Nuestro Credo

Hablar sobre la sexualidad todavía es complejo

No puedo dejar de pensar ahora mismo en mi abuela, cuando preparamos este dosier especial sobre erotismo y sexualidad.

Autora: Mayra García Cardentey

Ilustración de Carralero

No puedo dejar de pensar ahora mismo en mi abuela, cuando preparamos este dosier especial sobre erotismo y sexualidad. Mi abuela que con 90 años no sabía qué significaba clítoris, cuál era el punto G, o que existían más posiciones sexuales que estar tumbada en una cama con una sábana encima.

No me imagino qué hubiera dicho, si leyera en estas líneas sobre las mejores formas de asumir la sexualidad, o cuáles son las zonas más erógenas del cuerpo. No sé cómo hubiera reaccionado si viera en una misma oración, palabras tan pecaminosas para toda su generación como «erección», «eyaculación» y «orgasmo».

Tan solo recuerdo, cuando en mis estudios secundarios, llegué a la casa con un par de preservativos, repartidos en la escuela por el famoso Carrito por la Vida, diseñado para combatir las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). Los gritos de mi abuela inundaron el vecindario. «Pero quién ha visto que le den a estos chiquillos cosas como estas en las escuelas. La sociedad está perdida», decía de un lado para otro, con los causantes de tal escándalo a punto de ser «ripiados» literalmente, envueltos y vueltos a envolver, para terminar en la basura.

Foto tomada de http://www.cubahora.cu

Por aquel entonces, todavía con quince años abundaban las mozas en las escuelas secundarias.

Leyendo estas páginas, pienso también en mis padres, en cuando eran novios y la bisabuela materna colocaba una maceta en el medio para que apenas se miraran mientras veían «En silencio ha tenido que ser».

O de cuando tenían que salir acompañados de la chaperona, o cuando no llegar virgen al matrimonio era cosa de mujeres «baratas y de mala clase».

Mas, los tiempos han cambiado, en parte y por suerte, y con ello hablar sobre la sexualidad, traspasa las fronteras de los prejuicios y tabúes.

Pero aún y con todo, existen concepciones tradicionales y patriarcales. Romper con años de silencio sobre la sexualidad, es complejo, dilema generacional.

Y entendí a mi abuela, entiendo a mis padres, fueron ellos y su tiempo, vivieron esa época donde «de eso no se habla»; y enfrentarse a la sobreabundancia de información y visualidad actual debe ser un ejercicio mental demandante.

Pero pienso también en ustedes, en cuanto hubiera aprovechado yo, que en mi etapa universitaria, dialogaran conmigo, sin cortapisas, sobre temas como estos.

Por eso hemos hecho este dosier particular, hemos querido conversar, polemizar sobre sexualidad, infidelidad, literatura erótica, la primera vez, encuentros swinger, pornografía…

Porque en Alma Mater de eso sí se habla.

Le sugerimos…

¿Asunto de dos?… Autores: Mónica Lezcano Lavandera y Rodolfo Romero Reyes

¿Cómo salir del cuento de hadas?… Autora: Dainerys Mesa Padrón

Una primera vez… Autora: Meilin Puertas Borrero, estudiante de segundo año de Periodismo

Mi reino por un(a) cubano(a)… Autora: Lilibeth Alfonso