Cómo funciona sacarle provecho a una curiosidad incontenible, una vez por semana

Acerca de ‘Cómo funcionan las cosas’, un ‘newsletter’ semanal acerca de todo, y a veces de nada.

Pocas cosas nos dan más terror que abrirnos al mundo. Las redes sociales parecerían blindarnos frente a lo inconveniente de las vidas ajenas y presentarnos una forma de mostrarnos frente al mundo que deja de lado la forma en que realmente nos sentimos y lo que realmente pensamos.

Fue en torno a un ejercicio por revertir esto en mi vida que hace algunas semanas decidí comenzar con Cómo funcionan las cosas, una incursión en el formato de correo semanal como experimento de comunicación. El correo tiene algo de íntimo, algo de personal, que creo que no se logra en las redes sociales o un blog. Por ejemplo, abre conversaciones personales con quienes responden a lo que escribo. A veces mis ocurrencias despiertan apreciaciones en los demás que no podría haber anticipado y nos envuelven en diálogos íntimos sobre cómo funcionan las cosas; o mejor dicho, cómo vivimos la forma en que funcionan las cosas.

En Cómo funcionan las cosas me propongo abordar un tema por semana explorándolo no sólo con fines explicativos sino también personales: la consigna detrás es analizar cada tema sin perder la subjetividad. Escribo sobre todo, aunque a veces un poco acerca de nada.

El proyecto surgió de mi motivación por escribir con mayor frecuencia y volcar de forma textual mis exploraciones semanales sobre una plétora de distintos asuntos. Consumo información a veces a un ritmo demencial. Pero la mayoría de lo que aprendo suele quedarse en mi cabeza o a lo sumo protagonizar alguna conversación con amigos. De este modo, la idea detrás del proyecto es tomar uno de esos temas una vez por semana y contárselo a los suscriptores.

Si tuviera que identificar a quién está dirigido el proyecto, supongo que a quienes tienen una curiosidad que no pueden contener. Mi interés está en lograr que mis escritos resuenen en quienes también se dedican a entender cómo funcionan las cosas, que no sólo hay sino que hay a montones.

El newsletter sale todos los domingos a la mañana por correo electrónico y dos semanas más tarde sale publicado en Medium como entrada, aunque sin el comentario editorial semanal. Pueden suscribirse a la publicación en Medium, como también pueden suscribirse a la lista de correo.