar lo que el cliente busca, y no necesariamente lo que quiere, es la manera de trabajar que mantiene redbee desde el día uno. Por eso, el valor agregado que tenemos es fundamental, especialmente porque nuestros clientes pagan algo y nosotros le damos más de lo que esperan.

Desde este lugar impulsamos la transformación. Todas las personas que forman parte de redbee están empujando estos cambios, lo que nos ayuda a mantener nuestra esencia. En cierta medida, nos transformamos (a nosotros y a nuestros clientes) para seguir siendo los mismos y avanzar.

Porque creemos que las estructuras más tradicionales tienen un montón de limitaciones en este aspecto, sobretodo en nuestra industria. Los índices de rotación son enormes y la competencia por generar algo de calidad y mantener contentas a las personas son desafíos constantes que estamos ansiosos de encarar.

Por eso creemos en el crecimiento y la participación de nuestra gente, así como también en las metodologías ágiles. Buscamos la mejor forma de crecer orgánicamente, sin que nadie imponga nada pero consensuando con el resto. Todos pueden tomar decisiones porque sabemos el valor que tiene cada uno y por eso crecemos.

El camino presenta desafíos nuevos y complejos, pero estamos felices de enfrentarlos. Tenemos claro nuestros objetivos y el camino que estamos siguiendo, siempre manteniendo una cultura diferencial. No tenemos la receta del éxito pero sí tenemos una buena base de fundamentos, valores y experiencia sobre los cuales estamos construyendo a redbee.