Análisis

‘Made in Abyss’

Crear un mundo es algo difícil, al tener tanto que abarcar no sabes cómo hacerlo y al final siempre tiras de tropos y de clichés. El construir un mundo original requiere de muchísimos factores, la humanidad ha evolucionado y el tener un universo tan complejo como él es un verdadero reto. Cómo va a ser la sociedad, construcción, arte, arquitectura, simbolismo, religión, fauna, vegetación. La humanidad no abarca todo el mundo y la fauna también es un punto importante a la hora de contar tu historia. Cómo se ha formado ese mundo, de qué está compuesto, si es parecido a la realidad, si es algo totalmente diferente, de dónde provienen, si ha habido algo más antes de ello. Qué tipo de humanidad va a haber ahí, y si va a haber, cuantas personas van a ser, ¿ha avanzado mucho esa sociedad? ¿Es el futuro, una dimensión alternativa o un pasado en ruinas? Todas estas preguntas se las hace un creador que quiere explorar más allá, que le pone cariño a lo que va a construir y que se piensa lo que va a hacer. La mayoría de las obras que quieren construir un mundo lo hacen fundamentándose en el progreso de la nuestra, la mayoría de las obras de ciencia ficción se centran en la sociedad utópica de turno, en el futuro, la tecnología y todos los asuntos sociales y políticos que puede llegar a ocupar eso. Pero, se puede dar marcha atrás, se puede ir a otras fronteras. En el otro extremo, a la hora de hacer un mundo de fantasía, cogen la fantasía medieval.

Como ya he hablado muchas veces, la fantasía medieval ha estado de moda desde los últimos 10 años y hasta ahora no ha parado, ha habido muchísimas novelas, series y juegos tratando el mismo universo, la Edad Media, pero con magia, dragones y mazmorras. La misma historia se repite y a menos que trates un tema diferente o que hagas algo que lo tergiverse de verdad, sigue siendo lo mismo. Y es un lastima que se haga tanto y se profundice en lo menos hondo de todo este campo. Como hablé en el anterior análisis de Danmachi, la fantasía medieval está siendo sobreexplotada en otras fronteras y a menos que el protagonista no tenga muy buen carácter, la obra cae por su propio peso. Como con Psycho Pass o VA-11 HALL-A, hablé de la sociedad, uniones utópicas, sociedades del futuro que tratan temas humanos y que van en contra de la tecnología, esto se está explorando ahora, pero, que tal irnos a otras sociedades más abandonadas. ¿Qué tal irnos a sociedades que muy pocos conozcamos y que se pueda hacer una obra totalmente original, con grupos, fauna, personas, vegetación, arte y arquitectura, originales? Es difícil, sí, pero la obra de la que voy a hablar hoy trata este mundo y lo construye con un vasto horizonte muy rico en detalle, con mucho mimo y con mucho cariño para poner la guinda en el pastel. Una sociedad, religión y una unión centrados en algo, en lo desconocido, en lo profundo, con un único objetivo, uno que se puede mostrar tal y como es y uno bastante original y profundo mostrando verdadera energía a sus personajes. Unos personajes que, aunque sean de menor edad, tienen bastantes buenas intenciones y siempre llevan la alegría ante todo, llevando sus sueños y esperanzas.

Hoy hablamos de una obra que trata un nuevo mundo que se construye a sí mismo, lleno de detalle, cariño y corazón. Hoy hablamos de Made in Abyss.

‘Psycho Pass’

Made in Abyss es una obra que ha tenido bastante éxito, y no es de extrañar. Está basada en un manga de hace poco y ha tenido una buenísima adaptación con muchísimo detalle y cariño. Se nota que le han puesto empeño, dedicación y mucho esfuerzo a esta serie, algo que no se puede decir todos los días de todas las series. Aun así, es una obra que se construye en un nuevo mundo totalmente desde cero, que crea un clima y un ecosistema único con una ambientación bastante sobresaliente. Pocas cosas son las que molestan o las que simplemente no deberían de estar. Se nota un gran cariño y los personajes hablan por sí solos. Se crea un buen equilibrio y aunque en ocasiones sea cliché deja un buen margen para centrarse en lo que quiere. Tiene muy buena composición y una buena dirección la obra. Son temas inquietantes y escalofriantes incluso para adultos los que trata, y solo son niños los protagonistas lo cual hace que sea mucho más duro el viaje. Habla de esperanza, decadencia e insensatez a la hora de tomar las acciones por tu propia mano. No profundiza en la sociedad en sí misma sino en un objetivo mucho más grande que está presente y delante suyo. No tenemos un año en concreto o una época real a la que podamos atarnos así que las influencias son bastante difíciles de ir encontrando por nuestra propia cuenta. Posee un arte precioso y lleno de brillos, colores y naturalidad, sobre todo, natural. Algo orgánico y con formas que puedas sentir y notar.

Posee un ritmo muy bueno y enlaza todos los temas importantes en cada capítulo; faltan cosas, personajes y muchos factores importantes, sobre todo, un final, aún así, es una obra que te deja muy buen sabor de boca y te pone los pelos de punta. Comienza con una subida de energía y ánimos, curiosidad y descubrimiento, después ese sentimiento baja hacia la curiosidad y después se queda en un estremecimiento que se va diluyendo en lágrimas y tristeza, melancolía e inocencia es lo que les depara. Unos protagonistas bien hechos, con pocos estereotipos y sin tirar de lo que quieren muchos, ya que, son niños al fin y al cabo. Siempre tienen energía los niños y es muy difícil ponerles en una situación difícil. Simplemente hay que dejar que se diviertan, en un vasto monte, en un gran bosque, en un lugar peligroso en el que hay que cavar, en el que hay que conseguir reliquias, pero que intentan divertirse. Porque, sobre todo, lo que intenta representar Made in Abyss es la profundidad, lo más oscuro de la naturaleza, el misterio que puede haber debajo y lo que puede deparar si no tienes cuidado, da igual que seas un niño, la naturaleza te engullirá si eres débil, da igual si no tienes cuidado, serás débil. Tiene una filosofía de poder y de escala a medida que avanza, si no puede avanzar, déjalo o morirás. Tiene un pensamiento del más fuerte y es que, no hay que les vaya a salvar a menos que estén solamente en sus casas. No hay nadie que les vaya a rescatar y no hay quien vaya a decirles que todo va a ir bien, están juntos y tienen que afrontarlo.

‘Made in Abyss’

Hablando de la trama en sí, Made in Abyss nos ambienta en la ciudad de Orth, un pequeño pueblo que ha pasado después de tanto tiempo a ser una ciudad medianamente grande. La ciudad está ambientada en una isla y en su centro se ubica el eje principal de la obra, el Abyss o abismo. Un gran agujero de muchísimos kilómetros de diámetro que esconde un misterio aterrador. La serie no profundiza sobre cómo son la gente de ahí o cuales son las principales profesionales, se centra en el Abyss que es lo que importa, por ello, se centra en los orfanatos los cuales dejan a los niños que han sido abandonados para reubicarlos en la sociedad como Cave Riders, agentes o soldados mineros. Los Cave Riders son los que se encargan de bajar al Abyss y documentarse, explorar, matar, vivir y sobrevivir al Abyss, saber qué es lo que hay ahí debajo y poder saber el misterio de todo aquello. No se sabe el origen del Abyss y la obra no te lo explica nunca pero si la ciudad se adapta para que haya un mecanismo para poder bajar con facilidad, que no hay ascensores si no góndolas, mecanismos parecidos y con una estructura similar. En los Cave Raiders hay distintos grados, estos grados se diferencian por los silbatos, esenciales para comunicarse entre ellos si están perdidos ahí dentro, porque, lo estarán, de un momento a otro. Las campanas son todavía bebés, los silbatos rojos son novatos, los silbatos amarillos, azules y morados son medianos y normales; y los silbatos blancos y negros son los expertos y legendarios. En cada grado van mejorando como es obvio y es por ello que es tan importante.

La protagonista está situada en uno de estos orfanatos y no es porque exactamente la abandonaran sino porque sus padres fueron Cave Riders. Su padre fue un Silbato negro y su madre es un Silbato blanco. La protagonista es Riko, una niña de 12 años que quiere llegar a ser como su madre, pone mucho empeño pero es demasiado enérgica y hace demasiadas trastadas, aun así, tiene mucho coraje y todo lo que quiere lo intenta. Su madre se llama Lyza y tiene un historial increíble siendo Silbato blanco, consiguiendo una de las mayores reliquias de toda la ciudad. Es una leyenda en la ciudad y hace 10 años que se fue de expedición, normalmente tardan semanas pero al ser de tan alto rango los años aumentan en estas capas, al estar en mas capas, más difícil se hace. Pero ella tiene esperanza en que sigue viva, ya que no hay ninguna prueba de lo contrario. Cuando, un día, la góndola sube con uno de los Silbatos negros que ella conoce, con la libreta de su madre, notas, mensajes, documentación, y, el Silbato blanco de su madre. Cuando un silbato es traído a la superficie significa que ese Cave Rider ha muerto, pero este caso, era diferente, todavía había indicios de que estaba viva, es por ello, que, más tarde, decidiría bajar. Antes de aquello Riko se encontraría con su salvación, el robot quien la salvó, no tenía nombre y era bastante misterioso, después de despertarle le llamó Regu. Este robot es uno de los protagonistas y es el más misterioso de todos ya que no se sabe de dónde vino ni cómo. Regu es al parecer un robot el cual tiene una diadema metálica y cada vez que se pone su casco se activa, un símbolo, algo. Consta de un organismo prácticamente humano y unos brazos que le ayudan a propulsarse hasta 40 metros más allá. No se sabe de dónde vino ni quién es pero al parecer aparece en una nota de su madre la cual vio algo parecido o tuvo contacto con un ser parecido. La trama comienza con la aventura de Riko y Regu para protegerla de la infiltración e introducción al Abyss, lo más peligroso. Hay una nota de la madre de Riko que al parecer la llama, aquí, es donde comienza la trama.

Made in Abyss

El problema que puedo tener con Made in Abyss es poco pero, el único, es el poco contenido que abarca la serie, está bien compuesta pero hace falta más minutos por capítulo para seguir la serie, aun desperdiciando más en la propia introducción. Tiene un final muy largo, forzando lo largo que es, aun así, muy bueno, pero, muy abierto. Sin una buena continuación pero permaneciendo con una buena historia.


Nota de ‘Made in Abyss’

En conclusión, Made in Abyss es un obra que construye un mundo propio, original, complejo, detallista y con mucho cariño en los que hace. Unos escenarios increíbles, una trama muy buena y unos personajes con mucho cariño de hacer y de ver. Una obra que trata a los niños como aventureros y que los ensalza a la aventura, que deja que correteen felices y libres como lo que son pero que les enseña las durezas de la vida a carne viva. Que representa la naturaleza en estado puro y absoluto. Una obra que trata temas duros y difíciles de superar a unos simples niños que lo quieren es explorar, salir y ver qué es lo que hay más allá del horizonte, mas allá del abismo. Una naturaleza misteriosa, comiéndose al más fuerte. Si nos infiltramos más abajo necesitamos estar preparados, si eres débil mueres, si eres fuerte, puedes conseguirlo. Porque, cuanta más presión, más tenemos que aliviar con nuestras muertes y sufrimientos. Un viaje de no retorno.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.