Cultura profesional norteamericana

El mundo profesional está lleno de oportunidades, pero sólo una pequeña porción está en tu ciudad. Países como Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido han creado enormes mercados para los profesionales IT, y a través del trabajo remoto invitan a desarrolladores de todo el planeta a participar.

Mi primera experiencia de trabajo remoto fue en 2014, cuando pasé a integrar el equipo de Bitpay como Software Engineer. Colaborando con ingenieros en Atlanta, San Francisco, Tucumán y Buenos Aires, desarrollé proyectos open source para el ecosistema de Bitcoin. Fue la primera vez que sentí que, con mi profesión, podía abrir puertas en cualquier lugar del mundo.

Obtener ese puesto fue el resultado de enviar y recibir mails, coordinar entrevistas, dar seguimiento y finalmente negociar un contrato. Cometí errores que sólo aprendí a reconocer en retrospectiva. Hoy, con experiencia y distancia, entiendo que el secreto para transitar este proceso con éxito es comprender la cultura profesional norteamericana.

Esta cultura de trabajo valora por sobre todo la eficiencia, la claridad y el orden. Es fundamental demostrar estas virtudes, desde el primer momento y durante todo el proceso de negociación.

Antes de la entrevista

Una vez que entramos en contacto via mail con un futuro cliente o empleador, nuestra prioridad es concretar una reunión via Skype.

  • Respuesta rápida: responder los mails en menos de 24hs es importante para asegurar la fluidez de la conversación. Recordá que no sos el único que está aplicando para ese puesto.
  • Disponibilidad horaria: la entrevista va a ocurrir en un espacio disponible para ambos. Asegurate de tener amplia disponibilidad y comunicarla explícitamente. Para el horario, usá el formato am/pm y el time zone de tu entrevistador.
I’ll be available for a call on Wednesday and Thursday between 11am and 2pm PST. Let me know what works for you.
  • Calendar invite: el pacto se sella creando un evento compartido en Google Calendar. Si no está en Calendar, no existe. Si no usas Calendar, no existís.

Durante la entrevista

Una entrevista suele durar entre 30 y 60 minutos. Durante ese tiempo debemos asegurar una buena primera impresión, hablar en profundidad sobre la oportunidad de colaboración y acordar próximos pasos.

  • Puntualidad: llegar en punto es llegar tarde. Asegurate de estar conectado al menos 5 minutos antes de la reunión.
  • Presencia: en una entrevista virtual tu conexión a internet, calidad de audio y video; y lo que se ve en el fondo, es tan importante como tu apariencia física. Recordá verificar que todo funcione y elegí un lugar silencioso y libre de distracciones.
  • Presentación: la conversación comienza con una introducción mutua. Ensayá un pitch personal que cuente quién sos, qué haces y qué estás buscando.
I’m a Software Engineer with 10+ years of professional experience. I’m currently working at BoringCorp as a front-end developer. I saw your current opening as a React Engineer and was immediately interested.
  • Brevedad: responder a las preguntas de manera clara y concisa ayuda a mantener el foco e interés en la conversación. No te vayas por las ramas y procurá explayarte sólo si te lo piden.
  • Confirmación: dar señales de comprensión aumenta tu participación y genera seguridad en tu interlocutor. Hacé preguntas donde consideres relevante y repetí los puntos importantes de la conversación a modo de resumen.
So I’d be working on AwesomeProduct with a team of five people, aiming to release a first version in two months. Am I correct?
  • Próximos pasos: la charla debe concluir con un acuerdo sobre qué va a pasar una vez terminada la entrevista. No dejes dudas acerca de cuáles son los compromisos mutuos y en qué plazo deben cumplirse.
I’ll send you my Github username later today. I’ll be expecting the coding challenge you mentioned in the next couple of days.

Después de la entrevista

Al concluir la entrevista, la comunicación continuará por mail.

  • Agradecimiento: es una buena práctica enviar un mensaje que agradezca la oportunidad y deje por escrito los próximos pasos acordados.
  • Seguimiento: las novedades del proceso se reportan sobre la misma cadena de mails. Si tu interlocutor no se ha reportado luego del tiempo pactado, no dudes en enviar un mail pidiendo novedades.

No es necesario esperar a una entrevista internacional para empezar a poner en práctica estos consejos. Hacerlo a diario en el trabajo, incluso cuando la comunicación personal está disponible, es una excelente fuente de práctica.