NFT

Miami-Lisboa-Madrid

¿Pagarías 170.000 EUR por la imagen digital del gato de esta dirección de internet? https://www.cryptokitties.co/kitty/896775
¿O 1500 USD por algún autógrafo digital de la colección de https://autograph.io/?.
Pues esto está ocurriendo. Y quizás hayas escuchado algún caso de venta de alguna obra de arte digital en una cantidad de dinero desorbitada. Y si no conoces una, déjame darte un buen ejemplo.

El 25 de febrero de este año, una obra realizada por el artista Beeple (en realidad Mike Winkelmann) que combinaba 5,000 imágenes en un collage vendió por un total de $69,346,250. Beeple se convirtió en el tercer artista vivo más cotizado del mundo, casi nada.

Esta realidad es incluso más increíble cuando consideramos que una obra digital es fácilmente copiable. Sin pérdida de calidad en absoluto, cuya propiedad es complicada de seguir. No existe el concepto de original y copia. Es lo mismo. En principio, lo que da valor a la obra es el hecho de que se convierta en un NFT.

La abreviación NFT se refiere a non-fungible token, es decir, token no fungible. Para entender bien a qué se refiere esto exactamente es necesario entender bien el término fungible. Se entiende por fungible todo aquel activo que se puede intercambiar y no es único. Por ejemplo, una moneda de 1€ es fungible porque se puede intercambiar por otra moneda de 1€ idéntica. Ahora, dentro del mundo crypto, se puede ser parcialmente fungible. Esto quiere decir que cumple uno de los dos requisitos (intercambiable y no única). Por ejemplo bitcoin es una criptodivisa parcialmente fungible, porque se puede intercambiar por otro bitcoin por el mismo valor, pero, se puede rastrear e identificar cada transacción, por tanto se podría determinar la identidad de cada bitcoin (es única).

Por tanto NFTs son únicos y no intercambiables. Cada uno tendrá unas características que lo hacen diferente al resto y solo podrán tener un propietario a la vez. Actualmente existen varios marcos para la creación de estos tokens que forman parte del blockchain y usan Ethereum como valor más común, aunque están surgiendo varias alternativas.

¿Para qué sirven los NFTs? La respuesta más simple sería: para certificar la exclusividad de un recurso digital. Y con ello, por ejemplo, determinar la propiedad. Para que se entienda (aunque sea difícil de creer) puedes comprar una imagen o vídeo digital y certificar su propiedad con un NFT sobre él, describiendo tu compra en la red blockchain. Pagar al autor (que en realidad lo vende ya como NFT), coleccionar y revender cuando se revalorice. Si lo hace. Como una obra de arte física.

Actualmente las mayores aplicaciones de los tokens son para coleccionar, compra de assets digitales en juegos (donde puedes jugar y en un futuro vender el NFT que has utilizado como Axie infinity), y arte (como la obra que comentamos al principio de este artículo). Existen también otras aplicaciones como Certificado de autenticidad para artículos físicos, nombres de dominio, o testamentos. Pero estos aún en menor medida.

Resumiendo, los NFTs son únicos, identificables e introducen el concepto de escasez en el mundo digital. Ahora, a pesar del potencial de estas tecnologías, la usabilidad por parte del cliente final es muy limitada y queda mucho recorrido. Si estás pensando en utilizar estos tokens como medio de inversión es importante que tengan en cuenta las limitaciones.

Acabo con una galería de NFT: https://rfc.art/artists

--

--

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store