Traspié en la fuerza

¿Y qué demonios hago, si se muda una chica nueva a mi piso?……

Si eres estudiante, o eres nuevo en “X” ciudad, a veces te toca buscarte una habitación compartida para salir del paso. 
Normalmente, nunca es por menos de 6 meses. Pero, ¿qué pasa, cuando un día cualquiera, estás en tu habitación y escuchas una voz no familiar en la casa, te asomas con la puerta a medio abrir y te das cuenta (a pesar de que el timbre vocal es un poco bajo) que hay una chica, que se vino hasta con sus ollas propias de cocina, a desnivelar la fuerza de ese universo, que ya creías dominado.

No acostarte con quien compartas piso.

Dicho por mí y por todo aquel, que se haya visto envuelto en lo que puede llegar a considerarse como un reality de muy bajo presupuesto, con actuaciones muy reales y dignas de premios de la academia de drama.

Evaluemos estas 2 grandes posibilidades existentes:

NO TE GUSTA LA CHICA

En el mejor de los casos, te puede pasar esto (¡créeme! no quieres tener una relación con tu compañera de piso). 
Así pues, concentrarás todas tus fuerzas, en hacer de esta chica tu “hermana”. 
Ella eventualmente llevará amigas a casa y ¡si! te presentará como el chico ideal, el que la escucha, el que la quiere, el gracioso, el sexy (aquí entre nosotros… sabemos que miente). Todos los que hemos estado en la “friendzone” hemos sufrido de estos “halagos”, muchas veces desgarradores, pero, como no te gusta, este no será el caso. También, de vez en vez, saldrá con sus amigas y tú serás ese invitado imprescindible. Llámalo interés… por si te toca conducir al final de la noche, sujetarle el cabello mientras vomita, o servirle de “wingman” al momento de ver a ese apuesto tonto, al cual tú miras con odio y cierto recelo… Llámalo amistad, o sencillamente, llámalo como quieras. Al fin de cuentas, el mayor interesado eres tú!.

En fin, el punto mas importante es, que esta chica será el mejor proveedor de progesterona, que todos morimos por tener.

TE GUSTA LA CHICA

Por el bien de tu salud mental y de tu autoestima: ¡Múdate de piso!

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Chema Gomez’s story.