Análisis

ACCA: 13-ku Kansatsu-ka

¿Alguna vez habéis visto alguna serie que hable sobre política? ¿Habéis ido a alguna conferencia sobre cualquier partido político? ¿Os habéis interesado sobre la política alguna vez? A casi nadie le interesa la política, es esa cosa que oímos por la TV desde que somos pequeños, «es cosa de adultos», nos decimos, y sí, lo es. Algo que no nos interesa y que lo dejamos pasar por alto, algo que ya comprenderemos en un futuro, una filosofía que sigue presente hoy en día por algo. Cuando crecemos y vamos al colegio ya empezamos a estudiar la política; el problema es que lo aprendemos desde un punto de vista muy teórico. Vemos las noticias, vemos palabrejas que no sabemos lo que significan y aún así seguimos avanzando, leyendo lo que no comprendemos. Cuando vamos al colegio aprendemos política sí, pero de forma muy teórica, no acabamos de comprender el porqué de esas ideologías, por qué alguien es de derechas o de izquierdas. Es un campo muy poco profundizado en la enseñanza y que debería de replantear a los niños desde pequeños, qué es. Y no lo digo desde el punto de vista en el que tenga que pensar a quien van a votar, sino qué piensan, cómo funciona, qué significa tal o cual concepto.

Aun hoy en día sigue siendo así, la política se da en los colegios, pero no en las aulas, si no en los libros. Sigue habiendo señores con traje en la TV que nos mienten, y aun así les votamos, seguimos creciendo, sin importar lo que es este campo, sin profundizar en esos conocimientos tan esenciales. Y no, yo tampoco sé mucho de política, me podrían preguntar de qué lado estoy y la verdad es que diría que soy centrista. ¿Por qué? Porque no se ni quién ni qué son los de derechas, ni qué ni quién son los de izquierdas. Estoy intentado presionar, dar un discurso más profundo de lo que yo sé sobre política pero tampoco vamos a engañarnos, a mí tampoco me interesa. El concepto más simple de política recae, como casi siempre, en la filosofía, en el modo de pensar de alguien, en su ideología, y sí, eso sí me interesa. Ahondar más en eso hace que me entren dolores de cabeza así que prefiero mantenerme al margen cuando se habla de política. Tengo casi 18 años, dentro de unos meses, legalmente, voy a poder votar y no tengo ni idea de a quién, qué ideología siguen, y qué programas siguen (o no). Este no es un caso extraño, único, aislado, hay mucha gente, por lo menos en España, que es mayor de edad, votan y no tienen ni idea. Lo peor es que practicamos este hábito cada 4 años sin saber a quién votamos.

Dejando un poco la política de lado. La obra de la que vamos a hablar hoy trata a la política como algo simple, nos lo explica como si fuéramos niños, y lo mejor, es que se entiende lo que quiere decir.

Hoy hablamos de ACCA: 13-ku Kansatsu-ka


ACCA: 13-ku Kansatsu-ka

ACCA: 13-ku Kansatsu-ka habla sobre la política sí, pero desde una perspectiva muy simple. No estoy diciendo que nos hable como si fuésemos un niño o que nos tomase por tontos, simplemente intenta expandirse, allanar el terreno para poder plantar la semilla. En este caso nos cuenta una historia que aunque al principio parece simple después se va complicando; y es que esto es de lo que va la política. Y no digo que la serie solo hable de política, se guía por los conceptos de Estado, organización, sistema, etc… Profundiza en lo que es el sistema de gobierno, la jerarquía, cómo están repartidos los poderes, cómo funciona el sistema de ese mundo y cómo funcionan las personas al estar en un poder más o menos alto. Habla mucho de la sociedad y de los contrastes de un distrito u otro, habla de la personalidad de cada personaje y de la sociedad en sí, cómo se comporta una sociedad con pocos recursos, otra que sea más pobre u otra que sea más rica. Habla del repartimiento de poderes, de la monarquía y el método y el funcionamiento de esta. Es una obra que cuenta una historia muy solida, no se guía por los clichés habituales de los animes y no, la serie no está protagonizada por adolescentes, os lo digo desde ahora. Solo con esto ya es una obra que se quita un lastre de encima —«los típicos adolescentes que son protagonistas de todo, que intentan salvar el mundo»—; estamos un poco hartos de esto, ¿no? La obra también se guía mucho por la masa, qué es lo que piensa el pueblo y cómo podemos hacer de este Estado, un Estado mejor. Un símbolo de paz, una paz que esperemos perdure, ¿no?

Dejándonos de política e ideologías, vamos a profundizar más en la historia. ACCA: 13-ku Kansatsu-ka nos cuenta la trama de Jean Otus. El protagonista no tiene nada en especial, es bastante normal y aunque no lo aparente, en realidad, es especial. Cuando nos presentan al protagonista no parece nada en especial, aparentemente tiene un diseño bastante adecuado y que gusta. Por lo demás, siempre tiene la misma expresión y nunca cambiar su carácter; durante la serie no hay nada que lo vaya a enfurecer de verdad, parece que tiene las cosas claras. El protagonista no tiene nada en especial, en principio, y esto hace que veamos que la serie no avanza. La serie no toma cartas en el asunto para poder avanzar y tomarse en serio, simplemente va pasando su vida y va reflexionado, recapacitando y haciendo su vida. El no tiene una opinión de prácticamente nada, es bastante pasivo y no entra en acción, a no ser que algo que quiera corra peligro. Sus padres murieron en el pasado y vive solo con su hermana, Lotta. Otus trabaja en la ACCA, la organización que protege el reino de Dowa y que se fundó hace un siglo. La ACCA es una organización muy importante dentro de ese mundo ya que apaciguó a los distintos distritos que estaban en batalla, bueno, el fundador. Es una organización que mantiene la paz y que se encarga de proteger a sus ciudadanos, una organización vital y núcleo de la obra. Dentro de la ACCA está el departamento de policía, los Cinco Jefes, los directos, consejeros, los supervisores y el departamento de inspección. Dentro de este departamento se encuentra nuestro protagonista.

