SHYMATAZZ: Déjame vivir…

Cada quién tendrá su manera de rendir tributo a uno de los grandes compositores de la canción mexicana. En mi caso, yo hago referencia al vacío que deja Juan Gabriel -al igual del vacío provocado por el recién fallecimiento de otras grandes figuras del arte y el entretenimiento de nuestro país- mientras que a la vez me pregunto, ¿quién demonios se encargará de llenar esos huecos que son tan necesarios para que perdure la cultura mexicana en el siglo XXI? (Shy del 2017: Wow, tranquilo viejo…)

En nuestro ambiente controlado por Facebook, Whatsapp, y demás banalidades que apenas satisfacen cierta necesidad para la comunicación, no es tanto una labor de los artistas de alzar la voz, porque la comunidad artística ya está ahí, de una manera u otra. Más bien la responsabilidad recae sobre los medios de comunicación de sacar a las generaciones actuales de su sopor, con el fin de que se percaten de todo lo que están dejando ir.

Ya que soy un pesimista que no ve esperanza alguna para el futuro de las artes en este país de neocapitalismo, fútbol mediocre, y violencia arbitraria, yo solo espero que me dejen vivir en paz…

Y claro, aquí les dejo esto que se llama “Déjame vivir”, adaptado para la audiencia millennial (oh, y para los que no comprendan la referencia de abajo, dar click aquí).

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.