Venezuela. De la siembra a la creación heroica de un pueblo

En Venezuela, desde hace 15 años, los meses de enero, febrero y marzo son de memoria colectiva, lucha y banderas de liberación. En estas fechas se vuelven a conmemorar los estallidos populares que venían fermentándose durante décadas y siglos, donde el pueblo Venezolano ha venido sintiendo como necesidad la libertad de las cadenas y la opresión de un sistema capitalista desigual e injusto.

*Por Brigada de Solidaridad con Venezuela Frente Popular Darío Santillán — Corriente Nacional. “Busquemos con alborozo el sol de la revolución”, Alí Primera.

Este pueblo cansado de medidas excluyentes, de políticas sociales de abandono y miseria extrema, de una economía estancada en recesión e inflación, vio en Chávez el asidero donde respirar, donde encontrar respuesta a sus reclamos reivindicativos, pero no solo eso sino una propuesta política que se propuso atacar la raíz de esos males impuestos por el sistema capitalista. El nuevo gobierno volvió a colocar en el tapete para el mundo la utopía de la construcción de un socialismo nuevo, denominado del siglo XXI, que como dijo Mariátegui, no debe ser ni calco ni copia de ningún otro antes vivido.

Después de estos 15 años, donde lo nuevo no termina de matar a lo viejo, aparecen algunas preocupaciones, centradas en la concreción de los objetivos estratégicos que marcan la construcción del Estado Comunal, como camino fundamental para la consolidación del socialismo del siglo XXI, con raíz afro-indo-latinoamericano.

Lo nuevo

Esta proeza en el año 2006 impulsa los consejos comunales como expresión de poder popular. Busca crear una nueva territorialidad a partir de la construcción de las comunas. La comuna constituye el espacio donde los distintos sectores sociales, trabajadores industriales, mujeres, educadores, campesinos, jóvenes, y todas las personas que viven en el territorio, puedan articularse para ejercer el poder político, económico, cultural y social, que garantice una democracia participativa-protagónica, y el ejercicio de la soberanía nacional.

Chávez legó este desafío al presidente obrero Nicolás Maduro Moro: “Te encomiendo las comunas como a mi vida”. Desde el 2014 se ha venido profundizando la línea estratégica “Comuna o Nada”, mediante el impulso de los Consejos Presidenciales de Gobierno Popular, nuevas instancias de participación directa del pueblo. Luego, se conformó el de la mujer, la clase obrera, las y los campesinos, los pueblos indígenas, la cultura, la juventud, y los adultos mayores.

De esta manera, se busca una vinculación directa entre el presidente y las distintas instancias de pueblo organizado, a través de voceras y voceros elegidos en asambleas.

Si bien se está avanzando en la construcción de una nueva institucionalidad, estos mecanismos de participación no garantizan en sí mismos la anulación de las prácticas y valores de la política capitalista. El proceso revolucionario requiere del ejercicio de una cultura política y productiva antagónica al viejo sistema, que promueva el protagonismo popular, la construcción colectiva y el consenso, que nos lleve a reflexionar sobre la mujer y el hombre nuevo, entendidos como sujetos políticos comunales.

A dos años de la siembra del Comandante, el pueblo venezolano grita en una sola voz: “solo todos juntos somos Chávez”.

Originally published at fpds-cn.com.ar.

Like what you read? Give FPDS-CN a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.