Avances de la geología forense en Argentina

Estudio indaga en técnicas no invasivas de búsqueda y expone la urgencia de desarrollar esta área de la geología.

La geología forense se reconoce como una rama de la geología por la International Union of Geological Sciences (IUGS) desde el 2011. En general, esta disciplina trabaja en conjunto con investigadores forenses y adapta herramientas de la geología convencional a casos de estudio de diversos tipos de crímenes. Particularmente en Argentina, existe desde el 2004 el Equipo de Geología Forense (EGF) de las Universidades Nacionales de Río Cuarto y San Luis, que junto con el Poder Judicial, Organismos de Derechos Humanos, Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y familiares de desparecidos, trabaja específicamente en la ubicación de sitios de enterramientos clandestinos de personas.

El enterramiento clandestino de personas se ha llevado a cabo en múltiples ocasiones alrededor del mundo. Estas prácticas pueden realizarse de diversas maneras y recurrir a métodos de ocultamiento que superan la imaginación, lo cual dificulta los intentos de los forenses por dar con los cuerpos sin destruir el lugar de los hechos. Es aquí donde la geología entra en juego, ya que dispone de herramientas que pueden adecuarse para ser usadas en estos casos.

A raíz de las múltiples desapariciones forzadas durante la dictadura argentina, sumado a cerca de 200 casos en los últimos 29 años de democracia, es que investigadores de la Universidad Industrial de Santander indagan sobre los avances en la implementación de técnicas no invasivas de geología y geofísica para ubicar distintos tipos de enterramiento clandestino. Este estudio no solo abarca las ventajas y desventajas de los métodos que se pueden aplicar, sino que también enfatiza la importancia de especializar a más geólogxs en esta área. La principal ventaja de las técnicas no invasivas de búsqueda es que preservan la evidencia, al contrario de otros métodos que destruyen el lugar de los hechos.

Tomografías eléctricas, sondeos geomecánicos y georradar son algunas de las herramientas que se mencionan en el estudio, siendo este último el de mayor potencial. El Ground Penetrating Radar (GPR) puede aumentar considerablemente la posibilidad de hallazgo si es que las condiciones físicas del suelo son favorables para detectar anomalías (humedad, granulometría, tipo de sedimento, entre otras).

Otros casos donde se ha utilizado la geología forense se analizan en la tesis de pregrado de Javiera Álvares “Geología forense y el desarrollo de este campo en Chile”, donde se menciona un caso de geología forense sobre tráfico de especias en Hong-Kong. Estos y otros casos alrededor del mundo demuestran la importancia de diversificar el uso que se le da a la tecnología y la importancia del trabajo interdisciplinario.

Fuente: Sagripanti, G.L., Villalba, D., Aguilera, D., y Giaccardi, A. 2017. Avances de la geología forense en Argentina: Búsqueda con métodos no invasivos de personas víctimas de desaparición forzada. Boletín de Geología, 39(3): 55–69