Ángeles Afuera: “No entiendo el periodismo, ni la radio, sin documentación”

Periodista y fundadora del departamento de Documentación de la Cadena SER

En 1959, la SER estrenó un programa que paralizó a la España de la posguerra frente al transistor. A las cinco en punto de la tarde se emitía ‘Ama Rosa’, una trágica radionovela que pasó a formar parte de la memoria colectiva de varias generaciones. Sin embargo, a pesar de su relevancia histórica, las cintas de aquella mítica serie fueron abandonadas en los fondos del almacén de la cadena. Por fortuna, Ángeles Afuera, una periodista con alma de arqueóloga, logró desenterrar este y otros tesoros olvidados.

“El documentalista radiofónico, dicen, nace conmigo”, comenta con modestia Ángeles Afuera. Han pasado casi treinta años desde que esta periodista revolucionara la manera de entender la radio. Fundadora del departamento de Documentación de Cadena SER, es una de las figuras fundamentales en la evolución de este medio.
Su trayectoria comienza en 1977, cuando toca a la puerta de la SER para presentar el primer espacio dedicado a la nueva mujer junto a su compañera Carmela García Moreno: Las Ciudadanas.

“El programa nace en un momento en el que los cambios en la sociedad española están en plena efervescencia y nosotras, por primera vez en la radio, hablábamos del divorcio, de los derechos laborales, de los temas que interesan a la mujer”, explica Afuera.

En aquella época, la democracia se estaba consolidando y la radio era testigo de los avances del país. “Fue un privilegio vivir la Transición, era emocionante ver cómo la libertad española estaba aún por hacer”, manifiesta.

Precisamente, uno de los episodios más oscuros de la democracia española marcó un antes y un después en la historia de la documentación radiofónica. “El 23-F fue un hito para la documentación sonora. Concienció a los periodistas de la importancia de guardar las emisiones”, señala. De esta manera, la conocida como ‘noche de los transistores’ fue el germen del primer archivo en la SER.

Pero en 1989 Ángeles Afuera propuso al jefe de la SER, Augusto Delkáder, crear un departamento de documentación. Esta periodista -con perfil de documentalista- se compromete entonces a organizar las miles de cintas que estaban guardadas en los almacenes de la cadena y a lucir los archivos en los informativos, en los que trabajaba junto a Fernando Ónega.

“Viajé para conocer los departamentos de documentación de otros medios, estuve en Francia, en Radio Barcelona… Finalmente construí el archivo de forma muy casera. De hecho, estuve allí diez años yo sola”, manifiesta. Una década en la que levantó un departamento de la nada y superó multitud de dificultades financieras.

Pero el departamento creció y, lo que comenzó como un archivo destinado a los informativos, terminó aunando también la documentación musical y la discoteca. “Los directivos vieron la utilidad del departamento y apostaron por él. Con el tiempo, nadie en toda la cadena concebía su cierre”, asegura la periodista.

La importancia de la labor de Ángeles Afuera no solo reside en la creación de un archivo, sino en que comenzó a utilizar la documentación sonora para hacer un periodismo más riguroso, en el que tenía cabida una mirada retrospectiva. De esta manera, aportó contexto y profundidad a la información de todos los programas de la parrilla de la SER. “El periodista documentalista siempre se adelanta”, enuncia Afuera.

Además, desde aquel momento, se convierte en la voz de los perfiles, las biografías y las efemérides. “Cuando elaboro piezas y salen en antena, cuando me llaman para decirme ‘Ángeles, haznos un perfil diario del personaje del día’, cuando hay un atentado y me movilizo para contextualizar con datos anteriores… Es ahí cuando me doy cuenta de que lo que hago también es periodismo”, afirma con convicción.

Durante casi 30 años al frente del archivo, ha vivido en primera persona el paso de los formatos analógicos al digital. Según la periodista, la documentación se caracteriza por vivir en una constante adaptación a la tecnología y al lenguaje. Gracias a su capacidad para intuir y adelantarse a los cambios en la industria, en 2007 recibe el Premio Nacional de Documentación a la Calidad e Innovación concedido por la Sociedad Española de Documentación e Información (SEDIC) por liderar la creación de Enciclomedi@, la plataforma que almacena los contenidos de PRISA Radio. En 2012, llegaría la Antena de Oro.

Ángeles Afuera, conocida como “la memoria de la SER” por sus compañeros, siempre ha seguido el camino de la innovación. El pasado año colaboró en el lanzamiento de Podium Podcast, el nuevo servicio de audios bajo demanda de PRISA Radio. “Podium ofrece calidad, universalidad y atemporalidad”, asegura Afuera y argumenta que, gracias al podcast, se pueden lucir los archivos que no tienen cabida en las 24 horas de emisión.

Grandes acontecimientos, entrevistas y producciones… Podium Podcast ofrece piezas históricas con un tratamiento muy elaborado. La gran fonoteca de la cadena así lo permite: Las 17.000 cintas del archivo de la SER se han digitalizado y se comparten a través de esta plataforma de distribución gratuita. “El podcast es una vía para explotar y exhibir los archivos de la radio”, asegura. Afuera sostiene que este canal da la posibilidad de que la documentación esté siempre en “el escaparate”.

Su constante preocupación por poner en valor la documentación sonora le ha conducido a dedicar la mayor parte de su carrera a indagar sobre este aspecto tan fundamental — y, a veces, olvidado- del periodismo. Gracias a su labor, hoy nadie duda de que la documentación en el medio radiofónico es una garantía de fiabilidad. “No entiendo el periodismo, ni la radio, sin documentación”, sentencia.

Tras cuarenta años de impecable trabajo y una jubilación anticipada, la periodista se ha convertido en todo un referente y continúa investigando con pasión y dedicación. Ángeles Afuera ha trastocado la manera de entender los archivos sonoros. Por ello, asegura, nunca ha sido tan feliz como cuando ha trabajado en documentación periodística.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.