Precuela y making of del proyecto de innovación en gestión Nursing Research Challenge

SEDISA
SEDISA
Published in
5 min readJun 24, 2024

Guest Post

Esta es en realidad la historia de un sueño. Y es que en la investigación e innovación, así como en la gestión, es preciso ser capaces de ilusionarnos y soñar con que podemos mejorar las cosas, y ser promotores del cambio. Y estas quizás, deberían ser alguna de las preguntas más importantes a hacer en las entrevistas para acceder a un cargo de responsabilidad, lejos de los ya manidos “¿dónde se ve en cinco años?” o “¿Cuáles son sus hobbies?”.

Personalmente, aparte de un proyecto que presentar, les peguntaría: “¿Usted por qué cree en lo que hace?, ¿Con qué sueña? y “¿Cuál es su sueño/proyecto para esta Organización?”. Pero este artículo no tiene como objetivo hablar de este tema, que daría para un profundo debate acerca de la necesidad de la profesionalización de la gestión, entre otros muchos aspectos.

Y es que, hace tiempo comprendí que para ejercer el liderazgo es necesario reunir algunos ingredientes esenciales: conocimientos (fundamental), actitudes, competencias pero también ser observador/a, analítico/a, comprender en profundidad, detectar las necesidades y ser capaz de darles respuesta; no pensar solo en mañana, sino alzar la vista y mirar al futuro, y ser capaz de predecir dónde nos gustaría que nuestra organización esté dentro de cinco años y comenzar a colocar una a una las baldosas desde hoy para construir ese camino y hacerlo tangible. Para ser motor de cambio es necesario ser disruptivo/a, un tanto osado (ausarta), mirar lo mismo que miran todos pero vislumbrar cosas diferentes, creer que el cambio es posible y trabajar para ello, y sobre todo, el éxito radica en rodearte y apoyarte en aquellas personas (competentes) que son capaces de soñar contigo. Obstáculos habrá siempre, son parte del camino, pero al final solo constituyen una parte del reto y aprendizaje.

Y así es en realidad como se gestó el proyecto Nursing Research Challenge. Durante mi desarrollo científico como investigadora, no encontré un sendero marcado que seguir, no tenía un camino o referentes cercanas en las que pudiera inspirarme como modelo. Sin embargo, me siento afortunada, ya que el azar hizo que en el camino encontrara a grandes mentores. Mis directores de tesis doctoral sin duda lo fueron: Mayte Moreno, Montse Gea y Joan Blanco.

El Nursing Research Challenge se gesta como respuesta a esa necesidad de las enfermeras que nos dedicábamos a investigación dentro de las organizaciones sanitarias donde trabajamos la mayoría: las dificultades, la falta de tradición en nuestra profesión, de formación específica, grupos de investigación dónde desarrollar las líneas de investigación propias, dificultades para conseguir financiación, y de lo alejado de todo esto que en ocasiones se percibía a los gestores.

Todas esas debilidades a través del Nursing Research Challenge se han convertido en oportunidades y fortalezas, en un claro ejemplo de cómo desde la necesidad y la detección del problema a resolver nacen los mejores proyectos, y cómo es posible que cuando lo que defiendes es coherente, factible y con un importante impacto se extienda como una mancha de aceite a una velocidad vertiginosa. Es importante destacar que este proyecto complementa perfectamente otras iniciativas y proyectos existentes previamente en otros ámbitos (universidades, institutos de investigación sanitaria), pero poniendo el foco de forma explícita dentro de las propias organizaciones sanitarias.

Siempre cuento que cuándo comencé el análisis DAFO de la investigación de enfermería en Euskadi en febrero del 2021 no sabía aún hasta dónde llegaría este proyecto. Fui dando los pasos a medida que me encontraba con nuevas necesidades, y lo uno me fue llevando a lo otro. Así, del análisis DAFO, continúe al Libro Blanco de la Investigación Enfermera en Euskadi y solo un mes después de que se publicara, ya estaba dando forma al proyecto Nursing Research Challenge tal y como hoy lo conocemos, para poder hacerlo realidad e implementarlo en la práctica. Debo agradecer a las personas que creyeron y apoyaron desde el inicio este proyecto, especialmente a Jesus Larrañaga, director gerente de la OSI Bilbao Basurto, organización en la que trabajo y he desarrollado el proyecto. Y este punto es fundamental tener líderes que apuesten y apoyen por la investigación, es crucial y decisivo. Esta es la primera vez que lo digo públicamente, pero soy consciente de que si hubiera estado en otra organización o con otra dirección las cosas no habrían sido tan fáciles. En este punto, era necesario realizar el registro de la propiedad intelectual y de la marca Nursing Research Challenge, para lo que pude contar con el inestimable apoyo de Bioef, la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitarias. A partir de este momento, comenzamos las difusiones primero en nuestra organización y después fuera de ella. Lo cierto, es que debo confesar que a partir de aquí fue todo rodado. Gracias a Maria Ángeles Cidoncha y a Inmaculada Moro de la subdirección de enfermería de la Organización central de Osakidetza, porque enseguida vieron el potencial del proyecto para su extensión dentro del Sistema Sanitario público Vasco y comenzamos a trabajar en la operativa de su puesta en marcha.

Y aún recuerdo la primera conversación con Blanca Fernández-Lasquetty de la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE). Lo cierto, es que desde el inicio hubo una gran conexión e interés, lo mismo que después con Jesús Sanz, Mercedes Ferro y Juan Paricio. Tras dar todos los pasos necesarios firmamos la licencia de uso en junio dle 2022. A día de hoy son ya 30 las organizaciones sanitarias a nivel nacional participantes en este ilusionante proyecto.

Aún queda mucho recorrido por delante, son muchas las personas, líderes, profesionales que están remando en un mismo sentido y tejiendo redes con las ya anteriormente existentes. Es importante y fundamental el apoyo y colaboración de los Institutos de Investigación Sanitaria, Colegios de Enfermería, Academias de Ciencias de Enfermería, Universidades etc

El siguiente paso en el que estamos trabajando es la internacionalización, porque tal y como comentaba al inicio de este breve artículo, nunca debemos dejar de soñar.

Dra Verónica Tíscar González. Coordinadora de investigación e Innovación de la OSI Bilbao Basurto (Osakidetza)-IIS Biobizkaia.

--

--

SEDISA
SEDISA
Editor for

Sociedad Española de Directivos de la Salud formada por profesionales que trabajan en el sector salud y que ocupan una función directiva en sus empresas