¡75 años del estreno del Diamante Negro!

El 24 de mayo de 1942, Leônidas da Silva vestía la camiseta del Tricolor por primera vez iniciando una era de conquistas

A Gazeta Esportiva / Revista Tricolor

Hace 75 años, Leônidas da Silva debutó con el Tricolor en un clásico con un estadio lleno. Superando a todos los adversarios y todas las desconfianzas, transformó al São Paulo en uno de los grandes clubes de Brasil. ¡Conoce un poco más de la trayectoria del gran crack sanpaulino!

Leônidas fue anunciado como jugador del São Paulo vía radio el 1 de abril de 1942 al coste de una transferencia por el valor de “200 contos de reis”. Una verdadera fortuna (para tener una idea, la lotería federal, con su máximo premio de la época, del día 4 de abril fue de un importe de “300 contos”).

Por problemas legales con la junta del servicio militar, el jugador quedó apartado del Flamengo y muchos consideraron que su carrera como futbolista había terminado. Como una verdadera estrella de cine (en 1951 el jugador llegó a actuar en las pantallas de cine, en la película Suzana y el Presidente), Leônidas fue el primer futbolista brasileño en convertirse en un ‘chico de anuncio’. No fue de extrañar, entonces, todo lo inusitado de esa contratación.

Tampoco fue una sorpresa la tremenda recepción que el jugador tuvo, por parte de los sanpaulinos y de la población en general, siendo cargado en los hombros y arropado por una multitud de más de diez mil personas que lo condujeron hasta la sede del Tricolor, en la calle Dom José de Barros;

Leônidas, sin embargo, estaba fuera de forma y lejos de poder estrenarse a corto plazo con el club. Durante más de un mes, el crack pasó por un acondicionamiento severo.

El 24 de mayo, en el Pacaembu, en un partido entre São Paulo y Corinthians, siendo local éste último, Leônidas se estrena en el Tricolor y revolucionaría no sólo el club, sino el fútbol brasileño en general, despertando a un nuevo gigante nacional de este deporte. El partido transcurrió muy aguerrido y movido, sin embargo, a falta de dos minutos para el final del partido, el Corinthians empató de la mano de Servilio. 3 a 3. A pesar del buen estreno, en términos de movilidad y participación en los goles, la prensa en general, condenó la actuación y la contratación de Leônidas.

Esta reacción enfadó tanto a Leônidas, guardando un rencor tan profundo en su corazón, que se prometió a sí mismo, y a todos, que jamás sería cuestionado nuevamente en un partido contra aquel rival. En palabras del propio jugador sanpaulino: “Sí, por un lado, esas críticas me alcanzaron, pero ciertamente me sirvieron de estímulo mayor, tocando en mi orgullo de futbolista y de hombre, haciéndome reaccionar para contrarrestar a los incrédulos y justificar la confianza de los que me habían contratado”.

Dicho y hecho. ¡Hasta retirarse de los terrenos de juego, Leônidas volvió a actuar en 19 majestuosos, del que salió victorioso en 10, sin perder en otros cuatro y marcando 11 goles! La señal de que la llegada de Leônidas fue una bendición y que su paso por el Tricolor elevaría el prestigio fue en el tercer partido del media punta con el club. Contra el Palestra (14/06), marcó el único gol del São Paulo en el partido de una manera espectacular y particular, marca registrada del jugador, un gol de chilena (bicicleta en Brasil). La contratación de Leônidas y la edad de oro desencadenada por él pueden ser consideradas un marco de consolidación del São Paulo como un club verdaderamente grande. Con Leônidas como estrella mayor, el equipo ganó cinco campeonatos paulistas en siete años (1943, 1945, 1946, 1948 y 1949).

Like what you read? Give São Paulo FC a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.