Metodologias de cristal y proyectos Cenicienta

Mariel Cordal
Sep 20, 2019 · 6 min read

Hacía poco tiempo que había empezado a trabajar en snappler, cuando alguien en el almuerzo empezó una conversación sobre la organización de los proyectos, cómo cada uno trabajaba de manera diferente aunque todos eran parte de la misma empresa.

Un dia en una reunión con el CEO de la empresa retomamos el tema de organizar equipos y el interés que tenía Snappler en adoptar metodologías ágiles desde hace rato.

Me tiré de cabeza, sin pensarlo le dije “Yo te ayudo “

Todo este proceso fue un camino de aventuras, idas vueltas, de conversaciones de encontrar que nos sirve y que no.

Para empezar creo que tenemos que hablar de qué son las metodologías ágiles

Son aquellas que permiten adaptar la forma de trabajo a las condiciones del proyecto, consiguiendo flexibilidad e inmediatez en la respuesta para amoldar el proyecto y su desarrollo teniendo en cuenta las exigencias del mercado y los clientes

Todo era muy lindo en teoría, pero realmente iban a ayudar a los equipos? A organizar el trabajo ?

Para encontrar más respuestas investigue cuáles eran los pilares fundamentales de las metodologías :

  • Poner a los individuos y a las relaciones sociales por encima de los procesos y herramientas
  • Priorizar la visualización del producto funcionando en vez de la documentación excesiva
  • Tener una relación cercana y colaborativa con el cliente
  • Poder responder rápidamente ante cualquier cambio o imprevisto y no aferrarse a un plan

Ahí fue cuando ví que muchas de esas cosas ya se hacían, en mayor o menor medida pero todos tratando de hacer lo mejor.

Por que no estaba funcionando?

Hicimos un listado de los diferentes proyectos y cómo se comportaba cada uno.

Algunos eran solo de mantenimiento, donde el proyecto ya estaba terminado pero de vez en cuando, una vez al mes o una vez cada par de meses el cliente pedía algunos arreglos o comportamiento nuevo, pero no era algo en lo que se trabaje constantemente.

Otros eran proyectos en desarrollo, en los que se estaba trabajando actualmente , pero ,en algunos las entregas cambiaban todas las semanas, en otros las prioridades cambiaban todos los días y otros eran muchos más estables y se podían definir entregas con tiempos precisos.

Fue cuando nos dimos cuenta que cada proyecto tenía su carácter, cada proyecto tenía personalidad , cada proyecto tenía un equipo y un manager distinto y por supuesto, cada proyecto tenía un cliente diferente.

Entonces no había sentido en usar una misma metodología para todos. Todo lo contrario, cada uno debía que tener una que se amolde y se adapte a su naturaleza.

Así que finalmente encontramos 3 que nos podían servir :

KANBAN

SCRUM

SCRUMBAN

Y como nos encantan los desafíos, no queríamos tomarlas a todas al pie de la letra, sino tomar lo mejor de cada una y lo que más le puede servir al equipo y a la empresa

Cuales eran nuestros objetivos con cada uno ?

Con KANBAN :Aumentar la productividad y la eficiencia

Limitar la cantidad de personas que utilizamos entre procesos

Gestionar de manera general cómo se van completando las tareas

Con SCRUM : Organizar los flujos que trabajo donde más teníamos problemas

Cumplir con las expectativas del cliente utilizando sprints

Autonomía y flexibilidad de parte del equipo de trabajo ante cambios

Con SCRUMBAN: Reconocer la importancia de la auto organización por parte del equipo y agregar valor al mismo

Utilizar las ceremonias y roles como una herramienta en el flujo de trabajo

Tener un flujo de trabajo que se pueda visualizar y gestionar según prioridades

Una vez encaminado lo que queríamos , teníamos que definir roles, en especial en Scrum o Scrumban porque kanban se puede usar sin roles.

Pero quién iba a ser el Scrum master? y ahora qué hacemos?

No fue difícil acordarnos que esta situación muchas ya la pasamos, donde no hay un “alguien” que cumpla ese rol. Ya sea en desarrollo en diseño o en liderazgo.

