1 de Enero 2018

Esta Nochevieja he estado trabajando. Me ha hecho mucha ilusión a pesar de no poder pasar la Nochevieja con mi novia. Para compensarlo, la noche anterior celebramos las campanadas frente a un reloj de la ciudad. Y sin esperarlo, se convirtió en una noche muy especial.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.