Análisis

‘Hanbun no Tsuki ga Noboru Sora’

Todos tenemos a algún familiar que ha estado enfermo o que lo está, desgraciadamente, y normalmente, no podemos hacer nada. Estamos impacientes porque se recupere, impotentes por no poder liberarle de esa enfermedad. Algún día, o ahora o antes, en algún momento os habrá pasado u os pasará, desgraciadamente, que sufriréis de algún caso grave en cuanto a una enfermedad por parte de algún familiar. La familia es algo importante y siempre hay que cuidarla, por lo menos los miembros que nosotros comprendamos que hay qué respetar. Son situaciones tristes y que nos pueden pillar en un momento delicado, de bajón, o simplemente ni siquiera darnos cuenta. Nos puede pillar una situación así cuando somos niños, ese momento puede ser uno de los mejores si tienes que pasar por una de estas situaciones, no recuerdas demasiado y además no comprendes lo que pasa. El daño es ínfimo y no comprendes por qué hay tanta gente preocupada. Son momentos difíciles que hay qué pasar, echar la vista atrás y seguir. No podemos arrinconarnos y pensar en el pasado siempre, hay que avanzar para seguir con nuestra vida cotidiana.

El peor momento de estar enfermo es que nosotros lo estemos. Nos podemos preocupar por la otra persona pero si lo sufrimos nosotros de verdad es aun peor, como es obvio. Siento la falta de empatía, pero es un hecho el no poder hacer nada, estar ingresado en un hospital todo el día. El ambiente de éste es adecuado para poder recuperarte pero no es un ambiente que le guste a mucha gente, que te curen supongo que no es signo de que todo vaya bien. La obra que trataremos hoy habla de esto, del ambiente en los hospitales, cómo se mueve el personal para salir de los desafíos en una operación, cómo se puede salir de esas situaciones en las que te sientas en una silla, estás al lado de la puerta de operaciones, con el corazón en un puño. Una obra que te cuenta todo lo relacionado con los hospitales pero desde un punto de vista más dramático, humano, el único contexto en el que se puede ambientar de una forma notable esta historia es ésta: en un hospital. Ya que, cuando estas en un sitio que te aburre, tienes que encontrar un entretenimiento, y éste es uno de los puntos que transforma esta serie, un punto que lo transforma en una chica.

Hoy hablamos de una obra que habla sobre la vida y cómo de frágil es. Hoy hablamos de Hanbun no Tsuki ga Noboru Sora.


Hanbun no Tsuki ga Noboru Sora

Hanbun no Tsuki ga Noboru Sora es una obra que habla sobre la vida y lo cerca que está uno de la muerte. El lugar en el que se ambienta es totalmente clave e imprescindible para la historia, el mensaje y lo que se cuenta, algo muy obvio y simple pero que hace que ésta avance.

Se ambienta en un hospital, la trama gira en torno a este lugar y sí que es verdad que los personajes van de un lado a otro a la hora de moverse, ir a casa de un amigo, a su propia casa, etc. El caso es que la serie se centra en que los dos protagonistas estén en el hospital, que no puedan salir ya que están enfermos y que, por supuesto, no se muevan de su sitio. Al final acaban rompiendo las reglas y esto hace que empeoren las cosas. Pero creo que me estoy echando muy para adelante. Esta obra se centra en la preocupación que se tiene sobre la vida, la despreocupación por los estudios, el desconocimiento y el conocer algo más allá de un simple hospital. Habla de una situación que ya hemos oído hablar bastantes veces, algo cotidiano, doloroso, pero normal ya que no, no somos inmortales. Lamentablemente, todos hemos tenido un conocido enfermo y esto ha hecho que estemos preocupados por él.

Centrándonos en la trama, Hanbun no Tsuki ga Noboru Sora nos cuenta la historia de Ezaki, un chaval de 17 años que tiene una hepatitis leve, un ligero resfriado que acaba siendo más grave y conduce a varias fiebres. ¿La causa? Salir del hospital sin permiso. Ezaki tiene la manía de escapar por la noche para salir del hospital, andar, pasear y tomar el aire. Es un joven bastante activo, quiere salir, como es normal, está en una edad algo complicada, asentando la cabeza, pero aburrido. No tiene mucho qué hacer y la enfermera le regaña cada vez que le ve salir. Suelen ser escenas cómicas aunque es posible que la violencia se desmadre un poco. El carácter de la enfermera es bastante cliché y cotidiano, joven pero gruñona y con un carácter bastante fuerte. Siempre en situaciones parecidas, uno sale y la otra le regaña. Ezaki tiene un amigo, Tsukaza. Siempre que puede va de su casa a casa de su amigo para jugar a la consola. Al final, la trama del protagonista se enfrenta a esa experiencia rutinaria y a ese sendero cotidiano que a mí me gusta. Suelen ser experiencias que me agradan y me reconfortan; sí, parece aburrido, pero me emociona, soy alguien bastante rutinario. Ezaki lleva una vida normal hasta que una nueva integrante al hospital viene de paciente: Rika, que es la otra protagonista de la historia, una chica de su misma edad, 17, callada y marginal en cuanto a la sociedad. No tiene muchos amigos, y el principal problema que tengo con este personaje es su carácter, parece una niña y no una chica de 17. Aún estando en la situación en la que está se comporta como si nada.

Hanbun no Tsuki ga Noboru Sora

Nota de Hanbun no Tsuki ga Noboru Sora

En conclusión, Hanbun no Tsuki ga Noboru Sora es una obra que aunque no sea la mejor en explicar diversos términos, que no tenga los mejores personajes ni la mejor construcción de una trama, ni el mejor guion…sigue siendo una obra que me ha entretenido, me ha hecho vivir una experiencia bastante buena, cotidiana, natural, y muy humana. Una obra que habla sobre la vida, lo frágil que es, lo rápido que se puede desvanecer de alguien, los seres queridos tan dañados que deja, el dolor que sufre la otra persona. Habla sobre un corto amor, un amor de invierno, un amor que, aunque parezca familiar, sigue siendo solamente conocido. Porque el romance solo dura una estación, algo tan frágil como el amor y algo tan sólido como la literatura. Porque el saber es importante, aunque delimitarse es peligroso. La vida es corta, frágil y hay qué saber cómo protegerla. Porque la vida pende solamente de un hilo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.