TIA: Llevando cultura a diferentes sectores

El pasado martes asistimos a la obra final de un taller de actuación bastante especial llevada acabo por el Taller Integral de Actuación mas conocido como el TIA, teniendo como protagonistas a niños del Bañado Sur.

El taller tiene el apoyo de la Fundación Itaú que en conjunto con el TIA de Tana Schembori y Juan Carlos Maneglia, busca dar la oportunidad a diferentes sectores de la sociedad para recibir cultura, en este caso introduciendo y capacitando a jovenes talentos en el arte de la interpretación.

En los colegios del Bañado Sur, se abre la convocatoria para que los interesados puedan inscribirse al taller, donde en este ciclo que acaba de cerrarse recibieron clases de Expresión Corporal con Hilario Godoy (El Guernica), Actuación ante Cámara con Celso Franco (7 Cajas) y Actuación Teatral con Jorge Fernández (Los Buscadores). Las clases se llevaron a cabo en la Universidad Columbia y los chicos eran trasladados hasta el local en un bus, teniendo este proceso de aprendizaje duración de un año.

Conocí sus estilos de vida, sus formas de pensar, para ellos es otra la realidad, y hay muchísimas historias que ellos nos pueden contar — Jorge Fernandez

Los jóvenes estudiantes de actuación interpretaron como parte de la muestra final del taller la obra “Los Niños de la Calle” escrita por Moncho Azuaga y dirigida por Jorge Fernández.

La obra fue una fresca presentación que mostró el talento de los jóvenes participantes dentro de los que vemos un futuro en la actuación, además de que con su interpretación la cual fue excelente considerando que aún no son actores profesionales y que fue la puesta final de un taller, lo cual nos mantuvo a todos entretenidos durante todo su desarrollo.

La obra nos muestra una crítica social desde la perspectiva de historias contadas por estos niños del bañado de una manera entretenida, humorística y un tanto cruda a la vez. Pero más allá de la obra en sí la parte más emocionante fue el final en donde varios de los niños mostraron su emoción con lágrimas por estar en el escenario, por tener la oportunidad de mostrar lo que trabajaron durante el año con una sala totalmente llena, al igual que las palabras de aliento de Jorge Fernandez a los niños y a los padres de los mismos, así aplaudimos el trabajo de todo el equipo involucrado y el apoyo de la Fundación Itaú en emprendimientos culturales como este.

Recuerden seguir soñando y trabajando, y a ustedes padres: “no les corten las alas”
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.