ACCA: 13-ku Kansatsu-ka

El departamento de inspección se encarga de revisar si se está haciendo el trabajo bien, es decir, de inspeccionar. Por el título de la serie ya habréis visto que la ACCA es un órgano muy importante. Pues bien, el protagonista al trabajar en inspección se encarga de ir a cada distrito para ver si todo es estable. Algo que se hace periódicamente y que consigue recrear bien cómo es cada distrito. Con esta dinámica la serie consigue mostrarnos cómo es cada distrito y cómo es el panorama en cada uno de ellos. Poniéndonos más en contexto, el Estado en el que se encuentra el protagonista es el reino de Dowa, controlado por una monarquía y dirigida por el Rey. En este instante, el Rey cumple 99 años y justamente en unas semanas la ACCA cumple un siglo de celebración. Hace un siglo se fundó la ACCA gracias al apaciguamiento del fundador, quien apaciguó la batalla que estaba surgiendo en el reino de Dowa. Gracias a esto nació la ACCA y gracias a esto se consiguió el merecimiento que tendría que recibir. Gracias a la hazaña de su fundador, ahora se considera la mayor organización de la defensa y protección del ciudadano de todo el reino de Dowa. El nombre de ACCA viene del pájaro Acca que se extinguió justamente al fundarse la organización, un pájaro rojo que se verá como símbolo en el logotipo de la organización. El caso es que curiosamente, y a modo de simbolismo, el pájaro Acca es el pájaro de la paz, el pájaro rojo que da forma al reino de Dowa, no en serio, literalmente. Hay bastante simbolismo en la obra, el caso es que no te lo pone en la cara y está bastante bien implementado, no es algo retorcido ni muy bien pensado, simplemente está bien implementado.

Moviéndonos otra vez a los personajes, la hermana de Otus es Lotta, vive con él y vivió también la muerte de sus padres con bastante tristeza. En la serie se encuentra bien y es un personaje bastante carismático, simpático y con mucha alegría y despreocupación, le gustan mucho los dulces y el pan y eso se muestra de muchas formas en la serie. Es un personaje importante, con un gran secreto y la serie lo aborda bastante bien. Otros personajes importantes serían los compañeros de Otus, siempre están ahí aunque tampoco los ponen demasiado en bandeja para hablar sobre ellos. También se encuentra el director de inspección y los demás supervisores. Nino, el amigo de instituto de Otus, un amigo fiel hasta cierto punto, es callado y conoce bastante bien al personaje, es otro personaje con un carácter muy pasivo y que esconde otro secreto. Los Cinco Jefes son los mayores superiores de la organización, no a todos se les da la misma importancia y acaban siendo dos los más influyentes; estos personajes serían Grossular, Lilium, Pastice, Payne y Spade. Además de esto, estos superiores controlan la organización y los 13 distritos en los que se divide el reino de Dowa. Volviendo a la celebración de los 100 años del ACCA, por motivo de esta celebración se intenta dar un golpe de estado. Este es uno de los puntos fuertes por los que avanza la trama.

ACCA: 13-ku Kansatsu-ka

La serie al final no tiene mucha intención de avanzar y parece que va algo lenta desde el principio. Todo tiene su porqué y es que el explicar el origen y contexto de la nación lleva su tiempo, además de que se va planeando algo a medida que avanza la serie. Creo que lleva un buen ritmo, algo lento pero es lo que necesita la serie, por lo menos una como esta. El punto de inflexión y de salida para que avance la trama es ese golpe de estado. El príncipe sucesor tiene planeado diluir la ACCA y el único intermediario para que se pueda hacer el golpe es el protagonista. Es un planteamiento ambiguo y es que el problema que puede haber con la serie es el cómo lleva el guión. El guión vuelve atrás y adelante en los sucesos y es bastante ambiguo todo hasta que no te lo explican con propiedad. Es un problema que, aunque no llegue a frustrar, si deja con muchas dudas al espectador. Otro punto fuerte que aunque no haga que la trama avance sí está muy presente, el tabaco. El protagonista fuma mucho, y cuando digo mucho es muchísimo, esto es un punto a tener en cuenta, aunque no sea algo tan importante, se ve a simple vista y es algo que hace en cada capítulo. No molesta ya que al final tiene una especie de explicación o simbología a modo de trámite, no sé si se podría decir que es uno de los símbolos de la obra.

Nota de ACCA: 13-ku Kansatsu-ka

En conclusión, ACCA: 13-ku Kansatsu-ka es una obra que habla sobre la política, la protección de un Estado, del ciudadano y del sistema. El cómo gobernar, la jerarquía, el poder, el dinero y todo ello está muy en cuenta de esta obra. Una obra que es muy sólida tanto en su argumento como en la forma de contarlo, se deshila de los clichés y se pone más serio que otras series; una obra muy formal y madura. Una obra que habla del dinero que posee uno, los contenidos que se pueden aprender en una ideología y en un campo como son la institución, el gobierno, la monarquía. Todo lo que aburre importa, aporta algo a quien se lo propone. Porque uno no es más feliz con más poder ni con más dinero, es feliz tal como está, en el estado general que puede estar alguien. No es alguien más importante si es de la realeza o no. Porque hay que protegernos y ser cómo es uno. Una sociedad.