Fantasma por Error

El Arlequín es ya un clásico de la escena cultural en Asunción, específicamente en el teatro independiente y les aseguramos que siempre que vayan a alguna obra allí, van a tener un producto muy bueno. En este caso, Fantasma por error, con un texto que viene directo de Costa Rica del autor Jorge Arroyo, gracias al embajador del mismo país, Erick de Jesús Román Sánchez, quien acompañó al elenco y espectadores al estreno de la obra, todo con el fin de poder compartir la cultura costarricense, lo cual en parte se logra gracias a la adaptación de la obra a nuestra realidad, nuestro idioma y nuestras costumbres.

La comedia trata de una pareja común y corriente que vive en el interior del país, Tito el hombre despatarrado que solo quiere estar sentado durante toda la semana santa sin escuchar los plagueos de su señora Lina, quien por otro lado es la que queda en casa todo el día y busca una que otra forma de ganar dinero para cumplir sus sueños, y busca distracciones un poco sobrenaturales. Pero el punto central está en la visita de la Hermana de Lina, Betty una mujer “Moderna” por así decirlo, que al parecer viene con importantes noticias, pero un percance hace que todo quede patas para arriba, hace que Circe la medium del pueblo y líder del grupo de hechos sobrenaturales de Lina, tenga que intervenir para buscar alguna solución al problema que se presenta.

La comedia plantea una conexión entre el más allá y el más acá, tomando algunas de las teorías y técnicas caseras que las “Prueberas de barrio” utilizan para contactarse con las fuerzas que ya están del otro lado. Mientras el marido completamente incrédulo de todo lo que pasa cree que están locas y busca de alguna manera de solucionar las cosas a su manera, intentando hacerse cargo de una situación que no comprende.


La primera razón para ver esta obra podría ser la directora, Alicia Guerra que la conocemos en muchos aspectos, tanto como actriz de teatro televisión y particularmente ya nos tiene enamorados con su trabajo en dirección. En el elenco podemos ver a Alejandra Ardissone como Lina, que lleva muy bien la bipolaridad entre la ternura y el nerviosismo de su personaje durante la trama, que va creciendo hasta romper en las carcajadas del público. Miguel Escoz es Tito, que va jugando con el estereotipo del ex empleado público, marido haragán y machista.

Clotilde Cabral a nuestro parecer, es la que mejor hace aterrizar su personaje en nuestro contexto a través del lenguaje, lo que ayuda mucho a las situaciones cómicas especialmente cuando las tres actrices deben de manejar la escena. Interpretando a una Médium con un pensamiento muy particular y casi coloquial de la vida y la muerte. El elenco es encabezado por Lourdes García Stark, que cumple este año sus bodas de plata con el teatro interpretando a Betty, quien desde que sale con un vestuario muy particular se gana el cariño y las risas de la audiencia.

Algo válido de destacar es que siempre que vayas al Arlequín, te encontrarás con ciertos recursos que hacen más amena la obra y realmente logras a que te adentres en ella, como el diseño de escenografía que realmente logra transportarte en este caso al interior del país, el diseño de luces y sonidos perfectamente sincronizados, que dan un toque importante a la hora de guiar a la audiencia por la historia. También los efectos especiales que nos sorprendieron desde la tormenta que va llegando al pueblo, o las cosas que pasan dentro de la casa que pueden sorprenderte.

Tal como escribe el director en el programa de la obra, esta comedia trata de dar un aire fresco a las comedias costumbristas, agarrándose de los pueblos americanos sensibles ante lo extraordinario como el más allá, agregando guiños del más acá. Habla de una muerte, no tan fatal y atroz como podría ser un asesinato pero sí de aquella que te aparece de pronto, como un compromiso inevitable combinándola con algo muy latino, y que definitivamente tenemos mas como paraguayos, el saber reír en comunidad.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Smash Asunción’s story.