¿Por qué todo el mundo necesita un entrenador? — Video

Seba Campos
Jul 10 · 4 min read

El video que aquí arriba es solo un extracto del video completo que puedes ver que es una TED Talk y que nos propone la necesidad de tener un entrenador, un «alguien» que nos mire jugar y luego haga sus comentarios para ayudarnos a mejorar. No te voy a explicar el video ni volver a repetir las cosas que ya dijo , pues para eso puse el video; ni tu ni yo somos tan tontos. Mi intención es ofrecerte desde mi experiencia algunas razones extra y aplicaciones prácticas a esto de tener un «coach» para tus quehaceres.

La incomodidad de dejarse mirar y criticar

A mi me gusta mostrar solo lo mejor de mi y ya está previamente procesado y estoy preparado para recibir golpes y críticas (de hecho, intento contarlo con humor para que no duela tanto). Dejarse ver y más aun, dejarse evaluar es cosa de valientes.

Ya lo sabes por experiencia cada vez que tienes que ir a control médico y te enviarán a tomar esos benditos exámenes de sangre con colesterol, triglicéridos y todos esos indicadores que siempre salen mal. Por eso todo esquivan esos controles.

Por lo tanto, antes de cualquier sugerencia que quiera ofrecerte, lo primero es que asumas que es necesario que otro te vea, te observe con ánimo profesional, con prolijidad y te diga cosas que no quieres escuchar, cosas que no sabes que haces mal, cosas que creías que hacías bien y que pueden ser mucho mejor. Pero lo más gordo de todo es que tienes que estar preparado y dispuesto para hacer algo al respecto, sino solo será un ejercicio de auto tortura innecesario e infructífero.

No tiene que ser mejor que tu, tiene que observar mejor que tu

En el caso del deporte es mucho más común, pues un campeón del mundo es poco probable que tenga como entrenador a un campeón del mundo; es decir, en la mayoría de las veces el pupilo objetivamente ha logrado más que el maestro. Pero no se trata de buscar alguien mejor que tu, alguien con más logros, capacidades y talento. Se trata de buscar alguien que pueda observarte mejor que tu a ti mismo y que pueda ofrecerte un análisis de calidad sobre tu desempeño.

Es difícil mirarse en tercera persona y ser objetivo en el análisis, por eso por ejemplo, para los que practicamos algún deporte, es saludable grabarnos en video practicándolo, pues así podemos ver lo que hacemos bien y mal. Un entrenador puede hacer eso sin necesidad de una cámara y un análisis posterior.

Aquí viene la segunda parte. Busca alguien que además de observar bien, pueda ofrecerte un buen análisis, tenga empatía y asertividad al momento de decirte las cosas. Tampoco la idea es que busques un instructor tipo «militar» que se pase el día a gritos y órdenes que te hagan sentir mal.

La posibilidad de mejorar, sobre todo frente a las dificultades

Tu decides sobre qué áreas quieres ser observado. Yo al escribir esto pienso en tres áreas e forma simultánea; lo personal (psicológico, afectivo, espiritual), lo profesional y lo deportivo. Por lo tanto en un mundo ideal, con tiempo disponible y presupuesto acorde, un buen terapeuta, un buen coach profesional y un buen entrenador deportivo seguro me hacen alcanzar una versión de mi mucho mejor que la que soy actualmente.

Soy un afortunado, porque con frecuencia he visitado un terapeuta (psicólogo), no porque sufra de algún trastorno o patología, sino porque la vida es cuesta arriba, soy bueno cagándola y me cuesta salir de mis problemas por mis propios medios. No me alcanza este blog para enumerar la cantidad de cosas que he aprendido en estos procesos de acompañamiento.

Ni les cuento de lo deportivo, que tengo la suerte de tener amigos entrenadores y profesores de deporte, actualizados, vigentes y que me quieren mucho, por lo que me dan tips y consejos gratis. (ahorro mucha plata jajajaja)

Creo que el primer paso será definir en qué áreas de tu vida quieres crecer, necesitas ser acompañado o incluso dirigido y donde estás preparado para recibir un poco de presión y rendir. Defínelo!!! (o esquívalo, no respondas a esta pregunta, hazte el tonto y sigue leyendo como si nada, tu decides)

Aplica también para la vida espiritual

Aquí sí que soy un afortunado sin medidas, pues tengo la posibilidad de recibir acompañamiento espiritual con frecuencia. Creo de todo corazón que nuestra vida espiritual se vincula al 100% con las demás áreas de nuestra vida y lo que ocurre a nivel espiritual se refleja en el trabajo, las relaciones personales, los estudios, el deporte, la salud, etc. Entonces ¿Qué mejor que darle una mirada a ese asunto en compañía de alguien que pueda orientar el camino?

Sé que esto no es para todos, pues me imagino que no todo el mundo tiene como objetivos de superación personal el crecer espiritualmente; pero yo sí y para lograrlo es casi un requisito fundamental tener un «coach espiritual», alguien que te siga la pista y te ayude a avanzar, para que la fe crezca, para que las heridas sanen y para que uno pueda perseverar ante las cosas difíciles de la vida (que vivo frecuentemente) y aprender a gozar plenamente de aquellas que son maravillosas (que casi nunca ocurren)

Entonces a modo de resumen, a no ser que seas un súper héroe autosuficiente y excepcionalmente bueno en todo lo que haces, tómate un minuto para pensar y definir en qué quieres y puedes crecer como persona y busca alguien que acompañe ese proceso.

Si quieres lo haces solo, te compras un libro de autoayuda y me cuentas como te va. para que lo pienses dos veces antes de botar la plata. No te autoayudes, busca ayuda en alguien, todos necesitamos un entrenador.

Seba Campos

Productividad, mañas, sentido de la vida, social media y random content

Seba Campos

Written by

Comunicador, educador y creador de contenidos digitales

Seba Campos

Productividad, mañas, sentido de la vida, social media y random content