La Feria del Domingo

San Telmo es un punto turístico ineludible de la ciudad. Tiene historia, barrio, belleza, bohemia y muchos lugares para pasar el rato al visitarlo.

Los domingos se apresta a recibir, en su feria de antigüedades, a los miles de turistas, vecinos y paseadores ocasionales que se acercan para ver artesanías, actividades artísticas y degustar buenos platos típicos. Tanto ha crecido esta feria que se instaló sobre la calle Dorrego, que hoy ocupa la totalidad de la arteria desde Plaza de Mayo hasta el Parque Lezama.

El corazón del paseo es la Plaza Dorrego (Dorrego y Humberto Primo), antiguamente conocida como Alto de las Carretas, ya que allí estacionaban este tipo de vehículos. Un mercado funcionó desde 1822 hasta 1867; y a partir de 1900 la plaza adquirió el nombre actual.