Fotolog ha vuelto y tiene nuevo logo

Los secretos detrás de la nueva marca de Fotolog

Soluble Studio
Jun 3, 2018 · 9 min read

Como probablemente ya sabréis, Fotolog ha vuelto a nuestras vidas. La que fuera una de las primeras y más activas redes sociales de principios de los 2000, evoluciona para ganarse un hueco en nuestro día a día.

Impulsados por Telefónica a través de Wayra, un nuevo y ambicioso equipo con una destacada trayectoria a nivel técnico y de negocio se ha hecho cargo de los activos de la compañía para darle a la red una nueva y mejorada segunda vida.

Gracias a nuestra relación de años con Telefónica y Wayra, hemos tenido el honor de trabajar con ellos para definir la evolución de una marca con tanto a sus espaldas como Fotolog.

Una historia breve, intensa y relevante

Fotolog nació en 2002 con la aspiración de ser una plataforma online donde profesionales y amantes de la fotografía de todo el mundo compartían su trabajo e interactuaban. El objetivo inicial era poner el foco en el contenido de calidad, para lo que se introdujo la particularidad de sólo poder subir una foto al día con un breve comentario.

Esto, además, determinó el modelo de negocio de la red social, ya que podías saltarte esa limitación si te suscribías al modelo premium.

Como todos sabemos ya a estas alturas, las cosas pocas veces salen como uno piensa en un principio, y la plataforma creció de manera exponencial con usuarios de todo tipo, donde lo que realmente importaba era la comunidad y las interacciones.

En esta comunidad, nacieron las carreras de artistas hoy mundialmente reconocidos, se forjaron amistades y se gestaron relaciones de pareja que perduran hasta hoy. Incluso podríamos decir que fue donde apareció por primera vez la figura del influencer.

De una base de 5 millones de cuentas en 2006, pasaron a más de 20 millones en 2008 (llegando a los 33 millones en 2013). No obstante, este número no supuso un volumen de ingresos suficiente para seguir adelante con el proyecto. Esto, junto con la evolución del mundo online y la falta de adaptación, provocaron los convulsos últimos años de la plataforma.

Cuando tu principal característica acaba contigo

Con la llegada de Tuenti y Facebook, se produjo una migración masiva de usuarios que ya no tenían que esperar al día siguiente (o pagar) para publicar más de una foto, además de poder interactuar de forma más activa con su comunidad –recordemos que Fotolog sólo permitía comentarios en las publicaciones.

Hubo distintos intentos de adaptarse y relanzar el proyecto, pero no tuvieron mucho éxito... La plataforma ha vivido la última década de forma casi agónica, con una pequeña comunidad muy activa que no estaba dispuesta a permitir que cerraran su red social favorita.

En 2017, el nuevo equipo se hace cargo del proyecto decidido a adaptarlo, de una vez por todas, al contexto actual. Y es ahí donde empezamos a trabajar.

Nuestro trabajo con Fotolog

Nuestro trabajo con Fotolog empezó a principios de 2017. Cuando nos presentaron a las nuevas participadas de Wayra para ayudarles con su marca y con el diseño de los documentos para inversores. Pasamos de la extrañeza a la sorpresa cuando vimos que entre ellas se encontraba Fotolog.

“¿Fotolog? ¿Fotolog, Fotolog?” Pues sí. Tras varias sesiones con el nuevo equipo, definimos un proyecto en el que desde Soluble pudiéramos aportar el máximo valor posible. Y a trabajar.

El primer paso fue reunir toda la información que pudimos para validar las diferentes hipótesis e intuiciones que teníamos. Efectivamente, no iba a ser un trabajo sencillo. Centramos nuestros esfuerzos en contribuir a definir la estrategia más adecuada para gestionar la vuelta de una plataforma, como poco, controvertida.

Afortunadamente, Internet está inundado de historias y opiniones sobre Fotolog. Los distintos anuncios de cierre, las ideas y venidas y la propia trayectoria del sitio, nos permitió observar las reacciones ante los diferentes escenarios que podíamos plantear.

Esta investigación online, junto con entrevistas a distintos tipos de perfiles y con el trabajo mano a mano con el nuevo equipo de Fotolog, nos permitió validar y definir la posición más común frente a la vuelta de la red social: qué bien no perder esos recuerdos, pero qué mal que puedan salir a la luz.

Existe una relación de amor-odio muy intensa entre Fotolog y su comunidad que ha marcado las decisiones que se han ido tomando durante a lo largo del tiempo. La comunidad de Fotolog ha evolucionado en estos años y ahora es el turno de la plataforma.

Todo va de contexto

Resulta curioso que aquello que casi acaba con Fotolog sea la principal apuesta para hacerse un hueco en el contexto actual. Vivimos saturados de información, repartiendo nuestro tiempo entre redes sociales y aplicaciones que reclaman nuestra atención de forma cada vez más agresiva.

Fotolog vuelve para devolver a los usuarios el control sobre su tiempo. Una foto al día implica seleccionar bien qué se va a compartir. Qué imagen representa lo más relevante de un día y comenzar la conversación desde algo que para ti tiene valor.

Poniendo el foco en el contenido, se potencia el concepto de diario visual, reforzándolo con un formato de calendario tan potente como diferenciador y característico de la plataforma.

Lo que acabó con Fotolog ayer, le hace un hueco en el mercado hoy.

www.fotolog.com *Una web realizada por el equipo de Fotolog.

Una nueva marca

La evolución del mundo digital de la que hablamos también afecta a otros ámbitos claves del contexto, como lo es la relación de las marcas con sus audiencias. Hoy, las marcas tienen que ofrecernos mucho más que unas features y lo intangible es casi más importante que lo tangible.

