Global Design System by Secuoyas

Global Design System

Un sistema de diseño va mucho más allá de una librería de componentes como ya hemos descrito en publicaciones anteriores (si te los perdiste puedes ver nuestros anteriores post Sistemas de Diseño, mucho más que componentes y Sistemas de Diseño, un marco conceptual” ). Por tanto, el proceso de investigación y análisis que tiene como objetivo dar forma al sistema completo debe hacerse desde una perspectiva abierta y sin restricciones. Es fácil caer en una definición de “biblioteca con pequeños aditivos” pero cuando realmente tratas de darle una visión integral, el campo de actuación es extenso e interrelacionado.

Tomando como punto de partida los Sistemas de Diseño más conocidos como puedan ser Carbon de IBM o Lightning de Salesforce, así como el bagaje de otras organizaciones como Invision, Airbnb o Spotify, y uniéndolo a nuestra experiencia diseñando y contribuyendo a diferentes sistemas en nuestros proyectos, desde Secuoyas hemos trabajado en una definición general, tratando de identificar sus componentes esenciales y sus relaciones. Esta inmensa tarea dio como resultado el modelo holístico que aquí explicamos, el Global Design System.

Somos conscientes de que la aproximación que ofrecemos es una visión enormemente amplia de los sistemas de diseño y probablemente sea difícil de digerir en un primer momento. Sin embargo, te pedimos que respires hondo y afrontes este enfoque con una mirada abierta que te permita reflexionar sobre todas las implicaciones que abarca. No es necesario que, si estás pensando en abordar un sistema de diseño, consideres de forma inicial todos y cada uno de los aspectos tratados aquí. Simplemente queremos ofrecer una perspectiva general que dé el empoderamiento y el conocimiento necesario para decidir cómo diseñar el sistema y cómo afrontar su desarrollo en el contexto específico en el que te encuentres y sobre todo, con las máximas garantías de futuro.

“Puedes necesitarlo todo o sólo necesitar una parte. Con la visión global, simplemente decide qué es lo necesario”

Los 5 elementos

Con el objetivo de estructurar de forma lógica y ordenada todo el conocimiento y tomando como referencia inspiracional el propio universo, hemos desarrollado una organización que pretende ayudar en la comprensión los Sistemas de Diseño.

De esta forma, a continuación se explican cada uno de los 5 elementos estructurales que serán la base sobre la que construir un Sistema de Diseño eficiente y sostenible a lo largo del tiempo. Todos los elementos se encuentran interrelacionados y por tanto es necesario considerarlos en conjunto y no centrarse únicamente y de forma aislada en sólo uno de ellos. Más adelante veremos las implicaciones de esta interconexión, pero veamos primero el detalle de cada uno de los 5 elementos base.

GDS — Elemento AGUA

Agua — la biblioteca de componentes

El agua es el elemento más abundante de nuestro planeta y es el elemento vital en el desarrollo de los seres vivos. Por ello, hemos querido hacerle corresponder con la biblioteca de componentes, como el elemento más extendido cuando hablamos de Sistemas de Diseño y que da vida al resto de elementos.

GDS — Elemento FUEGO

Fuego — los procesos

El fuego es el elemento transformador, la chispa que hace que las cosas ocurran y sin duda, esos son los procesos que complementan la biblioteca para que esta pueda tener el dinamismo necesario para seguir evolucionando y que no muera encerrada en “un cajón”.

GDS — Elemento TIERRA

Tierra — la infraestructura

La tierra da solidez proporcionando forma y estructura y es quien permite que el resto de ellos fluyan de forma apropiada. Por eso, debemos plantearnos qué aspectos de infraestructura son necesarios incorporar al sistema para realmente apoyar la biblioteca de componentes y todos sus procesos adyacentes.

GDS — Elemento AIRE

Aire — la organización

El aire es la fuerza detrás de todo movimiento y sus efectos son importantes y observables. Una sistema de diseño vivo convive en una organización, que requiere de una madurez, unas estructuras y unos procesos internos que permita evolucionar y crecer al sistema de forma sólida.

GDS — Elemento ÉTER

Éter — la cultura

El éter es el elemento que crea el espacio para que el resto de elementos lo llenen, siendo el elemento más sutil, el más expansivo y el más etéreo de todos ellos y por ende, lo relacionamos con la cultura. Muchas veces no se le presta atención, pero es fundamental para garantizar que el sistema impregne toda la organización con garantías y adherencia.

Un sistema conectado

Como ya comentábamos en la Teoría de Sistemas, los elementos forman parte de un todo más grande y cada uno de ellos se encuentra interconectado con el resto.

En ese contexto, no podemos entender que los 5 elementos indicados (agua, fuego, tierra, aire y éter o en sus vertientes de sistema, biblioteca, procesos, infraestructura, organización y cultura) trabajen de forma independiente, pensando de forma ilusoria que los cambios o adaptaciones que surgen en uno, no afecte al resto. Es obligatorio hacer un planteamiento y un seguimiento del sistema desde una perspectiva global: cuando analizamos, evaluamos o actuamos sobre un elemento, debemos considerar cómo el resto de ellos pueden verse afectados.

Elementos conectados

Sí es cierto que la mayor parte de las aproximaciones a los sistemas de diseño surgen desde la biblioteca de componentes (el primero de los elementos, el agua), pero ya hemos explicado que para que ese elemento tenga una adecuada permeabilidad y permanencia en la organización es necesario que se desarrollen o se ajusten otros elementos. Esta forma de aproximación es en cierta medida lógica, ya que pone el foco en la coherencia y en la facilidad de escalabilidad futura, que suelen ser grandes preocupaciones en las organizaciones enfocadas a producto, pero que no debe dejar de lado los cambios necesarios en los otros elementos.

En otros casos la aproximación es diferente y algunas entidades detectan la necesidad de afrontar un cambio cultural para comenzar a trabajar con un nuevo enfoque. En este caso, la entrada al sistema es a través de otro de los elementos, en particular el éter, pero que a medida que se vaya trabajando en ciertos cambios y progresiones, la influencia irá afectando al resto de los elementos.

No existe una aproximación mejor o más lógica, son diferentes opciones que pueden darse según las distintas necesidades de las entidades. Cuando una empresa plantea la necesidad de implantar un sistema de diseño, debe analizar en detalle cuáles son sus circunstancias concretas, si esa es la mejor decisión y decidir qué elementos son los prioritarios, cómo se van a abordar en las diferentes etapas del proyecto y cuál es el nivel de profundidad con el que se van a abordar cada uno de sus elementos.

No hay una solución única, existen necesidades específicas para empresas concretas y por ello es tan importante que para cada caso se ajuste el modelo, definiendo su amplitud y profundidad.

El modelo propuesto desde Secuoyas es una aproximación que busca ayudar a comprender los elementos, los puntos de entrada y las relaciones porque creemos que la única aproximación válida es holística de forma que se contemplen todos los elementos desde una perspectiva global e interconectada.

Ilustraciones: Madeline Honingford