Humaniza que no es poco. Una aproximación a la humanización desde la gestión

SEDISA
SEDISA in SEDISA
May 16 · 3 min read

Firma invitada

Es indudable que la palabra “humanización” ha cobrado un protagonismo sin precedentes en los discursos que se producen en el universo de los servicios de salud, me atrevería a decir que desbordando en los últimos tiempos como “trending topic” a la traída y llevada “sostenibilidad”.

Iniciativas locales o circunscritas a ámbitos asistenciales concretos han logrado un éxito y un nivel de adhesión sin precedentes. Tal es el caso de la “bendita locura” del proyecto HUCI de Gabi Heras, del que también forman parte, por ejemplo, los “paseos que curan” de José Carlos Igeño en el Hospital San Juan de Dios de Córdoba.

El ámbito meso y macro no ha tardado en subirse a esta ola con posicionamientos estratégicos al máximo nivel, creándose en algunas comunidades posiciones directivas exclusivamente dedicadas al despliegue de proyectos integrales de humanización liderados desde las consejerías de salud.

En tanto que la humanización de la atención sanitaria presenta una focalidad eminentemente asistencial y muy pegada al entorno clínico, procede analizar el papel que los gerentes y directivos sanitarios deben ocupar en este escenario.

En nuestra ponencia del pasado día 8 para la mesa de humanización del 21 Congreso Nacional de Hospitales reflexionamos sobre dos aspectos clave en relación a la posición del directivo sanitario en el ámbito de la humanización.

De entrada, la “ola” de la humanización nos pone en una posición de obligado compromiso. Se trata por un lado de algo inherente a la atención sanitaria, y, por tanto, inopinable e inexcusable. No cabe negarse o posponer iniciativas que hagan más humano el paso por el hospital. Por otra parte, y por el mismo motivo, tampoco cabe dar por hecho que lo estamos haciendo todo bien. Por mucho que a algunos les parezca una moda, también es un error pensar que analizar, comprender y detectar qué podemos mejorar es algo que no necesitamos porque ya somos fantásticos.

Es así que por una parte, los gerentes de los hospitales deben ofrecer, de cara a los profesionales y a la ciudadanía, las garantías necesarias para que las estrategias de humanización se desplieguen de forma simétrica e integral en todas las líneas asistenciales del hospital. Para ello debemos potenciar, priorizar y apoyar las iniciativas profesionales de aquellos servicios más motivados o más proactivos respecto a este tema, y desarrollar estrategias de aceptabilidad en aquellos servicios que puedan mostrarse más resistentes a los cambios.

La humanización de la atención en el hospital debe ser algo estratégico, que ocupe un lugar de privilegio en las prioridades de los gerentes, teniendo las puertas absolutamente abiertas a las iniciativas que en este sentido decidan desarrollar los servicios, pero también garantizando que la mejora de la humanización no va por “barrios” dentro del hospital. No tendría sentido humanizar la UCI pero no las urgencias, o humanizar la hospitalización convencional pero no hacer nada a nivel del bloque quirúrgico.

Por otro lado, si los gerentes han de mostrarse muy sensibles a las iniciativas de humanización garantizando su aplicación integral y simétrica dentro del hospital, no pueden darle la espalda a la humanización en el ejercicio mismo de la gestión sanitaria. Sin duda, un hospital donde los directivos no hacen “gestión centrada en las personas” difícilmente podrá llevar a cabo “atención centrada en las personas”. Las decisiones de los directivos, ya sean estratégicas u operativas, tienen un impacto directo en el día a día, en la vivencia que las personas tienen de su relación con el hospital. Y cuando hablamos de personas nos referimos a todas las personas. Profesionales y pacientes.

Por tanto, y resumiendo, consideramos que la sensibilidad directiva a las iniciativas de humanización debe desplegarse en dos frentes: Por un lado, ofreciendo garantías de transversalidad y simetría dentro del hospital, y por otro, analizando y mejorando el propio ejercicio de la práctica directiva para orientarlo a mejorar la experiencia de la gente.

José Luis Gutiérrez Sequera. Consultoría en Gestión Sanitaria.

@Gutiseque

SEDISA

Sociedad Española de Directivos de la Salud

    SEDISA

    Written by

    SEDISA

    Sociedad Española de Directivos de la Salud formada por profesionales que trabajan en el sector salud y que ocupan una función directiva en sus empresas

    SEDISA

    SEDISA

    Sociedad Española de Directivos de la Salud