A una semana del Maratón CAF

Mapa CAF 2016

Por segunda vez voy a correr los 21K de CAF. Esta vez será el domingo 24 de abril. Yo todos los que me siguen en mis cuentas en las redes sociales debe estar hartos de lo monotemático del asunto, pero bueno, así son las pasiones, ¿no?

Juraría que había escrito sobre mi último chequeo de 21K, el 14 de febrero, en el cual mejoré la marca que quiero hacer en CAF por 1 minuto. Quería hacer 2´15´´ y ese día hice 2´14´´.

La relatividad de un minuto

Recuerdo la primera vez que le escuché a un corredor decir que había mejorado su marca en 1 minuto. Me rei pensando: “Uf, sí. Un minuto.” 
La vida es sabia y sabe cómo ponerte en tu lugar, porque no mucho tiempo después vi como ese minuto cuesta y lo importante que es.
Ese minuto menos en el chequeo me dio esperanzas para CAF, pero como ya el año pasado volvió la vida a demostrarme que una cosa es la que piensa el burro y otra el que lo arrea, si no llega a mejorar esa marca igual la celebraré con un cariño enorme. Uan satisfacción inexplicable.

Recuerdo haber llegado al punto en donde estaban los muchachos esperándonos y haber llorado. La gente en la Francisco de Miranda me miraban como si estuviera herida o algo. Alguien se acercó, le dije lo que pasaba y sonrió.

Esa marca puede no ser gran cosa para los súper duros que corren en mi grupo o en cualquier otro, pero para mí significa muchísimo.

Faltan 10 días para volver a recorrer las calles de Caracas. Se me eriza la piel recordando a las personas que se lanzaron a esas calles a apoyarnos, a cantarnos, a bailarnos, a ofrecernos papelón con limón, a aplaudirnos. Ojalá la gente supiera lo importante que eso es para nosotros. Es adrenalina pura, energía directo a las venas.

Si alguien que lee esto vive cerca de la Avenida Río de Janeiro o conoce a alguien por allí le pido que riegue la voz y se acerquen a apoyar a los que van a pasar por allí. Ese grupo de atletas son los maratonistas, porque los de 21K no pasamos por esa ruta.

Esa ruta es especialmente ruda porque es muy sola, a pesar de que hay varios edificios en la zona, nadie baja a apoyar a los atletas. Qué triste. :(
Esa ruta está en lo que llaman “el muro”. Allí está el kilómetro31 y 32, justo antes de comenzar el largo falso plano hacia la Francisco de Miranda y los dos elevados (Los Ruices y Los Dos Caminos). Creánme, ¡es dura!

Espero que todos podamos llegar sanos y enteros, corriendo y sonriendo así estemos cansados hasta los tuétanos. Espero que nos apoyen y el clima sea benévolo.

Esta vez entrené como nunca, mis rodillas lo saben. Esta vez me siento más confiada, pero el sustico no se quita.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Curiosa’s story.