Cuando uno es parte de una empresa mediana-pequeña mucha de la magia que tiene, es que tenés que cambiar de rol muchas veces. De repente te ves siendo un lider que tambien hace codigo para el proyecto, un desarrollador que a veces tiene que diseñar.

Fue por esto que no nos preocupamos por tener un “Scrum master “ por ejemplo, seguro no es lo recomendable, pero como ya dije nos encantan los desafíos así que por ahora ese rol lo iba a cumplir el “Project Manager” e íbamos a ver que pasaba en el futuro

Por último nos quedaba como implementarlas, y acá fue donde me puse firme.

Por experiencia personal las ceremonias en metodologías ágiles son un arma de doble filo, pueden ser un enorme problema o puede ser la solución a muchos de tus problemas

Para sacar lo mejor de las metodologías hay que respetarlas.

Hay que aprender de los errores, por eso cuando las metodologías no funcionan puede ser porque … no se respetan las ceremonias o toman mucho tiempo,más que el que deben, como no son usadas correctamente no sacas nada bueno , los tableros estan todos desordenados, nadie mueve sus tarjetas, nadie los mira ni les da bola, etc.

Que no quiera usar todas las ceremonias no quiere decir que tenga que usarlas a medias

A qué me refiero con esto, si me doy cuenta que no me aporta hacer una retro todas las semanas, la hago cada 15 dias. Pero no dejo de hacerla o hacerla a medias.

Si mi sprint puede ser de 15 dias en vez de semanal, voy a hacer la planificacion diferente, pero no por eso me permito mover las tarjetas o agregar o sacar algunas durante el sprint.

Hicimos un taller donde abrimos toda esta información a toda la empresa, todos incorporaron la teoría de cada una de las metodologías con una charla pero lo más interesante fue un ejercicio donde cada equipo debía decidir qué metodología le parecía apropiado usar para su proyecto, qué tablero era el que mejor se ajustaba a su equipo y como iban a hacer las ceremonias.

Hubo discusiones, opiniones, post its, fibras , cartulinas.

Todavía estamos adaptando algunos proyectos, otros ya incorporaron ceremonias naturalmente y ahí vamos.

Buscando, cambiando , evolucionando.

Ya se dio el paso y ahora hay que esperar resultados. Yo estoy más que convencida que van a ser positivos.

Incorporar metodología hace que todas las partes del equipo sumen , junto con compromiso y talento se logra que la suma total sea mayor que la suma de cada una de las partes.

En resumen y luego de atravesar esta experiencia de probar, ir , venir, volver, iterar, es como el cuento de Cenicienta.

Seguro ya creen que estoy mal de la cabeza…pero esperen.

Si pensamos a la Cenicienta como un proyecto: tienen un objetivo, muchas veces aparentan cosas que no son y en el afán de cumplir ese objetivo algo se pierde.

El Príncipe salvador tenemos que ser nosotros mismos ,no podemos esperar que nos vengan a salvar, tenemos que buscar eso que pueda ayudar a nuestro equipo a cumplir el objetivo…justamente a encaminar y potenciar el proyecto.

El zapato de cristal debe ser nuestra metodología, que fue probado por muchas personas pero no les quedó, que no estaba destinado a ese proyecto/cenicienta.

Para poder ayudar a un equipo hay que buscar su zapato de cristal , puede variar en formas y colores, puede no andar al principio, puede ser un scrum o un kanban o la mezcla (Scrumban) o ninguno.

La única forma de cumplir el objetivo satisfactoriamente es ayudando a los involucrados y por eso siempre hay que tener la vista puesta en las personas.

Realmente espero que los proyectos cenicientas que andan por ahí encuentren su zapato de cristal para poder caminar hacia su objetivo.

Snappler

Novedades, Historias, Opiniones y Experiencias de los miembros de Snappler

Mariel Cordal

Written by

Snappler

Snappler

Novedades, Historias, Opiniones y Experiencias de los miembros de Snappler

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade