Viajan

Andén de la estación 9 de julio de la línea D del subterráneo de Buenos Aires. Una marea de anónimos avanza hacia las salidas o hacia otra línea. Son parte de una coreografía que jamás ensayaron o que vienen ensayando sin saberlo desde que iniciaron sus rutinas. Un tren se detiene. Salen decenas de personas y se suman a esa coreografía. Llenan los escasos vacíos que hasta ese momento sobrevivían en el espacio. En un punto del andén hay una pareja. Están detenidos. Sus cabezas sobresalen. La quietud y la altura los diferencian. Están enfrentados. La multitud los esquiva, como hacen los brazos de río que evitan sin quejarse las islas de un delta. Tienen los labios juntos y los ojos cerrados. El beso es largo. Los ojos no se abren. Miran hacia adentro. Viajan.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.