¿A dónde se fueron los juguetes?

Un “ejercicio” familiar diferente…

No fue tal cual mi traducción pero aquí está el post…

En verano vi en LinkedIn un post que me llamó mucho la atención de Bobby, gringo intenso con el cual viví los dos meses del verano del 2003 en St Paul, MN. Decía algo así: Estamos vendiendo todo lo que tenemos, nos vamos de misiones como familia. Sólo pensé “definitivamente que suena a decisión de Bobby” y me imagine sería algo que haría unos meses en verano de alguna loca forma.

Semanas o meses después vi otro post que decía que vendrían a General Cepeda, Coahuila unas semanas como parte de su entrenamiento y lo contacté y este sábado pasado con mi familia nos aventamos las dos horas de neblinosa y oscura carretera para llegar a eso de las 9:30pm al pueblo.

Armamos una carnita asada con los Erisman en nuestro hotel.

Bobby nos recibió en la noche en manga corta y en chanclas mientras nosotros nos estábamos helando y nos dijo principalmente tres cosas que hicieron se me cayera la baba: 1- Tiene siete (si, 7 y es dos años más grande que yo) hijos, el más chico tiene dos meses, nació un par de semanas antes de iniciar su entrenamiento en Louisiana (WTH!), 2- Que hay 7 familias de gringos misioneros viviendo en este momento allí en la casa, 3- Y que las familias que le entraron a esto hicieron compromiso de al menos dos (¡Sí, 2!) años vivirlos con su familia sirviendo a los pobres en alguna parte del mundo (ahorita están allí de entrenamiento y luego les dirían a donde les toca a cada quien).

Sabía había gente loca en este mundo, pero pensaba que normalmente para cosas que calificaría como malas. Neta nunca me imagine que un papá y esposo (yo pensando en primera persona claro) pudiera derrepente dejar todo y decidir ser generoso al extremo de esta forma tan irreal junto con toda su familia, ¡Y por tanto tiempo! Wow.

Foto que tomé con los pueblos y rancheróas que visitan.

Pudiera escribir muchas cosas sobre las pláticas que tuvimos el domingo y platicar como vi a sus siete hijos comportarse de forma tan civil o hasta madura, como disfrutan las pequeñas cosas, como se llevan entre ellos, y el convivir y jugar con mis hijos pero me enfocaré en los juguetes ahora. Hay muchísimas rancherías que están visitando que sólo se llega después de buenos kilometros de terracería que tienen muchos niños (nos enseñaron fotos de las veces que los han visitado) y que tienen cercano a nada.

Sin saber bien a lo que íbamos el sábado en la noche para lo que sí fuimos preparados fue con regalos; no sólo juguetes nuevos sino que también Inés (y Javier con nuestra ayuda) había escogido cosas usadas en buenas condiciones que limpió con mucho detalle para poderlas regalar también así es que llevábamos una buena cantidad de cosas para que los Erisman pudieran darles a los niños de las rancherías de la zona.

Inés despidiéndose.

Inés ayudó a “cargar” una bolsa de basura llena de juguetes de nuestra camioneta a la van de los Erisman y les pedimos fotos de cuando entregaran. ¿Debí haber pedido las fotos? La verdad no sé, luego me quede pensando que chance podía causar sentimientos de orgullo no alineados para nada con la idea original, que era simplemente ser generosos y dar algo de lo que tenemos a otras personas sin desapego como algo normal y no buscando un premio emocional. Pero por otro lado sí quiero que Inés y Javier tengan conciencia de la realidad social que se vive en nuestro país y vean como pueden ellos afectar positivamente aún de formas tan pequeñas como fue en este caso de regalar sonrisas y buenos momentos de juego a los niños que reciben los juguetes. Ya que las recibamos veremos.

¿Qué más cosas podemos hacer (sobre todo en estas fechas navideñas de tantos juguetes para nuestr@s hij@s y de tanto frío para hij@s de otros) con nuestros hijos por el futuro (de ellos y de los demás)? A pensarle…

(Este artículo fue continuación de https://medium.com/@papaurquidi/pi%C3%B1atas-regias-qu%C3%A9-hacer-con-taaaaantos-juguetes-c0122be80cd4?source=friends_link&sk=4492a90b94d99d149759bd9ef2f3ddff por si no lo viste dale click al link.)

Sólo para Papás

Lo que hacemos y dejamos de hacer con nuestr@s hij@s…

José Manuel De Urquidi

Written by

Convencido de que necesitamos papás en toda la extensión de la palabra hoy en día, pero, ¿Qué quiere decir eso? En esas ando…

Sólo para Papás

Lo que hacemos y dejamos de hacer con nuestr@s hij@s incidirá a lo largo de toda su vida, por eso queremos hacer pequeñas y grandes cosas que marquen la diferencia. Por ell@s primero pero porque el mundo necesita papás comprometidos.

More From Medium

More from José Manuel De Urquidi

More from José Manuel De Urquidi

I Don’t Want To Be a Macho Dad

Top on Medium

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade