De socrates a la fisica cuantica…

Seamos conscientes de que a lo largo de la historia han existido distintas ideas con la finalidad de apoyar al ser humano, hace 2500 años Platón trajo la idea de que la gente estaba dañada porque no sabían la verdad. Él decía que la manera en que te puedes salvar de sufrir decepciones es aprendiendo a razonar apropiadamente. Ese era su programa y estuvo sistemáticamente pensado y extremadamente influyente en la historia del dogma Cristiano.

En los años 1600 Descartes se pregunta qué es el Ser Humano llegando a la conclusión y a su ahora famosa frase: “Pienso y luego existo.” Más no fue todo lo que hizo. René Descartes sembró una conversación de que el ser humano está separado de todo lo demás. Él decía que somos el centro del universo y que con la ayuda de dios estamos creando la existencia. Que tú yo estamos separados y así también separados de los animales y la naturaleza.

Ese es el paradigma con el que habíamos estado viviendo hasta ahora o hasta hace poco. Esta conversación habla de que el Ser humano está separado de todo lo demás, y basamos en resultados y observaciones de la vida del ser humano podemos ver que el Ser humano es un ente social. Nos gusta estar y convivir con alguien más. De hecho, el peor castigo que podemos crear como seres humanos es sacarlos, es recluirlos, dejarlos en solitario.

Tiempo después de Descartes, llegan varios filósofos como Heidegger y Jean Paul Sartre con una nueva conversación. Nace el existencialismo. Donde pasamos a ser parte de todo lo demás. Donde no hay separación. Se borra esta idea de una separación y en lugar de pensar y preocuparnos en qué tan diferentes somos, hoy podemos pararnos como uno mismo. Esto nos ha dado la posibilidad de ver preguntas aún más poderosas que incluyen la sostenibilidad. Pasamos a ser uno mismo con el mundo y a preocuparnos por el futuro sostenible del planeta. Al ser uno mismo con el planeta podemos preocuparnos también por el planeta y no solo por nosotros mismos. ¿Cuál es el futuro sostenible de nuestros cuerpos, de nuestra salud, de nuestra humanidad?

A la par de este nuevo cuestionamiento de cómo suceden las cosas y cómo funciona el universo, llega Isaac Newton. A partir de los años 1650 se crea un enorme rompimiento que era imposible para el ser humano. Hasta entonces todavía creíamos que dios nos estaba castigando en maneras distintas, así como la plaga europea. Y con base a conversaciones que trae Newton, nos dimos cuenta que no era dios el que nos castigaba día a día propagando la plaga a través de Europa, sino que las ratas estaban esparciendo una enfermedad. Newton tomó un mundo fuera de control y le dio algo de sentido. Empezó a poder manipular recursos naturales para el beneficio de la humanidad.

El gran aporte de Newton: La ley de causa y efecto. Para cada efecto hay una próxima y continua causa. De esta conversación se basaba su física clásica que hemos usado a diario para predecir el futuro o hacer cálculos a base de observaciones. Y es aquí donde probablemente seguimos viviendo aun cuando la filosofía y la ciencia han avanzado a un plano totalmente distinto. Podemos notar que en la mayoría de los libros, películas o pláticas seguimos creyendo que somos producto de nuestras causas. O en palabras más sencillas que nuestra historia nos define. Somos el producto perfecto de Newton cayendo en cuenta que somos simplemente el efecto de una causa. Que somos el resultado de nuestro pasado y por consiguiente que nuestro pasado nos define. Newton entonces aplica esta conversación para poder predecir un futuro ya que cuando dejamos que nuestro pasado nos defina, podemos entonces predecir que nuestro futuro se verá bastante parecido a nuestro pasado. Pero démonos cuenta que newton se limita simplemente a predecir un futuro y no a inventarlo.

Después de Newton llegó Albert Einstein en 1900 aceptando las ideas de Newton y añade esta nueva idea de la relatividad. Einstein decía que todo lo que vemos está filtrado a través de nuestra perspectiva. Entonces la realidad, lo que en verdad está pasando, no lo estamos captando. Solo estamos captando nuestra versión de la realidad. Como por ejemplo cuando prendemos la radio la sintonizamos en una estación, escuchamos solo esa estación, aun cuando hay miles de otras. Y como la radio nosotros estamos sintonizados en nuestro contexto y cuando vemos o escuchamos algo, hacemos que encaje en este contexto y a la manera en que pueda adaptarse a este contexto. Y si no encaja, entonces no la vemos.

Einstein simplemente define la realidad como una mera interpretación del Ser Humano y nos da la oportunidad de ver que cada hecho o cada instante tiene miles de maneras de ser interpretado. Lo cual nos verifica la idea de que el Ser humano es un intérprete de la realidad y a su vez un auto-intérprete de su existencia.

Y después de Einstein llega la teoría cuántica para potencializar esta idea. Lo que no nos dice Einstein es que esta interpretación tiene un poder más allá de una manera de interpretar nuestro pasado o presente. Si no que esta teoría de la relatividad nos abre la posibilidad de interpretar nuestro futuro de maneras distintas. De olvidarnos de la causa y simplemente concentrarnos en el efecto. Al poder darle una interpretación a todo, tenemos el poder de reinterpretar nuestro pasado para poder soltarlo. Podemos reinterpretar nuestro presente para momento a momento elegir ser un ser humano distinto. Y lo más importante de todos tenemos el poder de interpretar el futuro y darle la forma de una visión sustentable para el planeta.

Ya en la época moderna seguimos viendo lo imposible siendo desafiado. Brian Greene en sus libros explica la física en una manera totalmente distinta. Él habla de la física cuántica. Lo que es 180 grados distinto a Newton y Einstein.

La mecánica cuántica es una “nueva física” por así decirlo. Algo que desafía las leyes de Newton y que aun con tanta tecnología nos cuesta comprender. La información a la que pensábamos que teníamos acceso con el modelo de Newton y Einstein ahora no simplemente no estamos seguros cómo encaja. Nos estamos adentrando cada vez más a lo que “no sabemos que no sabemos. Lo más interesante es que por más que hemos estado estudiando la mecánica cuántica, ahora por 100 años casi, y por más que investigamos, aún no sabemos qué es lo que está pasando con esa física. Más si sabemos que toda esta tecnología que estamos usando para ir a todo el mundo es una función de la mecánica cuántica. Cada pieza de tecnología que hemos creado en esta época contiene algo de física cuántica. La física cuántica nos hace esto real. Por lo cual el futuro predecible desaparece para ser inventado en ese instante.

Ahora démonos cuenta que aquí dentro de la física cuántica no nos enfocamos en la causa si no en el efecto. Aun cuando no sabemos o no entendemos como sucede, sucede y lo implementamos para crear un futuro que aparentemente no existía.

El trabajo de Newton era ver un futuro predecible, y tenía razón, tal vez hay un futuro predecible como el saber que mañana saldrá el sol o las rutinas a las que nos atenemos día a día. Pero ahora, hablamos del futuro impredecible, el futuro imposible. El futuro que se crea en el momento que declaramos crearlo. El futuro que nosotros vamos inventando, el que no pasaría de otra manera. Y ahora no es solo una idea sin fundamento alguno, sino que la mecánica cuántica nos habla también de ello.

En lugar de ser seres pasivos prediciendo el futuro. Ahora creamos un nuevo futuro a través de un compromiso. Y eso es mecánica cuántica. Un futuro en el que creamos en vez de uno con el cual solo vamos pasando. Y ahora vemos gente en todo el mundo preguntándose por qué todo tiene que ser así, porque no puede suceder algo nuevo, algo diferente. Entonces esto mueve la conversación de todo el mundo y la realidad ahora es diferente.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.