La marca Fotolog no se ha caracterizado por cuidar especialmente la relación con su audiencia. La falta de comunicación, la frustración ante cambios no anunciados y los altibajos de la compañía, marcaron la percepción que teníamos de la plataforma como marca.

Esta nueva vida, con un nuevo equipo, una nueva estrategia y un nuevo horizonte, es una oportunidad de oro para enmendar los errores del pasado a nivel de marca. El reto es conservar y potenciar lo positivo que heredamos y mejorar aquellos puntos de contacto más olvidados en etapas anteriores.

Encontrar el equilibrio entre qué conservamos y qué iteramos fue nuestro desafío particular. Buscar los elementos clave de la marca para que la asociación con Fotolog sea inmediata pero transmitir, sin lugar a dudas, que la nueva etapa es diferente, alejada de los errores del pasado.

La nueva marca se ha planteado desde la esencia canalla y gamberra de Fotolog. Esa desprecupación por la comunidad es, en parte, esencia de Fotolog, y no tiene sentido volver siendo una marca arcoiris.

Imaginad la marca de Fotolog como ese personaje de sitcom que es un poco desastre pero que no podemos evitar querer. Va y viene, piensa en él antes que en los demás y no va a cambiar, pero aporta valor al grupo y todo el mundo está de acuerdo en que tiene un gran fondo que lo hace irresistible.

Una identidad visual actualizada

Este planteamiento y este objetivo de equilibrio entre lo que permanece y lo que cambia, fue lo que marcó el ritmo en el proyecto de rediseño.

En Soluble creemos y defendemos que la estrategia de marca debe nacer desde dentro de la compañía y es lo que debe articular la definición de la identidad y la activación de los puntos de contacto para proyectar la imagen que permita posicionar la marca en el territorio deseado.

La evolución de la compañía debía quedar reflejada de forma evidente en la nueva identidad visual, sin perder un vínculo lo más fuerte posible con el logotipo que todos conocemos.

La composición, el mítico marco cuadrado y la wordmark, permanecen. La introducción del color fue la solución para recoger el punto de inflexión, manteniendo todo lo demás con unos pequeños ajustes que adaptan los recursos al nuevo contexto digital.

Un nuevo icono para una nueva etapa

El nuevo icono es quien asume hablar de evolución, dejando la parte de continuidad o ser reconocible para otros elementos como la wordmark, la composición o el propio producto.

El énfasis en el contenido de calidad se convierte en el eje perfecto para el nuevo icono, que rompe el mítico marco cuadrado en una retícula de nueve celdas que evocan el calendario de publicaciones y una malla de imágenes.

El color es protagonista en la fotografía (incluso cuando no está) y lo utilizamos para hablar de evolución y adaptación al nuevo contexto digital.

Una wordmark actualizada

Para la wordmark, nos apoyamos en la tipografía Gilroy, muy próxima al logotipo original, sobre la que hacemos algunos ajustes. Para una mejor adaptación a tamaños pequeños y pantallas de todas las resoluciones, aumentamos el interletrado y revisamos los kernings.

Por ahora Helvetica

Fotolog ha usado siempre Arial en su web y en algunas comunicaciones. Como primera iteración, pasamos a usar Helvetica para facilitar que el equipo interno tenga los recursos necesarios para trabajar desde el primer día.

El mundo es en color

El blanco y el negro han jugado un papel fundamental en la identidad visual de Fotolog hasta ahora, dejando el color para las customizaciones imposibles que veíamos en algunos perfiles.

La apuesta ahora es apropiarse de una paleta multicolor rica y actual, con fondos blancos y negros que cedan el protagonismo al contenido.

La retícula como sistema

La solución del icono nos abre la puerta de un camino aún por desarrollar, donde intuimos infinitas posibilidades para resolver diferentes comunicaciones. La retícula o la malla tienen la capacidad de servir como desencadenante para un sistema visual reconocible, identificativo y versátil.


Un producto llevado al siguiente nivel

Aprovechamos este artículo para felicitar a Minide, quien ha liderado el rediseño del producto en su versiones web y móvil. La actualización a nivel de experiencia de producto y de interfaz es evidente y se ha resuelto de forma exquisita, bebiendo de los estándares actuales a la vez que se mantiene una fuerte coherencia con la estrategia de marca.

App de fotolog por Minide

Empieza la fiesta

Como en todo trabajo de identidad de marca, esto no es más que el principio. Se abre una nueva etapa ilusionante donde esperamos que el hueco de Fotolog en nuestros smartphones se consolide y podamos disfrutar de esta peculiar red social muchos años más.

Quienes usamos fotolog en los 2000 hemos evolucionado.
Ahora, Fotolog también.


Soluble somos un equipo multidisciplinar que, desde la estrategia, activamos marcas de startups y empresas consolidadas. Un estudio ágil, con metodologías ágiles, que ayuda a equipos a conseguir sus objetivos construyendo identidades de marca coherentes y reconocibles en todos sus puntos de contacto.

Branding a base de estrategia, diseño y programación para crear marcas de éxito. Branding Soluble.

Visita nuestra web
Síguenos en Twitter
Síguenos en Instagram

Soluble

Branding a base de estrategia, diseño y programación para marcas activas. Branding Soluble.

Soluble Studio

Written by

Branding through strategy, design and development for the creation of successful brands. Soluble branding.

Soluble

Soluble

Branding a base de estrategia, diseño y programación para marcas activas. Branding Soluble.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade